TechCrunch propone un internet table barato

por

Queremos esto. Acá está la idea, ahora que alguien lo fabrique

Una vez el diputado Enriquez Ominami dijo que estaba dispuesto a recibir proyectos de ley escritos por ciudadanos en su página web. Que la labor de legislar no necesariamente debe salir de una oficina parlamentaria. Aunque probablemente nadie envió un proyecto, él tenía razón, y su idea se aplica a otras cosas, como el diseño de gadgets.

Verán, no basta con sentarse a pensar: “Vaya, qué bueno sería si alguien inventara tal o cual cosa”. Es posible inventarla uno mismo aún sin conocimientos de ingeniería, electrónica, márketing, logística o distribución, por la sencilla razón que los productos nacen de ideas abstractas -el acto de inspiración- y se completan con consideraciones prácticas -el acto de transpiración. La transpiración es metódica, la inspiración no. ¿Cuántos inventos se habrán perdido en ese limbo porque el que sabe cómo fabricarlo no tiene una buena idea, y el que tiene la buena idea se la guarda porque no sabe cómo fabricarlo?

Pero basta de abstracciones. TechCrunch ha decidido romper el círculo vicioso de los inventos no concretados, proponiendo un prototipo desde la trinchera del usuario: “Queremos esto. Acá está la idea, ahora que alguien la fabrique.”

La idea no es nueva y creo que ha estado rondando mi cabeza y la de ustedes por mucho tiempo: un dispositivo para navegar. Algo liviano, delgado, con resolución de al menos 1024 de ancho, touchscreen y que no haga nada más. Un sabor ultraligero de linux cuyo único escritorio gráfico sea el motor de Firefox. Punto.

Inventos que iban por este camino se han perdido por no tener claro lo que se necesita, lo cual deriva de no tener claro lo que los usuarios finales quieren. Mientras el Nokia N810 y sus antecesores, y en menor medida el iPhone -que en realidad es para otra cosa- fallan en ofrecer una pantalla cómoda para navegar. En resumen, en este momento no hay un dispositivo en formato tablet que sea delgado, barato, con pantalla decente y que sea sólo para navegar. Es hora de inventarlo.

TechCrunch piensa liberar las especificaciones de su prototipo para que lo construya el que quiera sin pagar royalties. Si no es mucha la patudez, yo voy a ir un paso más allá diciendo: no lo hagan X86. Vayan y golpeen la puerta de NVIDIA y métanle una plataforma basada en ARM como NVIDIA Tegra. Encontrarán a una empresa más que dispuesta a soñar con una opción de salir del agujero. Y para correr Linux y Firefox créanme que no se necesita X86.

Fuente: TechCrunch