La guerra entre Craiglist y eBay

por

Por fin supimos más

¿Qué es lo que deja de existir cuando todos lo conocen? Respuesta, un secreto. Pues bien, durante varios días se mantuvo en secreto una rumoreada pelea entre Craiglist, pero hoy supimos que el famoso sitio de remates por internet había demandado a la famosa comunidad social que además mezcla avisos económicos… y lo supimos porque Craiglist contrademandó.

Recopilando, eBay compró en el año 2004 algo así como un 25% de participación en Craiglist, pero cuando los fundadores de Craiglist descubrieron, años después, que en el intertanto eBay siguió aumentando su participación sin pedirle permiso a nadie, convenciendo accionistas y comprando sus acciones, tomaron una medida drástica: emisión repentina de títulos (estilo Poison Pill) y recompra, con lo cual probablemente perdieron plata pero disminuyeron la participación de eBay. Naturalmente, eBay demandó.

Hoy, Craiglist ha contrademandado, y en el documento de veintitantas páginas que presentó en California narran una pesadillesca historia, que empezó como un cuento de hadas: un príncipe azul invirtiendo una fuerte suma en una compañía emergente. Eventualmente, se convirtió en una historia de terror cuando el príncipe azul resultó ser más falso que billete de tres dólares.

Según cuentan, eBay compró una parte de la empresa sólo para entender y aprender el negocio, después de lo cual procedió a montar secretamente un sitio propio para competir con Craiglist. Ese sitio existe hoy y se llama Kijiji.

En el PDF de la contrademanda hay de todo, desde anécdotas hasta la prosa más siútica, pero si la quieren leer, aquí está. Contiene datos tan impactantes como el hecho que eBay compró avisos de Adwords que en teoría apuntaban a Craiglist (como accionista puede hacerlo) pero que al pinchar te llevaban a Kijiji.

Encuentro bajísimo comprar parte o la totalidad de un competidor indirecto sólo para aprender su modelo de negocios y de paso frenar su crecimiento y, si es posible, sacarlos de en medio.

Fuentes: Wired