Videojuegos vs Procesadores

Videojuegos vs Procesadores

por

La leyenda dice que un procesador de gama alta, ayudara a tus videojuegos. Esto es algo que esta impregnado en el inconsciente colectivo, pero que no tiene tanto de verdad. Hoy destruiremos el mito rápidamente y daremos algunas recomendaciones.

Generalmente cuando evaluamos la compra de un computador como estación de videojuegos, tenemos la sabiduría de pensar que lo mejor es intentar tener una plataforma balanceada, procesador y tarjeta de vídeo lo suficientemente equilibrados para que ninguno de los dos se haga cuello de botella con el otro.

Sin embargo, a medida que hemos ido realizando análisis y mirando variados fenómenos de todo tipo, nos ha quedado la duda de cual es la influencia del procesador en la ecuación al momento de evaluar una plataforma para juegos.

Casi siempre tendemos a pensar que la diferencia entre un procesador y otro puede hacer una diferencia enorme en la experiencia de juego, pero, ¿hasta que punto?.

Muchos sitios especializados en hardware, nos incluimos, caemos en aspectos técnicos muy profundos al evaluar un determinado producto, sin embargo pocas veces evaluamos las implicancias reales de esos aspectos técnicos al pensar en aplicarlos en la vida real.

Muchas veces cuando analizamos procesadores de ultima generación, los distintos medios especializados caen en la tentación de bajar las características de calidad a niveles medios o bajos, y a resoluciones relativamente bajas, para lograr ver las diferencias que se marcan entre procesadores.

Esta es una practica común y muy valida en términos “científicos” o de “experimentación”, pero en condiciones reales, ¿alguien gasta U$500 dolares en una tarjeta gráfica, U$500 dolares en un procesador otros U$300 en una placa madre y sobre U$200 en memorias para jugar a resoluciones bajas y con calidad media o incluso baja? La respuesta es definitivamente: no, no y no.

Todos al comprar hardware de ultima generación apostamos a correr todos nuestros juegos a resoluciones lo más altas posibles, con todos los filtros y características activadas y es comprensible, es la idea de gastar mucho en un computador para jugar.

Por ese motivo quisimos hacer una pequeña comparación y ver cuales son las diferencias en situaciones reales entre dos procesadores relativamente distantes en poder de proceso, y también, distantes en costo.

Tomamos un X6800 a 3Ghz y lo comparamos con un Core 2 Duo 4MB L2 a 2Ghz, con varios títulos de ultima generación pero a calidades gráficas de acuerdo al estándar que todos apelan al jugar en condiciones reales y ver en esa situación, cuales son las diferencias.

Plataforma de Prueba

Core 2 Extreme X6800 @ 3GHz
Core 2 Extreme X6800 @ 2GHz
MSI P35 Diamond
2GB DDR3 1333MHz
NVIDIA GeForce 8800GT
Windows Vista

Ocupamos resolucion a 1280×1024 en todos los juegos, en el caso de Crysis aplicamos calidad Alta (no Ultra) sin filtros, ya que es injugable con filtros activados, mientras que el resto de los juegos se les probó con FSAA (Full Screen Antialiasing) x4 y filtrado anisotropico a x16.

Las diferencias son casi nulas entre ambos procesadores, seguramente con parámetros más bajos en cada uno de los juegos, el C2D a 3Ghz logre despegarse un poco más, sin embargo estamos hablando de una diferencia de 1 GHz o un 33% más de frecuencia. A priori habríamos dado como ganador por paliza al X6800, sin embargo en condiciones reales la mayor parte de los gamers queremos jugar apuntando a esta calidad y no a 1024 con calidad media, especialmente si nos gastamos el dinero que significa una plataforma de este calibre. Sin embargo entre un procesador y otro casi no existen diferencias, porque toda la exigencia recae en la tarjeta de vídeo.

Por esta razón, quizás cuando evalúes el comprar tu PC para jugar, sea mejor concentrar todo tu esfuerzo en el hardware gráfico (la tarjeta de vídeo) más que en el procesador, lo que no significa buscar una GeForce 8800 Ultra para ponerle a tu K6-2, sino que priorizar dentro de los limites adecuados, quizás si ya tienes un procesador de doble núcleos es mejor que pienses solo en una actualización de tarjeta gráfica más que en toda tu plataforma, ahora si tienes un procesador single-core (de un solo núcleo) quizas si sea buena idea y se justifique más evaluar una actualización completa.

Ahora si ocupas tu computador no solo para jugar, sino también para hacer trabajos que si vean una escalada con un aumento de frecuencia, como gran parte del software de producción y edición, es posible que comprar un procesador de mayor potencia sea una opción racional. Sin embargo a la hora de pensar exclusivamente en en videojuegos las prioridades parecieran ser tarjeta gráfica, memoria RAM y procesador en ese orden.

Comente este artículo