Las firmas tecnológicas se hunden en la bolsa

por

Todos sufrimos

Con la inestabilidad financiera de los últimos meses, la bolsa más que montaña rusa parece un salto en bungee. Las empresas tecnológicas, en particular, están saliendo más perjudicadas que el resto.

Veámoslo de esta manera: las empresas que venden commodities como cobre, petróleo o trigo, no tienen grandes problemas. Mal que mal, el mundo sigue necesitando sus materias primas. El problema surge cuando hablamos de las empresas tecnológicas, cuya riqueza depende de que las corporaciones del mundo se mantengan renovando equipos. Es justamente aquello lo que actualmente está congelado en el ámbito corporativo.

La disminución de la demanda está haciendo estragos en los precios de las acciones tecnológicas, y quienes más lo resienten son los grandes accionistas de cada firma.

Entre diciembre y hoy, Bill Gates ha perdido 3.300 millones de dólares de su patrimonio personal. Steve Ballmer, su heredero en MS, un poco menos que 3.000 millones. Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, han perdido 5.000 millones cada uno y Eric Shmidt, su socio, otros 2.000 millones. Finalmente Steve Jobs ha perdido USD 400 millones.

La crisis nos afecta a todos, pero mientras mis ahorros perdieron 400 lucas entre agosto y ahora, los grandes inversionistas pierden en grande.

Fuente: Sidney Morning Herald