[Labs] Alone in the Dark

[Labs] Alone in the Dark

Me dolió la cabeza…

Realmente nunca sé como introducir un análisis, especialmente de un juego que sólo escuché hace varios años como ser “la patada para PSX PC”, mientras me imaginaba que por el título uno debía estar solo y en la oscuridad. Años más tarde, la última entrega de la franquicia llega como algo totalmente nuevo, más puzzlesco y más occidental.

¿Será suficiente ésto para ser digno de nuestro dinero, o de nuestro basurero?

Alone in the Dark es un juego que trata de ser dramático, terrorífico e ingenioso. Bueno, por lo menos, así ha tratado de ser su saga cada vez que ha salido al mercado. Por lo menos, así recuerdo la versión de PSX PC cuando salió, usando cámaras de escenario – si se pueden llamar así – con lugares ultra tétricos y con sorpresas a la vuelta de la esquina.

Obviamente el tiempo pasa. Alone in the Dark Infrogames pasó a ser Atari mientras los desarrolladores no tocaron nunca más el el proyecto por la típica pelea de orientación del juego por parte de la productora. Hoy Atari decidió darle un nuevo sentido a el survival-horror de origen, de alguna forma reseteando el juego y walá, nacio chocapic!

Atari decidió que la próxima entrega de Alone in the Dark no sería desarrollada por los “padres” de la saga, ya que se han dispersado por varios estudios, sino por uno nuevo llamado Eden Studios, quienes han hecho Test Drive Unlimited y varios otros juegos menores.

El juego está disponible para XBOX 360, y PC, sin embargo para Wii y PS2 está disponible pero por el estudio Hydravision con Obscure: The Aftermath, survival-horror que no le fue “muy bien”. Una versión para PlayStaton 3 se vendrá pronto que será mejorada, y un parche para 360 también.

El juego en PC según leí presenta mejor calidad gráfica pero hasta-por-ahí-no-más. Probablemente si ya lo jugaste en consola, en PC no te perderás nada. Dicho sea de paso, no necesita un PC a lo Crysis para jugar, la mayoría de las veces topé 60fps a 1280×720, toda la calidad en alta.

La historia es bastante confusa al principio, ya que no sabes nada de tí mismo. Básicamente te levantas en una cama mientras te llevan a un lugar para asesinarte (o algo así), hasta que por una grieta en una pared terminas libre y walá. Posteriormente terminas sabiendo que eres Edward Carnby, un joven anciano de 100 años que viene a salvar la humanidad de Lucifer, gracias a una piedra que contiene su alma. Esto recién lo llegamos a saber después de varios capítulos adelante, y si jugaste el primer Alone in the Dark, verás una curiosa conexión de nombre.

Eventualmente te topas con lo que será tu compañera, Sarah, para llegar a salvar el mundo en los episodios finales, pero de alguna manera la historia no desarrolla bien los personajes. Sorpresivamente a Sarah le da por ver a Carnby como su novio, siendo que no sabemos mucho de sus actitudes ni cual era su motiviación clara. Para que decir el antagonista, que es malo porque es malo.

Avance de la historia es tedioso ya que hay grandes espacios de juego entre las “escenas importantes”, varias cosas parecen ser “puro relleno” sumado a los puzzles. Es interesante hasta los capítulos que siguen después de caer en Central Park. Si deseas pasar derechamente al contenido, la opción de “adelantar capítulos” parece buena opción pero no nos deja ver el capítulo final. ¿Si está porqué no funciona en el último capítulo? ¿Y porqué omite más secuencias? Adelantas un capítulo y terminas en un acantilado sosteniéndote de una cuerda sin saber porqué.

A todo esto, es un survival-horror, y el elemento de la sorpresa a veces está muy descuidado, o mejor dicho, a veces el chiste o susto es muy predecible. En una parte pasé debajo de un auto, claramente se iba a caer después que yo pasara… y adivinen qué pasó. Si quieres que te saque un susto, muchas veces no lo va a lograr.

Tengo que decir que el efecto del fuego en Alone in the Dark es muy bueno. El fuego en la madera se comporta como tal, incendiándose y terminando ésta en cenizas. Se logra apreciar aún que son polígonos superpuestos, pero sólo si prestas mucha atención. Para la jugabilidad, es muy entretenido resolver acertijos y puzzles usando este recurso.

Se supone que en juegos como Alone in the Dark, el uso de la iluminación y las sombras proyectadas es clave. Tengo que decir que la iluminación, por lo menos en los primeros capítulos, está bien lograda, pero muchas veces observamos sombras a 16 bit (gradiente de color a tres pasos, miren la imagen), y eso que estamos en el año 2008 maldición!.

Otra cosa que recalcar son los efectos de físicas cuando estás saliendo del hotel y todo el escrombros están cayendo. Son interesantes en las escenas pre-armadas, pero luego te das cuenta que en el resto del juego hay muñecos de trapo, rocas de plumavit y zombies que se desploman solos. Las físicas son un buen recurso en los puzzles, pero no se llevan muy bien cuando manejas en auto, incluso.

Para qué decir cuando nuestro personaje está herido. Las “heridas” parecen manchas de mostaza vencida ¡ENCIMA DE SU CHAQUETA! El efecto se ve bien sobre la camisa, pero no cumplen su cometido en otras partes del cuerpo. La mecánica de curación por medio del spray o vendas es buena idea, pero se ve mal.

Hay una buena banda sonora, de alguna forma te evoca como si lo que está pasando estuviese predestinado a suceder, lo de Central Park y todo eso, pero por alguna razón sientes que no “calza” bien. En vez de tener un ambiente tétrico y propenso a asustarte, obtienes algo nada que ver con la idea de los zombies y aves succiona sangre.

Para qué decir sobre los efectos de sonido cuando golpeaso cosas. Muchas veces la intensidad del golpe – por ejemplo del choque del auto con un poste – es inexistente o no es acorde a lo que sucede realmente.

Y la actuación vocal en inglés tiene tantas garabatos innecesarios que pasado un tiempo no se sienten nada bien al escucharlos. La versión española puede tragarse un poco mejor ya que no abundan tantos y son dichos de “buena forma”. Si quieres escuchar “shit & fuck” varias veces, instala la versión en inglés.

La cámara a veces nos juega una mala pasada, por ejemplo cuando tuve que matar una especie de nido de pajarracos. Al volver, la cámara cambiaba y no lograba ubicarme bien detrás del parapeto para tomar el inventario y hacer más molotovs.

Cuando se trata de golpear a algún zombie con algún elemento, especialmente con algo de fuego para matarlos, el mouse se usa para determinar la direccionalidad del golpe, pero es suficientemente difícil que termina por ser otro obstáculo anti-divertido y frustrante.

Hay mucho enfoque en la acción y el puzzle, pero la alta dificultad por el pésimo inventario es una constante prueba y error. El inventario es tiempo real, y es una excelente idea fabricar tus elementos, pero luego te das cuenta que es difícil de ocupar cuando no tiene los elementos necesarios. En pocas palabras, muchas veces estarás haciendo molotovs o colocándole combustible a las balas para que luego un zombie te golpee. A propósito, terminas usando muchos explosivos y “disparos de fuego” en los combates.

Hay varios enemigos interesantes, aunque la mayoría son zombies, pajarracos y bicharracos (a excepción de los jefes). La mayoría de los enemigos los debes matar usando fuego, y eventualmente llegarás a un punto donde repetirás mucho el combate tipo golpea – busca inflamable – quémalo. Sobre manejar en auto (es una forma de escapar del peligro), es demasiado falso el salto que dan los zombies sobre él.

Literalmente cómo NO se debe hacer un juego. Transformaron una buenas ideas en algo tedioso, y una jugabilidad que es carcomida por el deseo de terminarlo luego, ya que a grandes rasgos, existe demasiado relleno e ideas mal ejecutadas. El fuego es excelente, pero no mejora el resto de la experiencia gráfica y auditiva. El resultado es híbrido entre una serie y un videojuego, frustrante de ver, jugar y embarazoso de escuchar.

Dedícate a estudiar o trabajar mejor…