Gracias, Bill

Gracias, Bill

por

 

Llegó el día. Después de dos años, es hora de despedirse.

Bill, el equipo de FayerWayer quiere agradecerte los 33 años de tu vida que pusiste al servicio del sueño que fundaste junto a Paul Allen allá en los setentas, buscando pensar el software como una herramienta utópica. Sabemos tan bien como tú que, a pesar que Windows es el sistema operativo más popular del planeta y lo consideres tu legado — junto con Office –, aún necesita mejorar, y creemos que Steve (Ballmer) hará su mejor esfuerzo; por ganas no se queda.

Aunque te hayamos golpeado duro, en el fondo de nuestro corazón hay un botón Inicio escondido. Por eso, te echaremos de menos. Por eso, y por tus US$58.000 millones que depositaste en mi cuenta de las Islas Caimán esta mañana, recibe nuestras sinceros agradecimientos y unas palmaditas en la espalda. De corazón, esperamos que todo en Redmond siga tan bien como hasta hoy. ¡Salud, y a descansar!