Nanomateriales de Autoensamblaje mejorarían células de combustible

por

Y además permitirían placas madres ópticas…

Supongamos que queremos soñar con algo que funcione perfecto en el área de la construcción. ¿Que esperaríamos? Probablemente que uno tenga que poner todos los “ingredientes” del edificio juntos y este se construya solo. Esto es lo que sucede con los nanomateriales de autoensamblaje. Lo complejo es que forman estructuras de tamaño macromolecular pero cada una de sus partes no es mayor a 1 nm, por lo tanto, la manipulación es complejísima.

La noticia, luego de la intro, es que científicos de la Universidad de Cornell (que no significa Cornudo :zippypozo) descubrieron una nueva forma en que un metal (Platino en este caso) se autoensamble como una estructura útil. Su técnica involucra tres ingredientes: Un polímero (las mallas), un ligante (cemento) y el platino (ladrillos) y con estas piezas mas la técnica que descubrieron se autoconstruyen un edificio útil, en este caso, para catalisar a las células de combustible modernas. Curiosamente, y como se repite en mil fenómenos, la estructura necesaria para esto tiene que ser la que tenga mayor área en un determinado volumen y, aprendiendo de las abejitas, la geometría de la estructura que forma es la de un panal de abejas.

Otra cosa más interesante para nosotros (como sitio, no como humanidad) es que este proceso estiman que puede ser usado además para hacer nuevos dispositivos plasmónicos. ¿Que son estos? Cosas muy pequeñas que generan luz muy intensa de manera muy rápida usando muy poca energía (es decir, el sueño de la computación óptica). La gracia es que usando eso los electrones por una superficie conductora podría llevar información en volúmenes similares a las fibras ópticas. En palabras simples, imaginense una placa madre en que en vez de todos los cables de cobre que se ven haya una fibra óptica. ¿Alguien dijo bus de 6 Ghz?

Fuente: Dailytech