mAnálisis: Evercool IceStorm

mAnálisis: Evercool IceStorm

por

Siguiendo con nuestra nueva seccion de microAnalisis, ese lugar para aquellos productos que no pudimos probar por un tiempo prolongado o que no ameritan un análisis acabado, nos encontramos con el Evercool IceStorm / HDD Air Condition, un sistema de refrigeración para discos duros.

Quizás el componente más frágil dentro de un computador y el que definitivamente es más propenso a fallar, es el disco duro. Esto es algo que no todos saben y que muchos olvidan a la hora de pensar en sus presentes y futuros computadores.

Esto se debe en gran parte a que son uno de los pocos componentes – el único si sacamos de la ecuación a los ópticos y los ventiladores – que poseen partes móviles.

Uno de los grandes factores que pueden influir a la hora de un fallo de disco duro es la temperatura. De acuerdo a los fabricantes, una temperatura de funcionamiento superior a 55°C y amenaza la fiabilidad de este componente, por otro lado, si estamos en ambientes donde hay una temperatura ambiente de más de 35°C, se recomienda refrigerarlos activamente.

Hay diversas formas de enfriar un disco duro. Por un lado se recomienda siempre mantener un flujo constante de aire al interior de tu gabinete, por otro lado también conocemos formas más extremas, como disipadores e incluso sistemas de refrigeración por agua. Hoy veremos un enfoque algo agresivo, un disipador activo con un peculiar ventilador que busca abordar esta problemática. Sin embargo nunca esta demás recordar que si de verdad aprecias tu información es pertinente mantener respaldos externos, uno nunca sabe cuando un disco duro puede fallar y tu cabeza explotar.

Evercool HDD Air Condition / IceStorm

El Evercool HDD Air Condition (sic.) o IceStorm, a primera vista parece un cofre externo para discos duros, sin embargo no lo es, es un sistema de disipacion con una cara externa, para bahías de 5,25″. En su frontis posee una rejilla y tras esta un ventilador de tipo blower horizontal. A la derecha de la rejilla, se encuentra una pantalla alfanumérica con regulación de velocidad para el ventilador, un botón para monitorear revoluciones por minuto del mismo y una ultima tecla para cambiar la lectura de temperatura del disco duro de grados Celsius a Farenheit y viceversa.

Su interior es muy sencillo y consiste en disipadores de aluminio y una sonda para medir temperaturas. Para quienes no estén al tanto de esta información, los discos duros están diseñados para disipar temperatura por sus costados. Lo que busca este diseño es transferir la energía calórica desde los costados – que van atornillados a los bordes del accesorio fotografiado – hacia las aletas inferiores del disipador. Luego el ventilador hace el trabajo de transferir el calor de las aletas hacia el aire y que este finalice en el interior del gabinete, para que finalmente lo extraiga algún otro ventilador auxiliar presente en el reverso.

Sin embargo al instalar nuestro disco duro nos damos cuenta que el contacto entre este y el disipador de aluminio negro no es del todo bueno, es más necesita de una extensión para conectarse. Al parecer los diseñadores de Evercool se quedaron en la era de los discos Bigfoot de Quantum.

Una vez con el disco duro instalado, solo resta conectar un Molex macho de nuestra fuente de poder al conector hembra del Evercool IceStorm para asi alimentar el ventilador.

Al encender el computador, este artilugio hace lo mismo y prende una llamativa luz azul en su pantalla. A altas revoluciones nos encontramos con el blower girando a más de 4.000 revoluciones por minuto, a bajas, algo entorno a 2.300. En ambos casos el ruido es bastante desagradable y no porque sea más fuerte, sino porque el tono es perturbante.

Las Temperaturas

Sin este sistema, nuestro Hitachi Deskstar de 82GB funciona a máximo 38°C a una temperatura ambiente de 22°C. Esto es completamente sano dentro de todo estándar, sin embargo y para efectos científicos procedimos con la medición dentro de este producto. Nos encontramos con que a máximas revoluciones, la temperatura es de 29°C, mientras que a mínima velocidad de giro del ventilador, esta se inclina por algo más de 31°C. Nada mal para un producto que cuesta solo 30 dolares en los Estados Unidos.

Nuestro Veredicto

Probablemente no necesites refrigerar tu disco duro si posees un buen flujo de aire al interior de tu disco duro, sin embargo hay ciertos escenarios en los que este producto puede ser recomendable:

  • Si tu computador esta expuesto a alta temperatura ambiente
  • Si te gusta su diseño en el frontis de tu gabinete
  • Si ocupas un disco duro de alto desempeño y sus temperaturas te tienen algo nervioso
  • Si quieres montar discos duros en tus bahías de 5,25″
  • Si buscas montar más de un disco duro sobre otro con la potencial penalización en temperatura

 

Comente este mAnálisis