Microsoft y Yahoo: la compra hostil que se viene

Microsoft y Yahoo: la compra hostil que se viene

por

El ultimatum de Microsoft se venció, y el directorio de Yahoo aún se muestra reacio a vender. Microsoft tiene varias opciones de aquí en adelante, y en este artículo intentaremos explicar cómo podría proceder. 

 

Introducción 

Han pasado poco más de diez meses desde que Terry Semel, durante años CEO de Yahoo, dejara la empresa evidenciando la crisis de Yahoo y el desencanto que sentían los inversionistas y el mercado en general hacia este gigante de la web.

En los meses que siguieron, se habló de muchas posibilidades para un replanteamiento del negocio de Yahoo, ahora que Jerry Yang había vuelto a la cabeza de la compañía y era momento propicio para introducir cambios. News Corporation abrió los fuegos ofreciéndole MySpace a cambio de un 25% de la compañía resultante, una oferta que en su momento no prosperó. Días después, especulamos sobre la posibilidad de una alianza con Ebay, que podría explotar las sinergías y la complementariedad de ambas empresas. Sin embargo los meses pasaron y Yahoo no anunció ningún cambio radical.  Siguieron marcando el paso, absorbiendo otras compañías como Rightmedia y BlueLithium, exploraron una vez más la idea del Social Networking, y así corrió el calendario hasta que el 1 de febrero de 2008 se hizo público un rumor que se venía gestando desde hacía tiempo. Microsoft hizo una oferta por Yahoo, cuya acción estaba en ese momento a USD 19.18, ofreciendo pagar un sobreprecio del 62%.

Esta oferta se componía, primero, de una suma en dinero y, segundo, de acciones de Microsoft, en una distribución 50 y 50. En ese momento esta oferta se traducía en 44.600 millones de dólares o USD 31 por acción, pero como resultado de la noticia la acción de Microsoft bajó (con lo cual bajó la oferta total) y la de Yahoo subió, con lo cual bajó todavía más el sobreprecio inicial.

En un primer momento, el directorio de Yahoo rechazó la oferta considerando que su compañía valía más que la cifra ofrecida,  desatando de paso la ira de accionistas menores que vieron en la oferta la posibilidad de arrancar de un barco a la deriva, y la molestia de Microsoft que, desde luego, consideraba su oferta como más que generosa.

En las semanas que siguieron, Yahoo exploró el terreno para ver si acaso podía contar con otros inversionistas que le permitieran zafar de la oferta MS o bien enviar la señal de que, ante el interés de otros, Microsoft debía subir la oferta. En ese marco, sostuvo reuniones con News Corp y AOL,  de las cuales al parecer no salió ninguna oferta concreta. Además, exploró alianzas con otras compañías que eventualmente generaron un acuerdo para difusión de publicidad Adsense con Google y de intercambio de contenidos y publicidad con CNET.

Microsoft, por su parte, empezó a perder la paciencia y el 6 de Abril emitió un ultimátum: si en 3 semanas no había una respuesta favorable, llevarían su oferta directamente a los accionistas y/o intentarían entablar lo que se conoce como Proxy Fight, cosa de instaurar a sus candidatos en el directorio y de esta manera obtener de la nueva mesa directiva una respuesta afirmativa. Esas tres semanas ya se cumplieron, y aunque Microsoft no ha hecho nada visible, evidentemente algo tendrá que hacer. De eso hablaremos a continuación, basándonos en un impresionante análisis hecho por el Blog PMarca.