La misteriosa compra que sí le resultó a Microsoft

La misteriosa compra que sí le resultó a Microsoft

por

Danger Inc, un nombre ominoso

Esta noticia es de ayer y, debo decir, no me pareció especialmente llamativa, pero hoy encontramos más información y pensé que valía la pena mencionarlo.

Ayer Microsoft compró Danger Inc., empresa que desarrolla aplicaciones para dispositivos móviles y cuyo principal fruto ha sido el software detrás del Sidekick, un PID al estilo del Nokia N800 o el Sony Mylo que, pese a que por estos lados es relativamente desconocido, en Estados Unidos tiene bastantes adeptos.


[SIZE=1]El Sidekick 3 de T-Mobile, con software de Danger Inc.[/SIZE]

Yo pensé que no era tan extraño, que alguna de esas aplicaciones, así como la planta de R&D pueden fortalecer el desarrollo de Windows Mobile… y entonces Om Malik consiguió averiguar el precio de la compra: USD 500 millones, por una empresa que en rondas de capital había juntado USD 225 millones. Si consideramos que en una ronda de capital de riesgo generalmente se junta más dinero que lo que la compañía vale en ese instante (sino, no sería de riesgo, verdad?) entonces tenemos que MS pagó doblemente más.

¿Tiene Microsoft una necesidad patológica de gastar dinero? ¿Será más bien que necesitan parecerse a Google incluso en la tendencia consumista? Puede que al respecto, no anden tan lejos. Si para MS esta empresa (cuyo valor libro no debe llegar ni a los USD 100 millones) vale 500 millones, es que está mirando más allá.

En este momento, Google domina los negocios de la búsqueda en Internet y la publicidad online. MS quiere comprar Yahoo porque siente que no tiene otra manera de ganar participación de mercado en forma relativamente rápida. Sumando y restando, ya que MS ve a Google interesado en expandir su hegemonía hacia el mercado móvil, sencillamente se la juega por abordar ese mercado incluso sin tener una estrategia clara al respecto. Es como mirar a la mesa de al lado y decir: “deme lo que pidió esa señora“, sin saber de qué está hecho ese guiso, porque la ves comiendo con avidez.

Fuente: VentureBeat