Así mueren las turbinas eólicas

por

Falló el freno. Esa fue la razón para que los ingenieros que intentaron reparar la turbina eólica que ves en el video de arriba dejaron que se autodestruyera tan espectacularmente. La estructura tenía 60 metros de altura, diez años de antiguedad y estaba ubicada en la localidad de Hornslet, en Dinamarca. Curiosamente, este es la segunda falla en una semana, por lo que las autoridades climáticas danesas están investigando para tomar cartas en el asunto.

Tras el salto, una versión en cámara lenta del quiebre.

Link: Disintegrating wind turbine caught on camera (The Register)