Pablo Bello: Falta mucho vaso por llenar

Pablo Bello: Falta mucho vaso por llenar

Esta columna inaugura un espacio que le hemos ofrecido a Pablo Bello, Subsecretario de Telecomunicaciones del Gobierno de Chile, para que nos vaya contando las cosas que están haciendo, así como sus reacciones a lo que está sucediendo con las telecomunicaciones en Chile y el mundo.

Son las 22:40. Escribo usando Open Office en mi Eee PC a la que acabo de instalar Ubuntu, mientras veo las últimas noticias de FayerWayer conectado a la red Wi-Fi de mi casa.

Reviso las estadísticas de la última encuesta que hemos encargado: Uno de cada tres hogares en Chile tiene acceso a Internet. Un poco más de la mitad de los chilenos ha usado Internet el último mes, la mayoría de ellos en el trabajo o en un cyber café. Más del 80% de los chilenos de mayores ingresos (los ABC1); solamente 1/3 de los chilenos de menores ingresos. Poco más del 1% de los habitantes en las zonas rurales tiene acceso a Internet.

De quienes tienen contratado Internet en la casa, la gran mayoría no tiene idea de que velocidad tiene contratada. La mayoría navega entre 256 Kbps y 512 Kbps. Menos de un 20% de la conexiones son sobre 1 Mbps. Más del 66% de los encuestados consideran que la velocidad que reciben es inferior a la que habían contratado.

Esa es nuestra realidad. No puedo dejar de pensar que soy un privilegiado en la posibilidad que tengo de acceder a las nuevas tecnologías. Con seguridad muchos de ustedes, que leen y participan en este blog son, como yo, parte de esa minoría que accedemos y usamos diariamente Internet.

Los desafíos que tenemos como país en telecomunicaciones son diversos. Para los privilegiados como nosotros los anhelos son más ancho de banda, más velocidad, menores precios. Para la mayoría de los chilenos la aspiración es poder acceder a Internet, esto que para nosotros es tan habitual como hablar por teléfono.

Las empresas anuncian triplicar la velocidad. Es una excelente noticia sin duda. Pero en 2 de cada 3 hogares no hay velocidad que aumentar.

La primera prioridad que tenemos y el principal compromiso de este Gobierno es, como debe ser, que cada vez más chilenos puedan acceder a los beneficios de las nuvas tecnologías. En el vaso, no medio vacío sino que dos tercios vacío es que deben estar nuestros mayores esfuerzos. Con los niños para los que Internet puede ser la oportunidad de una mejor educación. Con los pequeños empresarios del turismo de aquellas bellezas naturales que tenemos… pero que sin Internet y sin teléfono no pueden crecer y desarrollarse. Con los agricultores para los que el acceso a Internet puede ser la oportunidad para ganar en competitividad, hacer frente a las condiciones metereológicas y comercializar de mejor forma sus productos.

Para ellos lo esencial es que los servicios avanzados de telecomunicaciones lleguen más lejos, a las zonas rurales, a los lugares más apartados…. que contratar Internet no sea un imposible para el presupuesto familiar.

Por eso es que nuestros mayores esfuerzos están en la conectividad rural, o en los barrios de las comunas de menores ingresos, y es allí donde destinaremos los recursos del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones. Es por ello que la Presidenta nos ha instruido estudiar y diseñar un sistema de subsidio para las familias de menores ingresos, especialmente aquellas que tienen a niños en edad escolar. Esperamos tener estos instrumentos lo antes posible.

Pero también es fundamental que los consumidores recibamos servicios de calidad, que la velocidad sea mayor, que efectivamente lo que contratemos sea lo que recibimos. Que nuestro proveedor de acceso no nos bloquee la posibilidad de acceder a ciertos contenidos y aplicaciones. Mejor información sobre lo que se ofrece. Por eso es fundamental que se apruebe en el Congreso la iniciativa parlamentaria que permitirá evitar eventuales discriminaciones arbitrarias en el acceso a Internet y proteger de mejor forma a los consumidores.

Tenemos múltiples tareas y desafíos. Esta es una tarea de todos, que debemos enfrentar con decisión. Es por ello que hemos firmado un Acuerdo por la Conectividad Digital con todas las empresas del sector. Necesitamos sin duda también a la sociedad civil organizada, que discutamos más, que tengamos más dialogo y debate. Por ello estamos preparando un blog de políticas públicas sobre conectividad digital en la página de Subtel. Como diría Barack Obama: el tiempo es ahora…. ¡sí se puede!


Pablo Bello es el Subsecretario de Telecomunicaciones del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones del Gobierno de Chile