MSI P7N SLI Platinum

MSI P7N SLI Platinum

por

En esta ocasión revisamos por partida doble, por un lado una placa madre MSI para procesadores Intel que busca el equilibrio precio / calidad, por otro lado e igual de importante, analizamos el chipset nForce 750i SLI. Si quieren enterarse de nuestro veredicto, ¡siganme los buenos!

Hasta hace algún tiempo, menos de un año aproximadamente, la real ventaja de una placa SLI era mas bien nula, hoy por el contrario, los fabricantes de tarjetas de vídeo están cada vez presionando más para que adoptemos plataformas que soporten este “estándar” y así aprovechar las características multiGPU.

Una de las compañías gráficas que más esta incentivando los sistemas multiGPU, es NVIDIA, la cual tiene mayor presencia en este ámbito y ahora pretenden sacarle el jugo, tanto así, que fabricantes como Intel han querido hacerse con una de estas licencias mientras que NVIDIA no ha querido soltarla ni a sol ni a sombra.

Sin embargo esta batalla no ha estado exenta de problemas para NVIDIA, quienes han tenido que rehacer sus modelos de referencia para soportar los nuevos procesadores Intel  a 45nm, mientras que placas de Intel con una simple actualización han podido soportarlos sin mayores estragos.

Es por esto en parte, que NVIDIA ha lanzado una nueva camada de chipsets con soporte total a 45nm y con una fuerte orientación a SLI y Triple-SLI pero orientado a un mercado que no es el más pudiente.

En esta ocasión estamos frente a la MSI P7N SLI Platinum, una placa de la firma taiwanesa basada en el chipset nForce 750i SLI, que pretende entrar de lleno al segmento de los gamers más adictos, con soporte para Triple SLI y tantos chiches como se puedan imaginar, pero con un precio más aterrizado intentando rivalizar con las exitosas placas basadas en Intel P35.