Si el software de un satélite no funciona: ¡Lánzale un misil!

por

1047 posts

standard-missile-3-sm-3.jpgSólo quedan pocas horas para que la Fuerza Naval de los EEUU envíe un misil dirigido directamente a un satélite espía americano. Esto no es un acto de traición, es una realidad con la cual el Pentágono pretende solucionar un problema técnico causado por una falla de software.

El 14 de Diciembre del 2006 el Pentágono puso en órbita al “USA 193” un satélite espía del tamaño de un bus escolar (casi 5 toneladas de peso). Después de su lanzamiento, la computadora central dejó de funcionar por un problema de software, lo que hizo que nunca llegara a su órbita final planificada. En pocas palabras, el satélite está por caer a la tierra en algún momento a principios en Marzo en alguna parte del territorio Norteamericano.

Hay dos maneras de que el satélite vuelva a la tierra: La primera de forma natural como lo planteara en 1687 Sir Isaac Newton, y la segunda a lo gringo, a la fuerza. Si dejamos que la gravedad siga su curso, el satélite se desintegrará parcialmente al ingresar a la atmósfera posiblemente matando a una o dos personas. Si le disparamos un misil para sacarlo de órbita o desintegrarlo, bueno, EEUU tendrá un nuevo héroe que salvó al mundo.

La reacción de la Casa Blanca frente a este tema es, obviamente, más política que humanitaria. Se especula que el USA 193 contiene material altamente tóxico cómo el Berilio (Be) e incluso material nuclear. Pero lo que realmente tiene a las autoridades preocupado, es que al parecer el satélite tiene una tecnología óptica increíblemente avanzada y uno que otro componente tecnológico ultra-secreto. Por eso, mejor liquidarlo gastándose USD$60 Millones antes de que algún granjero encuentre estas partes y piezas valiosas y las venda por eBay.

Veamos lo que pasa hoy a las 10:30 PM ET, la hora en que se supone el misil será lanzado para salvar a los EEUU, al mundo.

Link: U.S. Will Try to Destroy Crippled Satellite (Space.com)

Foto: Standard Missile-3 (SM-3), el mismo tipo que se usará hoy.