New York quiere recolectar impuestos de Amazon

por

Aunque Amazon no tiene presencia física en el estado

Los abogados de Amazon están furiosos por lo que hoy se conoce como el Amazon Tax, aprobado por el gobernador del estado de New York, el cual cambia ingeniosamente la regulación para poder recolectar impuestos de las ventas hechas por Amazon, pese a que el etailer no tiene ni siquiera oficinas en ese estado.

Actualmente, la ley limita la capacidad de un estado de percibir impuestos derivados de las ventas por internet a los etailers que tienen presencia física en ese estado. Parece razonable. Adicionalmente, los clientes residentes de un estado debieran rendir cuentas por los impuestos derivados de sus compras por internet, aunque en realidad esto cae en un vacío legal y en realidad nadie los paga.

Según la nueva ley, Amazon tendría que pagar al estado de New York debido a que muchos sitios con base en ese estado publican avisos del etailer, llamados referral links. Amazon, por su parte, insiste en que no les corresponde a ellos pagar por sus afiliados, que es inconstitucional gravar las ventas por el sólo hecho de haber sido ofrecidad en un sitio neoyorkino en un aviso publicitario, y que ellos ni siquiera llevan un registro del lugar físico en donde están constituídos los miles de sitios afiliados a su red publicitaria.

Si una ley de este tipo tiene éxito, se abre la puerta para que otros estados quieran gravar las ventas de cualquier etailer que avise en un sitio constituído o alojado en el estado, y esto de paso nos golpea a todos porque se vuelve aplicable, por ejemplo, a Google Adsense. En otras palabras, por el sólo hecho de alojar nuestros sitios en los Estados Unidos, Google podría retener parte de las ganancias a cuenta de impuestos que no tendríamos cómo verificar. Linda cosa.

Fuente: Ars Technica