Metodología para Análisis de Monitores

Metodología para Análisis de Monitores

por

Revisar monitores de LCD no es tarea sencilla. Como en CHW queremos que lean los mejores análisis que puedan encontrar, hoy los introduciremos a la metodología que ocuparemos para esta area. Largo e intenso, pero no lo volveremos a repetir.

Cuando CHW se lanzó a la empresa de revisar monitores LCD teníamos más que claro el hecho que esta no es una tarea sencilla, pues la calidad de un panel LCD es el resultado de la suma de un gran número de parámetros. Aislar y analizar cada uno de estos factores es una labor bastante distinta a la de realizar un review de una tarjeta de video o un procesador, pues en este inusual mundo no tenemos ni 3DMark ni SuperPI, y de hecho ningún programa será capaz de decirnos por sí mismo la calidad de uno de los periféricos más importantes de nuestro PC.

Aunque pareciera que lo que acabamos de decir resultará en revisiones volubles y subjetivas, la verdad dista mucho de esto. Como veremos en las próximas páginas, un panel es una combinación fascinante de parámetros individuales, y que con las herramientas adecuadas se pueden cuantificar y sumar a la experiencia personal para concluir en un perfil sólido y completo.

Como estas pruebas son algo desconocidas en nuestras latitudes, y dado que sus resultados pueden ser algo crípticos, un artículo acerca de la metodología que utilizarán todos los reviews de paneles LCD de ahora en adelante está a la orden del día, en primer lugar para discutir con espacio y comodidad todo lo que tenemos que manejar sin alargar todas las revisiones futuras con redundancias, y en segundo lugar para profundizar ligeramente en la teoría de algunos de estos aspectos. Este es justamente el objetivo de este artículo preliminar: especificar la metodología que usaremos en cada prueba y discutir el qué significan sus resultados.

Sin más preámbulo, entramos de lleno a nuestro cometido.