La puñalada de Google a los empleados de Doubleclick

La puñalada de Google a los empleados de Doubleclick

por

Pedro Navaja es un boyscout al lado de G

Cuando Google compró Doubleclick, o más bien, cuando por fin lograron completar la adquisición después de meses de trámites antimonopólicos, hizo que los empleados de la adquirida compañía firmaran un contrato de no competitividad. En otras palabras, quiso asegurarse de que no habría una fuga de cerebros desde DoubleClick hacia otras empresas del rubro, o con la intención de formar una empresa de publicidad web independiente.

Lo malo es que mientras Google hizo que todos firmaran, no tenía intención de retenerlos a todos. Como resultado, hay decenas de empleados despedidos que ahora no pueden buscar trabajo en el único rubro en que se saben desempeñar.

El departamento de recursos humanos de CHW le aconseja a Google que si quiere matar de hambre a sus ex-empleados hay maneras más sencillas, como encerrarlos en las mazmorras sin agua ni comida.

Fuente: ValleyWag