La polémica de hoy: Ars Technica acusado de copiar

La polémica de hoy: Ars Technica acusado de copiar

por

Apropiación versus atribución

Esto de la web 2.0 en teoría levantó las barreras que dividen a los escritores de los lectores, pero lejos de simplificar la vida a nadie, abrió un nuevo abanico de dudas y problemas. El hecho de que todos seamos autores nos hace a todos potenciales víctimas de plagio, pero también es cierto que con las debidas salvedades es bueno que citen y linkeen nuestros artículos.

La clave del tema es la atribución, el darle algo de crédito a la fuente de la cual obtuviste la noticia, o en la cual te inspiraste para llegar a una conclusión indirecta. Adicionalmente, se entiende que debieras generar algo de contenido propio y no limitarte a copypastear el artículo original para rellenar tu sitio, pero en general si copias y linkeas, aunque no escribas nada propio, es aceptable.

Lo que es inaceptable es cuando alguien copia el contenido literal de tu trabajo sin linkearlo siquiera y en eso todos estamos de acuerdo. Una copia de ese tipo puedes impedirla recurriendo a la DMCA pero hay otra clase de apropiación mucho más sutil, y que sin embargo es igual de abusiva. Es cuando alguien se inspira en un artículo tuyo para escribir uno propio, y pese a que edifica sobre el cimiento que tú, en un arranque de inspiración, estableciste, no es capaz de mencionarte.

Hoy, la web bulle debido a que MG Siegler, un ingenioso blogger que entre otras portadas escribe en VentureBeat, se quejó públicamente. Según él, Ars Technica, uno de los principales sitios tech del planeta, tiene la costumbre de tomar buenos artículos de otros sitios, analizarlos, regurgitarlos, perfeccionarlos y publicarlos como una idea propia sin atribuir a la fuente original, pretendiendo que por esas coincidencias de la vida se les ocurrió lo mismo sólo dos días después.

El artículo de la discordia habla sobre la manera como la cobertura del iPhone va abarcando más y más países, sobretodo después de que Venturebeat colorearon el mapa como si se tratara de Risk, el popular juego Ataque.

Sólo dos días después, Ars Technica apareció con un artículo bastante similar, muy bien escrito por cierto, con un mapa que titularon iRisk.

Es el día a día de la blogósfera. Unos escriben, otros reciclan, otros reciclan lo que reciclan. Lo injusto es que cuando un sitio enorme recicla lo que tomó de un sitio pequeño, sus decenas de miles de visitas diarias piensan que es contenido original, mientras que sólo los centenares de visitantes del sitio pequeño saben que no es asi.

Fuente: ParisLemon