La radio por Internet va a morir debido a la codicia de la Industria Discográfica

La radio por Internet va a morir debido a la codicia de la Industria Discográfica

No hay mejor manera de describir lo que la industria discográfica está haciendo con Pandora, y decenas de otros servicios similares, que revivir lo que Gregorio I, el Magno describió como el tercer Pecado Capital durante el siglo VI.

Pandora es una empresa seria, con US$21.3 Millones en inversión, con un genio como fundador, con una tecnología sorprendente de por medio y, lo más importante, con más de 40.000 fanáticos usando este servicio de recomendación musical diariamente.

Hoy tiene más de 15 millones de usuarios y su aplicación para el iPhone se ha mantenido entre las 10 más usadas y bajadas en las últimas tres semanas.

Todo comenzó hace ocho años, y una vez más, la RIAA (que a todo esto se esconde tras SoundExchange) está orinando (para no ser demasiado vulgar) en su propia comida.

El año pasado, un panel federal ordenó duplicar el precio de derechos de autor por canción para las empresas que transmiten música por Internet.

Lo curioso es que tanto las emisoras de radio tradicionales como por satélite no están afectadas por este abuso. ¡Pero claro! La música por Web es el segmento de la industria que más está creciendo y más usuarios legítimos está ganando. Es por eso que SoundExchange, digo la RIAA, tiene que hacer todo lo posible para sacar el máximo de provecho a esta tendencia.

Me acabo de dar cuenta que con mi frase anterior, se hace presente otro pecado capital: La Gula.

En ningún momento estamos diciendo que que todo tiene que ser gratis y que nadie tiene que ser compensado. Pero existe una diferencia entre ser justos y ser golosos.

Si consideramos que de los US$25 Millones en ingresos que Pandora tiene proyectados para este año, un 70% va a ir directa y exclusivamente a pagar los derechos de autor, no existe empresa, industria ni asociación profesional que pueda sobrevivir.

Lo más curioso, sorprendente y casi diabólico es que, en nuestros tiempos, sin servicios como Pandora, ni la propia industria discográfica va a poder sobrevivir.

Links:
Giant of Internet Radio Nears Its ‘Last Stand’ (Washington Post)
SaveNetRadio.org