El nuevo Kindle podría apuntar a los libros de texto

El nuevo Kindle podría apuntar a los libros de texto

por

Oigan, pero todos los libros son de texto!

Entendámonos para empezar, cuando decimos libros de texto nos referimos a los libros de dos kilos que un estudiante universitario debe acarrear por la vida. A veces más de uno al mismo tiempo, y todos ellos carísimos.

Dicho lo anterior, durante la semana se ha rumoreado la próxima venida de una versión 2.0 del Kindle, el Ebook Reader de Amazon y proyecto regalón de su “dueño” Jeff Bezos.

Esta versión 2.0 serían en realidad dos versiones. Una más pequeña que la actual y otra más grande en formato 8.5×11″, lo que comúnmente conocemos como formato carta. Con este tamaño, el Kindle 2.0 se volvería un aparato ideal para alojar versiones electrónicas de los libros de texto.

Actualmente las editoriales están bastante habituadas a emitir sus libros en formato electrónico. Generalmente en PDF o variaciones que combinan PDF con otros formatos y aplicaciones interactivas. Lo malo es que fuera de servir como material de consulta para el hogar, se ha avanzado muy poco para hacer de estas versiones electrónicas una auténtica alternativa portátil y ligera de un libro de texto. Los actuales lectores de Ebooks son demasiado pequeños, mientras que los notebooks no tienen suficiente batería como para este cometido. Mal que mal, una sala con 100 estudiantes definitivamente no aguanta esa cantidad de equipos conectados a la corriente.

Si el Kindle 2.0 lograse posicionarse como alternativa a los libros de texto, estaría entrando a pelear una tajada de un mercado que mueve 5.500 millones de dólares al año. Puede que haya un ángulo muy interesante para glorificar a los ebook reader después de todo.

Fuente: TechCrunch