Fuga de cerebros en Google

Fuga de cerebros en Google

por

Ya nadie quiere trabajar en un jardín infantil

Como muchos deben saber, gran parte del liderazgo científico mundial de USA se debe a que cobijó a los cerebros que se fugaron de la Alemania Nazi. (“cerebros” es una sinécdoque, lo cierto es que se fugaron con un cuerpo pegado a ellos).

Pues bien, ¿De qué se fugaron esos cerebros talentosos? De un regimen totalitario, de la discriminación a ciertas etnias o religiones, de las ansias de dominar el mundo, de la persecución.

Hoy, muchos analistas y bloggers han comentado que en Google se vive una fuga de cerebros, y si tenemos que buscar similitudes, Google también quiere dominar el mundo y los TOS de Adsense son más estrictos que el manual de la Gestapo, pero en realidad ha causado bastante revuelo este fenómeno, porque se supone que es un lugar genial para trabajar, en donde te dan comida gratis, servicio de lavandería grátis, y te autorizan a ocupar parte de tu tiempo en tus proyectos personales.

Altos ejecutivos de Google han emigrado a empresas como Facebook o incluso al sello EMI, pero en niveles más bajos, los brillantes programadores han empezado a emigrar, y mientras en otras compañías se va gente todos los días, en google es tan difícil entrar que nadie se atrevía a salir. Hoy ya no es asi.

Las causas que plantean los analistas son principalmente tres
[LIST=1]

  • Cuando Google contrata a los programadores más geniales de cada generación, éstos entran felices a un ambiente que parece un College. A los pocos años el ambiente sigue igual pero ellos crecen y quieren un puesto en que se sientan más adultos. Habiendo trabajado en Google, pueden elegir casi el puesto que quieran.
  • Google contrata, como dijimos, a chicos geniales, y los pone a hacer trabajos monótonos en Adsense o Adwords que cualquiera podría hacer. Muchos entran a Google pensando que será un torbellino de desafíos, descubrimientos y aventura, cuando en realidad actualmente lo que más se hace es explotar lo que se inventó en los últimos años.
  • Es muy distinto crecer con un emprendimiento que aterrizar en él cuando ya creció y es una megacorporación.

    Asi que ya lo saben, la empresa en la que todos quisiéramos trabajar tiene empleados tan aburguesados, que renuncian porque se aburren de la comodidad mientras uno pasa 4 horas viajando y 10 en el trabajo cada día.

    Fuente: DailyTech