Puma, la nueva plataforma móvil de AMD

Puma, la nueva plataforma móvil de AMD

por

Nos encanta que haya competencia, y nos duele ver que en la arena móvil hay un competidor que juega solo en términos de potencia mientras otro sólo compite en segmentos más ligeros y netamente en costo. En la siguiente noticia, los planes de AMD para revertir esta situación. 

Desde hace casi un año que la corona de la potencia móvil ha estado en la cabeza de Intel gracias a su potente arquitectura Core 2, mientras que AMD no ha mostrado muchos avances en este campo luego del lanzamiento de sus procesadores Turion 64 X2 (Taylor y Trinidad) y su posterior reducción a un proceso de manufactura de 65 nm (Tyler).

Aunque pareciera que la firma verde se hubiese rendido ante su rival en este competitivo y apetitoso mercado, la verdad es que AMD tiene guardadas una serie de cartas bajo la manga, que efectivamente actualizarán toda su línea de procesadores, a la vez que renueva su sistema de nomenclatura, además de su imagen publicitaria.

Las innovaciones que traerá la plataforma Puma van más allá del campo de poder de procesamiento, pero lo que nos interesa en este momento es justamente esto, ver la nueva camada de procesadores móviles de AMD que llevan el Harrypotteriano nombre de Griffin.

Mirada rápida a la situación actual

En este momento, AMD tiene cuatro líneas principales de procesadores portátiles:

En la parte baja nos encontramos con los conocidos Mobile Sempron Keene (90 nm) y Sherman (65 nm), mientras que algunos Turion 64 Richmond (serie MK) aún se ven en algunos notebooks de bajo costo.

Actualmente, la batuta de procesadores móviles la llevan los Turion 64 X2 (Serie TL) y Athlon 64 X2 (Serie TK), ambos basados en el mismo núcleo Tyler de 65 nm, pero con diferentes cantidades de caché L2 (1 MB vs. 512 KB, respectivamente). Cabe mencionar que todos los procesadores presentes están basados en el Socket S1.

 

El nuevo panorama de AMD

Si hacemos un poco de memoria, recordaremos que las ofertas que acabamos de ver no distan mucho de lo que se nos presentó en la época del Core Duo, luego AMD ha decidido hacer un cambio de raíz para actualizar su rostro junto con sus nuevos núcleos, todo para darle a Puma un “fresh start” en el mercado.

Primero, como la hegemonía de los procesadores de doble núcleo es clara, se procede a eliminar al ya añejo Turion 64 original, además de eliminar el redundante “X2” que acarrea la familia, con lo que nos queda el siguiente prospecto:

 


Pinche para agrandar

La línea básica pasa a llamarse simplemente Sempron y adopta las siglas SI para su nomenclatura, luego aparece la familia Athlon 64, que seguirá en su labor de dual core de bajo costo con las siglas QL, mientras que la línea Turion 64 X2 se divide en dos, la serie RM en la parte baja (Turion 64 a secas) y la ZM en la punta de lanza de la compañía, esta última llevando el nombre de Turion 64 Ultra.

 

Griffin, los procesadores móviles del 2008

Con la nomenclatura un poco más limpia podemos analizar las nuevas ofertas de AMD:


Pinche para agrandar

La familia Griffin representará a los procesadores de la plataforma Puma de AMD en lo que queda de año, y está compuesta por sólo dos núcleos. El primero, Sable, pensado sólo para los nuevos Sempron, y el segundo, Lion, que será compartido por todos los demás procesadores con ligeros cambios de implementación. 

A primera vista notamos algo similar a lo que ocurrió en la transición entre los Socket AM2 y AM2+ en desktop, acá el Socket S1 es reemplazado por un misterioso Socket S1g2, compatible con el nuevo HyperTransport 3.0 y que por su nombre hace pensar que es una segunda revisión del zócalo original, pero cuya retrocompatibilidad aún no está garantizada, especialmente porque el cambio de procesador en notebooks no es tan común como en el mercado de escritorio. Fuera de eso, sólo llama la atención un aumento de caché L2 generalizado, la mista técnica ocupada por Intel y que parece llevarse bien con los portátiles.

Sin embargo, la jugada maestra de AMD sólo llegará el 2009 con la entrada de Swift, sucesor de Griffin y la primera familia de la compañía verde en integrar la unidad de procesamiento gráfica junto con un procesador basado en Stars (K10), todo en un solo chip y con los enormes beneficios energéticos que esto trae. La movida incluye todo el portafolio de procesadores de la compañía, incluyendo al humilde Sempron, y también marcará la entrada del proceso de manufactura en 45 nm de la empresa para portátiles junto con el nuevo estándar de memoria RAM DDR3. Swift competirá con la versión móvil de Nehalem, que también traerá gráficos y controlador de memoria integrados, además de aparecer el mismo año.


Pinche para agrandar

Volviendo a Griffin, y acercándonos un poco más a cada uno de sus miembros, nos encontramos con algunas características técnicas más específicas. Vemos como el Sempron retiene las características de ahorro de energía que Intel se ha negado a habilitar automáticamente en sus Celeron M, pero con una menor efectividad que en sus hermanos mayores, con sólo dos P-State (estados de poder), y una frecuencia mínima de 1 GHz, similar a lo que veremos en los nuevos Athlon 64. Los consumos de los nuevos Sempron y Athlon 64 rondarán los 25 y 31 Watts, respectivamente.

Las novedades más interesantes sólo las veremos en la familia Turion, que contará con soporte para memoria DDR2-800, un link HTT más rápido (4 GHz para Turion 64 y 4,4 GHz para Turion Ultra) y mejores técnicas de ahorro de energía, con más estados de poder y frecuencias mínimas más reducidas, que giran en torno a los 500 MHz. Todo esto ayudará a compensar su mayor consumo, que está en el orden de los 32 – 35 Watts.

Algunos trucos nuevos de la familia Turion 64 son su capacidad de manejar a voluntad la frecuencia de su enlace HyperTransport, lo que reduce no sólo la frecuencia y consumo del procesador, sino también la carga en el subsistema de memorias, solución más eficiente que sólo reducir el multiplicador del chip. Esta técnica es similar a la que vemos en Centrino “Santa Rosa”, donde un procesador Core 2 Duo puede alterar su FSB en cierto rango para obtener resultados similares.

Conclusión: AMD sigue en carrera

Hasta hace un par de días cualquiera hubiera pensado que AMD se había rendido en el segment
o móvil ante el poco movimiento que se veía en su portafolio, hoy sabemos que esto está lejos de ser cierto, y que la compañía no está dispuesta a que Intel le siga robando terreno en un mercado de altísimo crecimiento.

Las jugadas que nos muestra AMD son similares a los que vimos con Intel en su momento, como por ejemplo el constante crecimiento de la caché L2 y el control dinámico de HTT, mientras que la empresa verde pone un poco de su cosecha con la implementación de tecnologías de ahorro en su gama baja inexistentes en el campo de los Celeron M de Intel (por ahora).

Si la compañía verde no tiene contratiempos, el 2009 será aún más interesante con la entrada de su proceso de manufactura de 45 nm, de gráficos integrados en el chip y del controlador de memoria DDR3, con lo que podría hacer buen frente a la versión portátil de Nehalem de Intel y no tener que relegarse a equipos de costo relativamente bajo.

Fuente: ComputerBase

Comente este artículo