El Open Source en Móviles se Pone de Moda

El Open Source en Móviles se Pone de Moda

por

La era de la explotación del software Open Source o de código abierto por parte de grandes empresas privadas ha comenzado en el sector móvil y la mano de obra barata gratuita es la guía en el camino.

Con toda la cobertura que tuvimos la semana pasada con respecto al lanzamiento de los GPUs de AMD, un gran suceso noticioso pasó relativamente inadvertido: la compra de Nokia del 52% restante de Symbian y la conversión de ésta en un proyecto Open Source. Symbian, para quienes no lo saben, es el sistema operativo para celulares inteligentes (smart phones) más usado del mundo con una participación de mercado del 65%. Antes de este anuncio, existían tres interfaces gráficas diferenciadas principales que corrían encima del SO Symbian (para la gente de avanzada edad computacional, se puede relacionar como cuando Windows era una entre muchas interfaces gráficas que corrían sobre DOS): S60 de Nokia, UIQ de Sony Ericsson y Motorola y MOAP de NTT DoCoMo. Utilizando S60 como base, se agregaran las mejores cualidades de las otras dos y se creara una interface unificada. Aparte de los miembros mencionados, también serán participes de la nueva fundación Symbian pesos pesados de las telecomunicaciones como: AT&T, LG Electronics, Samsung Electronics, STMicroelectronics, Texas Instruments y Vodafone.

Tres días después LiMo Foundation y LiPS, (dos empresas dedicadas a desarrollo de sistemas operativos y APIs para aparatos móviles) en donde también hay participación de empresas de gran peso en el mundo de las telecomunicaciones, se fusionaron para acelerar el desarrollo de Linux en plataformas móviles.

Estos dos anuncios, junto con el lanzamiento de la plataforma Android de Google pareciesen indicar que el desarrollo de sistemas operativos de código abierto para dispositivos portátiles está de moda, sin embargo, esto va mas allá que las simples buenas intenciones de liberar software a las masas. Cuando Google lanzó la primera piedra al anunciar Android, Nokia entre muchas empresas le restó relevancia a esta noticia indicando que “No lo ven [a Android] como una amenaza” y que “Conceptualmente, nosotros podríamos haber hecho un anuncio similar hace mucho tiempo”. Al día siguiente, después de analizar la documentación de Android entregada por Google, el tono de Nokia se había moderado: “Si llegásemos a encontrar esto [Android] beneficioso, consideraríamos en tomar parte en ello.”.

Viendo los resultados de las increíbles aplicaciones desarrolladas para Android, después de que Google lanzo un concurso con 10 millones de dólares en premios y considerando que una plataforma sin aplicaciones paso a tener 1700 de ellas donde muchas son considerablemente más innovadoras que las disponibles hoy en día para plataformas maduras, Nokia decidió que lo que había visto era suficiente.

La empresa finlandesa vio el increíble poder, no del código abierto sino del poder del de extraer de forma prácticamente gratuita el talento y el tiempo libre de las personas, ahorrándose con ello millones de dólares en tareas como investigación y desarrollo. Si creyeron que el outsourcing es una estrategia cruel para minimizar costos en una empresa, ésta es la máxima expresión de todas las técnicas existentes para ahorrar costos. Con una inversión ínfima, Google se ahorró costos que van desde la contratación de personal, hasta el pago de sus salarios y creó un ecosistema de aplicaciones que le ofrecen una ventaja competitiva a su plataforma. ¿La gran diferencia con el outsourcing? La gente está dispuesta a hacerlo y queda más que conforme con su paga.

Ahora, con tres plataformas móviles de código abierto, la batalla de las empresas que no operan en esta modalidad como Microsoft, Blackberry y Apple será mucho más difícil. Con un universo mucho más amplio de desarrolladores que pueden contribuir a mejorar las plataformas (muchas de ellas de forma gratuita), el poderío de estas tres empresas puede verse disminuido pues los recursos que disponen para tener más gente aportando a la plataforma son limitados. Se abrirán muchas oportunidades para crear productos basados en los nuevos desarrollos de hardware (¿NVIDIA Tegra? ¿Intel Atom?) con plataformas que estén establecidas en el mercado (Symbian) o sean soportadas por gigantes (Android) y que tengan todos los beneficios que traen las plataformas Open Source. Cuando uno puede escoger ser libre, ¿Qué beneficios puede traer pagar licencias (Windows Mobile) o depender de una empresa que bendiga tus desarrollos (Apple)?

Con los sucesos de la semana pasada, el ecosistema de plataformas móviles debiese cambiar radicalmente si es que se respetan los acuerdos de las organizaciones creadas y no se defienden intereses particulares. En caso de ocurrir lo anterior, se potenciarían sistemas operativos para móviles muy avanzados que por sus características, podrían redefinir no solo el mercado de los celulares y aparatos electrónicos menores, sino también el naciente mercado de computadores ultra-portátiles y económicos como el EeePC de Asus. Al mismo tiempo, desarrollos como Atom, podrían perder relevancia con respecto a otras plataformas de hardware tales como ARM pues estas últimas siempre han ofrecido las mejores prestaciones en cuanto a los parámetros relevantes de estos nuevos computadores ultra portátiles: ahorro energético y costos. Como se puede ver, al igual que el mercado de los GPUs, se vienen tiempos muy interesantes para los aparatos móviles así que tomen asiento en primera fila y dejen que nosotros les contemos como se desarrollará esta historia.

 

Comente esta columna