Pretenden imponer impuesto a la música

por

Que se cobre en los planes de todos los ISP

Hace un tiempo escuchamos una idea aparecida en Canada, en donde postulaban la posibilidad de establecer un impuesto obligatorio al P2P, que se pague al ISP y mediante el cual te hagas inmune a eventuales demandas por piratería. Mientras esa idea no es repudiada por los usuarios, hoy Warner Music Group mostró su postura al respecto con una pequeña variación.

WMG acaba de contratar a Jim Griffin, antes de Geffen Records, con la misión de formar una entidad que recaude y reparta los eventuales ingresos de un impuesto a la música, pero no estamos hablando aquí de un servicio de pago que permita descargar con tarifa plana, como proponía la EFF, sino un impuesto obligatorio, por ley añadido a todos los planes de todos los ISP, para todos los clientes tengan o no tengan intención de descargar música.

Griffin es famoso por su teoría de la “economía Tarzán” que no se trata de decir: “tu pagar o yo matarte” sino de “ir agarrando la liana siguiente para avanzar”. Según él, el modelo actual está agotado, la música en CD se vende cada vez menos, y los intentos de impedirlo por parte de IFPI y la MPAA han sido completamente infructuosos. La conclusión, hay que agarrar la próxima liana, y esa liana sería el pago obligatorio por el sólo hecho de tener la posibilidad de descargar música, la ejerzas o no.

Según los expertos, el grupo de interés empezará a ejercer un lobby cada vez mayor para imponer un cobro que podría llegar a los USD 5 por cada plan de internet. Si sumamos a todos los afiliados sólo en USA, tenemos una recaudación de USD 20.000 millones anuales, lo cual equivale aproximadamente al doble de lo que mueven hoy. Así cualquiera!

La entidad que Griffin encabezará se encargaría de repartir la recaudación entre los sellos, y estos entre sus artistas, todo proporcional a la popularidad de cada descarga.

La idea ha despertado airadas reacciones en la blogósfera, en donde unos alegan que esto equivale a una extorsión: ya que las demandas no funcionan, por qué no mejor hacer un acuerdo extrajudicial muy barato para todo el mundo y a cambio no los demandaremos por millones de dólares.

La teoría de Mashable es más revolucionaria: ¿Quién dice que necesariamente hay que cobrar por la música? Todos los bloggers regalan su contenido via RSS para el que quiera tomarlo y distribuirlo. ¿Por qué el artista que hace una canción tiene derecho aun privilegio al que los periodistas profesionales y amateurs han renunciado?

Fuente: Mashable[SIZE=1]