Chilehardware.com se convierte en CHW.net

Chilehardware.com se convierte en CHW.net

por

Fueron años de lucha, meses de negociaciones y un esfuerzo económico que nos dolió hasta la médula espinal, pero finalmente logramos que "CHW" dejara de ser el nombre coloquial de nuestro sitio, y se convirtiera en el oficial.

Chilehardware, alias CHW

logochw-2.jpg
Debe haber sido en el primer mes de funcionamiento, creo yo, y si no fue en el primero de seguro fue en nuestro primer trimestre de vida que nuestro sitio, fundado como Chilehardware,  empezó a ser apodado “CHW” por los pocos usuarios del foro. Querido lector, cuando decimos pocos queremos decir que en los primeros seis meses de vida acumulamos menos usuarios que los que hoy se registran en una semana, y de esos pocos centenares, muy pocos participaban regularmente.

Recuerdo tardes enteras recargando la página en espera de un nuevo post, una duda de algún visitante perdido, sin importar cuan sencilla o compleja pudiera ser, y si no sabía la respuesta me hubiera gastado la tarde en resolverla, porque de verdad el sitio se movía tan poco que había tiempo para todo. Los viejos lo deben recordar, los realmente viejos como Zuljin, Ranamaldita, NachX, Tbon, el Plátano, el mismo -Rad- que en ese tiempo tenía un alter-ego, Sir Max, Jogabar, Alvaro_r, In Flames, Dzasopoulos. Muchos de ellos siguen con nosotros, así como muchos otros siguieron su carrera en otras áreas y con el tiempo frecuentaron el sitio cada vez menos.

Pero me estoy yendo del tema. Digo que en ese tiempo empezamos a apodar al sitio CHW, y sólo por precaución registré el dominio CHW.cl. Nunca lo usamos, la verdad. No de forma oficial. Sólo lo mantuvimos y lo mantenemos como un mirror que redirige al dominio principal. El tiempo pasó, dejamos de alojar en hostings compartidos chilenos y nos alojamos en otros igual de humildes pero en USA, en donde el proveedor registró Chilehardware.com y tuvimos que perseguirlo durante meses para que lo traspasara. Cuando eso ocurrió me dije: “Antes que se te aviven, vamos a registrar CHW.com”.

Adivinen qué: estaba tomado. No, no yo (bueno, también) sino el dominio. Así que quisimos registrar el punto Net, y estaba tomado. Y entonces apuntamos al .ORG, pero se repitió la historia. Estábamos sonados y dijimos: seguiremos con Chilehardware.com.

Y el tiempo pasó…

Pasaron los veranos, los otoños y los inviernos. Si quieren acompañarme con banda sonora para esta parte, pueden poner “Halleluyah” en la versión de Rufus Wainwright, y visualícense mirando por la ventana mientras llueve. Si no tienen esa canción a mano, aconsejamos “Tucson, Arizona” de Don Foghelberg, o “Time in a bottle” de Jim Croce. Como sea, el tiempo pasó, el sitio creció, y el uso masivo de CHW como contracción de Chilehardware nos llevó a estudiar de nuevo el tema.

CHW.com pertenece a una firma de abogados de Bahamas. Les escribimos para saber si cederían su dominio pero ni siquiera se dignaron a contestar. Probablemente los socios ignoraron el correo mientras tomaban sus daiquiris en la arena blanca mientras lavaban billones de dólares para el mafioso de turno.

CHW.net pertenecía a un particular que no tenía nada construído en el dominio, lo tenía, como se dice “aparcado”. Contactamos al dueño de CHW.net para saber si vendía el dominio y nos dijo: “No está en venta, pero pueden hacer una oferta si quieren”. Y nosotros miramos la alcancía y dijimos: ¿100? Eran 100 dólares que no teníamos, así que lo mismo pudimos haber dicho 1000, pero el dueño del dominio nos dijo: “Esa cantidad me la hago en pocos meses con los banners de adsense que tengo en el dominio aparcado”. Supusimos que eso equivalía a un NO.

Finalmente, CHW.org, que de por sí no nos convencía mucho, es del Children’s Hospital of Wisconsin y no sólo sonaba improbable que lo cedieran sino que después de ver Riget creo que no construiría nada sobre el antiguo emplazamiento de un hospital de niños.

Vuelta a la música, pero esta vez pongan el intro de Cheers y visualicen al staff discutiendo qué hacer con el nombre del sitio en una de las juntas del Estado Mayor.

Chilehardware tiene  13 letras -decía uno- es de mala suerte y es demasiado largo. Mucha gente se equivoca.

 

Suena como un revoltijo de letras -decía otro- “chiliharwar”, es imposible modularlo bien porque es una palabra inventada.

 

Pongámosle noticiastechespanol.com -decía otro, y luego decía- eeeh, mejor no.

 

Soplaré y soplaré y tu cabaña derrumbaré -decía el Lobo Feroz, y cuando vimos al Lobo Feroz hablando decidimos que habíamos bebido suficiente y suspendimos la reunión.

Siendo sinceros, la reunión del cambio de nombre la tuvimos muchas veces, y creo que uno de los momentos más amargos ocurrió cuando el prestigioso periódico “Las Últimas Tonteras” nos citó aludiendo al sitio como chileharware.com. La letra “D” que se comió nos costó probablemente miles de visitas. Era cierto, una persona que escucha “Chilehardware” es probable que no sepa escribirlo, sobretodo si trabaja en ese diario.

Y entonces llegó el verano

Llegó el verano para CHW, el tráfico explotó -en sentido figurado- mi fuente de poder explotó -en un sentido muy literal- y en fin, explotaron muchas cosas y la mayoría fueron para bien.

Logramos financiar el sitio mediante la venta de banners. Google Adsense nos readmitió en su programa,  y todo pareció ir mejor. Y quiso el destino que un día retomásemos las conversaciones con el dueño de CHW.net que, menos mal, seguía sin haber vendido el dominio y con un par de banners locos.

Las conversaciones se prolongaron por meses. Discutimos, insistimos, amenazamos, regateamos y, finalmente, llegamos a un precio acuerdo. Las semanas siguientes transcurrieron ubicando a un intermediario que hiciera de garante en la transferencia, luego pasé como tres días intentando pagar con mi tarjeta de crédito Magna que tenía cupo para dos combos McDonalds y un boleto del Transantiago,  en fin. Entre la ansiedad por finiquitar el negocio antes de que nuestro interlocutor se arrepintiera, y que justo todo esto pasara con CHW sumido en el Ginfierno, debo haber dormido menos de dos horas diarias durante los últimos diez días. Por otro lado, convencidos de que Googlebot no sabía y nunca volvería a resolver el dominio Chilehardware.com, llegó un momento en que vimos el paso a CHW.net como la única salida.

Afortunadamente, ambas cosas resultaron bien. La transacción terminó con éxito, salimos del Ginfierno, y decidimos que, como dicen en México: para luego es tarde. Quisimos anunciarlo ahora para que no digan que las cosas se hacen entre gallos y medianoche.

Todavía vamos a esperar algunas horas, tal vez un día más, a que  se propaguen los DNS, tal vez mañana en la noche, incluso pasado mañana, sea el día en que cambiemos oficialmente a CHW.net. Por lo pronto, queremos que se sumen a nuestra alegría, que nos acompañen a despedir el nombre que nos acompañó por casi dos años, y que miremos hacia un futuro promisorio ahora que nuestro alias y nuestro dominio son una cosa y la misma, ahora que en tres letras no habrá periodista de LUT que se equivoque. Bueno, en realidad eso último no es del todo seguro.