Domicilio Digital: Porqué fracasó el proyecto de Microsoft y el Registro Civil de Chile

Domicilio Digital: Porqué fracasó el proyecto de Microsoft y el Registro Civil de Chile

por

Cuando se supo lo del Acuerdo “marco” entre el Gobierno de Chile y Microsoft una de las cosas que más causó molestia fue lo del “Domicilio Digital”, una iniciativa en la cual el Registro Civil facilitaría a la empresa de Redmond su base de datos, o sea la información de todos los chilenos, para que todos tuviéramos acceso gratuito a una cuenta de email, Messenger y un blog. ¿Qué fue de esa repudiada iniciativa? según un artículo de Francisca Skoknic aparecido en el sitio de CIPER Chile, todo quedó en nada, pero no por falta de ganas de las partes, sino porque Guillermo Arenas, ex-director del Registro Civil quiso que el convenio se realizara pero a través del la Universidad de Valparaíso.

Skoknic cuenta que en octubre de 2007 se realizó una reunión entre representantes del Registro Civil y de Microsoft Chile:

La mesa era amplia. El equipo de Microsoft estaba encabezado por su gerente general en Chile, Hernán Orellana, mientras que el Registro Civil era representado por el director, Guillermo Arenas. Lo acompañaban el ahora cuestionado asesor Andrés Contardo y el actual director interino del organismo, Luis Fuentes.

Fue Arenas quien tomó la palabra y sorprendió a sus interlocutores con un anuncio: el acuerdo no se haría directamente entre Microsoft y el Registro Civil, sino que ejecutaría a través de la Universidad de Valparaíso. Todos quedaron descolocados. El tema se zanjó en esa misma reunión. En esas condiciones, y más encima con el polvo que ya había levantado la iniciativa, la empresa prefería dar un paso al costado.

Y más adelante continúa la nota:

Lo cierto es que a Microsoft no le gustaron las nuevas reglas impuestas por Arenas. Sus ejecutivos no estuvieron dispuestos a exponer a la empresa a un proceso que la dejaría vulnerable a nuevos cuestionamientos.

El nombre de Guillermo Arenas y de la Universidad de Valparaíso ya estaban relacionados anteriormente con un contrato en que a la casa de estudios se le pagó 100 millones de pesos por “una auditoría al núcleo estratégico de datos (softwares y hardware del organismo) y una auditoría de seguridad de aplicaciones web. Básicamente se trataba de evaluar qué tan segura es la forma en que se almacenan los datos del Registro Civil”. El caso también es investigado por la Fiscalía Centro Norte. Arenas fue removido de su cargo el mes pasado y además es investigado por irregularidades encontradas en el proceso de licitación de la nueva plataforma tecnológica del Registro Civil, la cual finalmente fue entregada a la empresa india Tata.

Link: El polémico proyecto de Microsoft que naufragó en el Registro Civil (CIPER Chile) Gracias Keno!