iPhone 3G: Desempaque y pruebas en Chile

iPhone 3G: Desempaque y pruebas en Chile

por

Y ya lo tenemos en las manos. La versión chilena, claro (je-je), y tan solo por 24 horas gracias a la gentileza de la gran M. Hemos aprovechado de hacer todo lo que podemos: desde instalarle aplicaciones, pasando por jugar con el GPS, testear la velocidad del 3G en interiores y exteriores hasta tomarle muchas fotos y screenshots. Todas las fotos y nuestras apreciaciones, tras el salto.

Cómo lo recibimos, restauración y activación

El teléfono llegó con un 2.0.2 algo lento y ya configurado, por lo que antes de hacer cualquier prueba tomamos la decisión de borrar todo lo que contenía y partir las pruebas en limpio. De todas maneras, guardamos una copia de seguridad de los datos ya existentes y procedimos a la restauración (legal).

Una vez lista, la activación fue un chiste de tan corta que fue. Recibimos los ajustes del operador, los que se instalaron en un instante y ya estábamos listos para comenzar a configurar el teléfono a nuestro gusto.

Le pedimos que sincronizara la música, algunos programas de TV, podcasts, contactos, cuentas de correo, fotos y demases. Al poco rato, tan solo quedaba limpiarlo un poco y poner los grasosos dedos en la pantalla para comenzar.

Google Maps + aGPS = WOW

Estoy sorprendido. La rapidez y precisión que tiene — tanto en exterior como en interiores — es buenísima. Primero, se basa en los datos que recibe de la triangulación celular mientras busca los satélites y carga los datos desde Google Maps vía 3G (o WiFi). La mira se va acercando a medida que va encontrando los satélites GPS, hasta terminar en un punto azulado que se mueve contigo y destella cual sonar. And boom. Eso, sumado a que ahora puedes buscar direcciones en Santiago, seguro lo van a hacer un excelente compañero para quienes gustan de perderse caminando.

Rendimiento 3G v/s WiFi

Estuve ocupando 3G buena parte de esta tarde y la merma en la batería se sintió. Terminé al 10% después de haber recibido el equipo con carga completa, pero debo considerar que hice un uso intensivo de la conexión de datos (navegación, correo electrónico), del GPS, varias llamadas telefónicas (ninguna superando los 15 minutos corridos) y la cámara de fotos.

En cuanto a la velocidad, y de acuerdo a TestMyiPhone, logramos una velocidad bastante aceptable de descarga en exterior (850kbps, aproximadamente). Estuvimos en el Metro con él y perdimos hasta la posibilidad de utilizar EDGE en la Línea 1, pero no así la señal. La conectividad regresó — curiosamente — en la Línea 4. Luego de salir, experimentamos un pequeño vacío de señal que se arreglo en unos cinco minutos y que no se ha vuelto a repetir.

En resumen…

Sí, el iPhone 3G funciona exactamente como yo esperaba. Cumple. Creo falta medir más a ciencia cierta como se comporta la batería adicionándole el uso intensivo de las capacidades multimedia (altavoces integrados incluídos) y el rendimiento frente a un equipo de primera generación, pero aún tenemos (algo de) tiempo para hacerlo.

¿Quejas? Quizá solo una: sí, se ensucia de solo mirarlo y lo veo como un imán de rayones, a pesar que se siente firme y seguro. Hágase un favor y consiguete alguuna funda o protector para la pantalla y la carcasa, si no quieres estar prácticamente todo el día tratando de mantenerlo lo más limpio posible.

Nuevamente, le agradecemos a Movistar por el breve — pero significativo — préstamo.