Que hay detrás de Psystar y OpenComputer

Que hay detrás de Psystar y OpenComputer

por

Hace dos días supimos de un ensamblador casi desconocido que ofrecía un computador nativamente compatible con MacOSX Leopard a precio de PC Genérico. Escarbando un poco en la historia que hay detrás parece haber mucho más que a simple vista. 

Esto es algo que algunos sabían desde hace años. Yo, por lo menos, me vine a enterar apenas cuando leí la guía de AlCapone hace casi dos años, pero no importa cuando te hayas enterado, es algo que se ha podido hacer desde que Apple decidió usar chips Intel, en el 2005: Instalar MacOSX en un PC común.

 Ahora bien, que se pueda hacer no significa que esté bien, y la licencia de uso de MacOSX establece que no se debe usar el software en un producto ajeno a Apple. Sin embargo Apple ha puesto poco o ningún empeño en perseguir a los que experimentan con las técnicas ninja para conseguir correr el sistema operativo en sus PC o notebooks de otras marcas, a tal punto que a veces pienso que se sienten un poco complacidos al respecto. Verán, a medida que la popularidad de Leopard se expande y le sigue robando clientes a Windows Vista, cada día estamos más cerca de que el Sr Jobs decida que el negocio del software es lo suficientemente bueno como para aceptar la merma que tendría -en las ventas de notebooks- el ofrecer MacOSX para PCs comunes.

Pero cabe la pregunta ¿Además de la licencia, qué impide instalar MacOSX en un PC común? Son dos cosas. Primero, el TPM (Trusted Platfom Module) un chip presente en las placas madres de los productos Apple que certifican su condición manzanera. Esta prevención puede sobrepasarse usando las herramientas provistas por proyectos como OSX86Project.org. Segundo, los drivers, puesto que los computadores Apple, pese a ser relativamente customizables, sólo ofrecen un abanico limitado de piezas y si te sales de ellas no encontrarás drivers y tendrás un equipo cojo. 

 

Asi las cosas, de que se puede se puede, muchos lo han hecho, otros muchos lo harán, pero nunca una empresa había ofrecido MacOSX preinstalado, lo cual equivale a hacer un picnic en el jardín de tu vecino, cuando tu vecino es paranoico,  tiene una automática y se llama Steve Jobs. 

 

La Oferta del Mes

 

Repasando un poco el tema, tenemos que Psystar, una empresa con base en Miami, ofreció hace pocos días un computador bautizado como OpenMac, según ellos capaz de correr el kernel MacOSX Leopard  sin modificaciones, cuya configuración base se vendía por USD 399 dólares e incluía lo siguiente:

  • CPU 2,2GHz Intel Core 2 Duo E4500
  • Memoria RAM 2GB DDR2 667
  • Disco SATA 7200rpm 250GB
  • Gráficos Integrados Intel GMA 950
  • DVD+/-R SATA 20x con Lightscribe
  • 4 USB

Pinche para agrandar

 

El sistema puede mejorarse incluyendo un Core 2 Duo E6750 de 2,66Ghz, una Geforce 8800GT, aumentando el disco duro a 400GB, y añadiendo adaptador Firewire, lo cual aumenta a USD 834 el precio del pack.

Si el usuario desea además comprar la edición retail de MacOSX Leopard (USD 155) ofrecen el servicio de entregarlo instalado sin cobro adicional. ¿Cómo lo hacen? Con el emulador V8 del Extensible Firmware Interface (EFI), que engaña al instalador haciéndoo pensar que se trata de un Mac real.

En total, la mejor configuración, incluyendo la licencia de MacOSX, queda en USD 989, aproximadamente lo mismo que cuesta el Mac Mini pero con una potencia infinitamente mayor y un look infinitamente menos tecnosexual.

Si no hubiesen ofrecido la preinstalación de MacOSX, la oferta hubiese estado al borde de la legalidad, pero Apple hubiera tenido un punto muy difícil de probar salvo por el uso del sufijo Mac en el nombre OpenMac, el cual de todos modos fue un nombre tentativo que la empresa cambió a las pocas horas por el mucho más inofensivo OpenComputer.

 

Medidas Evasivas

 

En teoría, y así lo indicaron en DailyTech, la empresa Psystar era conocida por ofrecer soluciones de voz sobre IP, networking y seguridad corporativa. Sin embargo Charles Arthur, del periódico inglés The Guardian, investigó un poco descubriendo que el dominio psystar.com estaba registrado desde el año 2000, pero que tanto en Google como en Live.com no había ninguna mención a la empresa previo a la aparición de este OpenMac devenido en OpenComputer. Raro.

Arthur llamó a la Cámara de Comercio de Miami, y dijeron no haber escuchado nunca de la compañía. Llamó a la empresa, y en el anexo de ventas no contestó nadie. En el anexo de soporte, a su vez, contestó una persona que no quiso dar su nombre, y respondió a casi todas las preguntas con la indicación de escribir a press@psystar.com. Sin embargo sí respondió algunas cosas.

¿Por qué no hay ninguna referencia en los buscadores a la empresa antes de esta semana?

R: Somos una pequeña compañía de IT que brinda soluciones a pequeñas y medianas empresas. Nuestro último contrato fue la nistalación de una Storage Area Network.

¿Ok, quienes son los clientes? Para bien o para mal un cliente siempre termina dando feedback en algún foro, blog o lo que sea. Las mismas empresas acostumbran a tener algún canal en donde enumeran sus trabajos, ¿Cómo puede ser que no haya huellas de eso?

R: Somos una compañía local con poca o ninguna presencia en la web.

¿Hay gente dando soporte para los productos Psystar como hacen todas las empresas de servicio? ¿Es usted del team de soporte?

R: No, yo sólo contesto el teléfono.

Y esa fue la breve conversación. De más está decir que los correos a press@psystar.com no tuvieron respuesta. Y entonces pasó algo muy raro, porque cuando en la mañana Arthur tomó un screenshot a la ubicación de la empresa obtuvo los siguientes datos (al lado, la ubicación en Google Maps)

Sin embargo, ese día en la tarde, volvió a mirar la información y descubrió que ésta había cambiado:

Y, al día siguiente, descubrió que nuevamente se habían movido, aunque esta vez a la casa de al lado o algo así.

Resulta como mínimo sospechoso, ¿No creen? Pero vamos a darles el beneficio de la duda. Vamos a suponer que Psystar es una empresa de papel, sin oficinas reales, que decidieron ofrecer un producto sin stock, una bicicleta en la que aspiran a cerrar algunas ventas, echar a andar la máquina y preocuparse del resto a medida que vayan alcanzando un cierto ritmo.

Por supuesto, esto no habla muy bien de la empresa, ni ayuda mucho a la confianza como para encargar un OpenComputer, pero según postula Arthur, lo más sospechoso es que Apple no haya dicho nada de nada al respecto, lo que incluso puede sugerir que todo esto sea una especie de montaje, tal vez un experimento de la misma firma de Redmond para sondear la demanda de un eve
ntual Clon Mac, un Hackingtosh de marca.

 

Pero ¿Qué puede hacer Apple?

 

En la revista Wired enfocan el asunto desde otra perspectiva, postulando básicamente que Apple no ha hecho nada porque, francamente, hay muy poco que hacer. Ahora que PsyStar no usa el sufijo Mac en su producto, lo único a lo que Apple puede aferrarse es la EULA (End User License Agreement).

De acuerdo a Raj Abhyanker, un abogado de patentes que alguna vez trabajó para Apple, y a Ted Man, abogado especialista en patentes y propiedad intelectual, las EULAs proveen una base muy débil para un litigio, considerando que los daños desprendidos de una violación a un contrato tan amplio, que ni siquiera va firmado, son difíciles de cuantificar y varían de estado a estado. Al final, puede que lo mejor que Apple pueda conseguir es el precio de una licencia OEM de Leopard por cada unidad vendida. El caso se torna todavía más débil, por cuanto Psystar podría escudarse delegando la responsabilidad de la provisión de las copias de Leopard a un distribuidor autorizado.

Para que una demanda por parte de Apple tuviera una base más fuerte, tendría que apoyarse en postular que Psystar está violando algún copyright, una patente, o apropiándose de secretos estratégicos. ¿Está Psystar incurriendo en alguna de esas actitudes? A simple vista, no lo parece.

Según Wired, si Apple realmente quiere evitar la existencia de Hackingtoshs, ya sea caseros o  comerciales, su única salida practicable es introducir sucesivos cambios en Leopard que impidan el uso del emulador EFI, que obliguen a Psystar o a quien sea a gastar tanto tiempo y esfuerzo en mantenerse capaces de burlar la protección de Leopard que el negocio se les haga impracticable.

En resumen, caballeros, tenemos que Apple, un fabricante que hoy trabaja sobre una plataforma abierta, y gracias a un chip logra mantener un sistema cerrado, se vuelve cada día más apetecible para que otros deseen arriesgarse e invertir tiempo y dinero en robarles una tajada, subirse al tren de su éxito y obtener ganancias derivadas del explosivo crecimiento de los productos de la marca. Mal que mal, la tasa de crecimiento de Apple cuadruplica a la del común de los PC, y la impopularidad de Vista le ha dejado la mesa servida al sistema operativo de la manzana. Tarde o temprano alguien se iba a meter como cazador furtivo a pelear esa parcela, y si bien ahora pareciera ser una firma de papel, eventualmente vendrán otros más poderosos, más serios y con productos más atractivos. Como hemos visto, Apple no está para nada protegido contra esa arremetida como no sea creando un sistema inviolable… y todos sabemos que en informática no hay nada realmente inviolable. 

 

Un Post Data

 

Conversando sobre el presente artículo con Tbon, me recordó que en enero de 2007 él y NachX escribieron el artículo "La Teoría del Complot" en donde además de pasearse magistralmente por la historia de Apple, dejaron la pelota dando bote con una teoría propia, que paso a citar

"Apple sabe que su sistema operativo es muy cotizado, sin embargo este esta circunscrito a sus computadores propietarios, de modo que la única forma de poder ganar más a través de Apple, al menos de la manera que este articulo quiere indagar, es comercializar su OSX de forma transversal hacia todos los mercados x86, explicando de esta manera la migración hacia Intel y también en parte los rumores sobre AMD e implicaría literalmente competir con Vista, y aunque entrar a la pelea en el mercado más grande de computadores puede sonar una locura (o quizás no tanto), claramente la empresa de Jobs se ha estado acercando a esto, y no es difícil de pensar si tomamos todo el mercado "potencial" que podría tener en todos aquellos que quisieran tener su sistema operativo sobre sus PCs de escritorio. Mas allá de eso, también cabe destacar la cantidad de "fugas" de software de terceros (como Adobe y otros), que simplemente se ha dedicado al mercado PC por una cuestión de volumen, ya que es mas barato producir software para PC, que programar para Mac donde el mercado es mas pequeño y la inversión en programación podría no verse amortizada por su venta."

Les suena conocido? Pues a mí también. Cambio y fuera. 

 

Fuentes:
DailyTech
The Guardian y The Guardian, segunda entrada
Wired 

 

Comente este artículo