mAnálisis: CoolerMaster Hyper Z600

mAnálisis: CoolerMaster Hyper Z600

por

Tenemos un nuevo mAnálisis para esta semana y se trata nada menos que de un producto Coolermaster que acaba de lanzarse al mercado, para el cual tenemos la exclusiva en idioma español. Entérate de su aspecto, prestaciones y rendimiento, en el siguiente mAnálisis.

Hace algunos días nos juntamos con los responsables de CoolerMaster en nuestra región para discutir y conversar de sus productos presentes y futuros. Fue en esta ocasión en que nos encontramos con el CoolerMaster Z600, su más nuevo sistemas de refrigeración de alto desempeño, y hoy lo tenemos por un corto periodo de tiempo para hacer un micro-análisis al respecto.

El recién lanzado Z600 que hizo su primera aparición en CeBIT es un enorme disipador que permite ser ocupado en tres configuraciones, de forma pasiva, con un ventilador de 120mm o con dos de ellos, a la usanza del mítico Hyper 6+.

Su presentación consiste en una caja de cartón con un símbolo en forma de cruz, que como verán más abajo no es un simple símbolo, sino la sección del disipador mismo.

Dentro de la caja exterior viene otra caja de sencillo cartón blanco, la cual provee firmeza y protección al cooler mismo, y contiene en su apartado superior los accesorios, adaptadores  e instrucciones. 

Dentro viene lo que en realidad importa: el CoolerMaster Z600, una torre cuya sección efectivamente tiene forma de X. En este disipador las aletas, heatpipes y bloque están hechos en aluminio.

La vista superior revela la forma en X que se mostraba en la caja. Como ven, posee una vistosa insignia de CoolerMaster que saltará a la vista en un gabinete con ventana.

Otra vista en perspectiva que deja ver la sección del heatsink.

Su base esta adecuadamete terminada con un aspecto tipo espejo.

 

Su compatibilidad es amplia y soporta tanto procesadores Intel en zócalo 775 como aquellos de AMD en 754, 939, 940 y AM2/AM2+. El concepto del mismo, es de seis heatpipes de 6mm de diámetro, con una dimensión total del producto de 127x127x160mm y un peso de algo más de un kilogramo, lo cual lo hace entrar en la área de los mega-disipadores.

Lamentablemente lo que brilla por su ausencia es un ventilador. Si bien este producto ofrece funcionar en tres modos, no incluye la capacidad de fábrica de funcionar con ninguno de los dos modos de refrigeración activa. Esto nos deja anonadados, considerando que CoolerMaster no solo fabrica disipadores, sino también ventiladores.

 Imaginamos que CoolerMaster ofrecerá los ventiladores necesarios con su respectivo adaptador como un producto aparte y complementario al Z600 y tal vez a otros productos. 

Pese a que se trata de un producto bastante voluminoso, y de que la placa en que lo probaremos tiene el zócalo rodeado de disipadores de cobre, finalmente no tuvimos problemas para montarlo.