FWLabs: Telefónica TV Digital + PVR

FWLabs: Telefónica TV Digital + PVR

Este FayerWayer Labs es parte de un SuperHiperMegaReview Triple Agrandado con Extra Tocino™ sobre la Televisión Pagada en Chile. Esta es la tercera parte y final, sobre Telefónica. Ya publicamos uno sobre VTR Triple Pack Gold, otro sobre DirecTV Plus. Para más información ver el artículo introductorio.

Intentamos probar el servicio Telefónica Trío con el decodificador PVR que permite grabación de video digital (DVR). Lamentablemente la burocracia para contratarlo y la irresponsabilidad de Telefónica, impidió que pudieramos hacerlo. Finalmente tuvimos que ir a la casa de un amigo que tiene el servicio, dónde revisamos brevemente el servicio y sacamos algunas fotos a los equipos. No se lo recomendaría ni a mi peor enemigo. Para nuestros amigos del sur de Chile, cada vez que digamos “Telefónica”, queremos decir Telefónica CTC Chile y no Telefónica del Sur.

El SuperHiperMegaReview™ está dividido de la siguiente manera: Instalación, Viendo Televisión, Grabación de Video Digital (DVR), Decodificador y Control Remoto, Desinstalación y finalmente los Imperdibles e Impresentables.


Telefónica – Instalación

Llamo al servicio de televentas de Telefónica y me atiende lo que parece ser una señorita muy agradable (y no un robot). Conversando le cuento que nunca he sido cliente de Telefónica, por lo que me pide todos mis datos. Nos reímos mientras configuramos el Trío con PVR que quiero contratar. Para igualar la oferta de VTR y DirecTV, solicito los siguientes ingredientes: Plan telefónico de 650 minutos, conexión a internet de 2.4 Mbps, televisión con Plan de Entrada, Plan Plus, Plan Más, Plan HBO Max y Plan Movie City, más el decodificador PVR. La señorita me avisa que el PVR tiene un costo de instalación de CLP $9.990 (US$20). Me ofrece montones de promociones, le agradezco pero le digo que lo solicitado es suficiente. Confirma mis datos unas 10 veces y finalmente me avisa que la instalación se hará en 6 a 8 días más. Nos despedimos y yo empiezo a esperar.

Al día siguiente, Viernes en la tarde (justo mientras VTR instala y pocos minutos después del llamado de DirecTV), me llaman para contarme que se equivocaron y que me pueden ofrecer 2 meses gratis de todo el servicio. Lamentablemente, me dicen, mi RUT (número de identidad) ya quedó ingresado por lo que tengo que entregar otro para aprovechar la promoción. El proceso es tan complejo que termino pidiendo que se olviden de los 2 meses gratis y que simplemente vengan a instalar tan rápido como puedan.

Pasan 5 días, me llaman y dicen de la nada que “puede ir a instalar inmediatamente”. Les pregunto cuanto tiempo más e insisten, “inmediatamente”, dicen que están “afuera de mi casa” (sin aviso previo). Les aviso que estoy en una reunión, pero puedo llegar a mi casa en 30 minutos. Me avisan que van a estar esperando. Termino la reunión y parto volando a mi casa, llegando antes de los 30 minutos anunciados. No hay nadie de Telefónica “afuera de mi casa”. Me quedo toda la tarde en la casa y nadie llega.

Al día siguiente (sexto día de espera), me llaman para decirme que pueden ir a la mañana siguiente (séptimo día), a instalar. Les digo que no hay problema, pero que deben llegar antes de las 11 AM ya que debo salir a una reunión. Me dicen que llegarán antes de las 11 AM.

Al séptimo día, me quedo esperando hasta las 11:15 AM y no llega nadie. No llegaron “antes de las 11 AM” como prometieron. Salgo apurado a mi reunión y llego justo a las 11:30. Esa misma tarde me llaman y dicen que pasaron a las 12:00 PM y no había nadie. Ja, ¿que esperaban? Les pedí expresamente y ellos se comprometieron a llegar antes de la hora señalada. Finalmente me confirman que el próximo día, Sábado, pasaran antes de las 10 AM. Les aseguro que voy a estar ahí, que pasen a cualquier hora del día.

Sábado, octavo día, el limite de tiempo que me dió la simpática señorita originalmente. Me quedo todo el día en la casa y no pasa nadie. Tampoco llaman. Esa misma noche debo salir de viaje por 6 días.

A los 15 días vuelvo a llamar a televentas para preguntar que ha pasado con mi instalación. Dicen que la visita está pendiente y que sucederá dentro de los próximos 6 a 8 días. Le digo que ya han pasado 15 días desde la primera solicitud de instalación, pero me dice que no tiene más información, que el sistema le informa que la instalación será en 6 a 8 días. Le agradezco la información y corto la llamada antes de bañar a la persona con palabras que no están en el diccionario.

A los 18 días, un Martes en la tarde, tocan el timbre de la casa y habla un hombre que dice venir de Telefónica. Sorprendido le abro la puerta. Es un señor de chaqueta y corbata con un maletín. No tiene ninguna identificación que diga que viene de Telefónica, salvo una copia de formularios con el logo de Telefónica. Le pregunto si viene a instalar y me dice que no, que antes de instalar debo firmar unos papeles y entregarle una fotocopia de mi carnet de identidad. Le digo que no tengo fotocopias de mi carnet. Me dice que no hay problema, que él puede ir a fotocopiar mi carnet a la esquina y vuelve (no hay fotocopiadora cerca de mi casa, tendría que ir muy lejos). Le digo que no voy a dejar que un desconocido salga de mi casa con mi carnet de identidad, que prefiero hacer yo la fotocopia y que el pase al día siguiente a recoger todos los papeles. Terminamos acordando que me llamaría antes de pasar, para confirmar que yo estuviera en mi casa. Antes de irse, le pregunto porque me pide una fotocopia si su competencia no lo hace. Me dice que no sabe, que es un “requisito de la compañía”.

Dos días después, al vigésimo día, llego a mi casa de noche y tengo una nota pegada en la puerta de mi departamento. Adentro de mi edificio, en la puerta misma de mi casa (¿quién lo hizo entrar?). Es del mismo señor, avisando que pasó por mi casa y no me encontró — claro, no confirmó antes como habíamos acordado. En la nota dice que pasará el próximo día en la tarde.

Nunca más apareció. Nunca más me llamaron de Telefónica. Yo juré nunca más llamarlos y recomendarle a todo el mundo que tampoco lo haga.

6 llamadas. 21 días (finalmente nunca llegaron, nunca llamaron, nunca instalaron).

Costo Mensual del Servicio:
Telefónica Trío con plan telefónico de 650 minutos + conexión a internet de 2.4 Mbps + televisión con Plan de Entrada, Plan Plus, Plan Más, Plan HBO Max y Plan Movie City + decodificador PVR: CLP $68.000 (US$136)


Telefónica – Viendo Televisión

Revisamos un par de canales y la calidad parece levemente mejor a YouTube. No puedo creer Telefónica tenga la poca vergüenza de ofrecer un servicio de tan baja calidad.

La interfaz de la guía de programación (EPG) tiene unos colores horribles y la información es muy difícil de entender. Sólo muestra las próximas dos horas de programación, por lo que no sirve de mucho más que para ver lo que están dando en ese momento.

La configuración de imagen y sonido es bien limitada, permitiendo elegir únicamente entre pantalla estándar (4:3) y pantalla ancha (16:9) y activar audio con Dolby Digital — pero al parecer está inhabilitado ya que no hay nada conectado por la salida de audio digital.

Cuando fuimos a sacar las fotos, justo Murphy hizo de las suyas y quedamos sin señal. No sabemos por qué.


Telefónica – Grabación de Video Digital (DVR)

El decodificador tiene una sola conexión a la antena, por lo que sólo puedes grabar lo que estás viendo. El momento que cambias de canal, deja de grabar. Al final para lo único que realmente sirve es para ponerle pausa y retroceder o adelantar la televisión en vivo.

No alcanzo a probar las opciones de programar el DVR para que grabe un programa o serie a futuro, por lo que no se que tan bien funciona.


Telefónica – Decodificador y Control Remoto

Aquí Telefónica se ganó un premio. Premio al peor decodificador y peor control remoto de los tres servicios probados.

El control remoto parece de reproductor de DVD de diez lucas (US$20). La distribución no es de lo peor, pero incluso tiene botones que no están marcados — los apretas y no pasa nada.

El equipo es un Echostar DVR-727CL y según la página de Echostar, tiene 160GB de disco duro interno y sólo un sintonizador. Atrás tiene dos entradas y dos salidas coaxiales que no sabemos para funcionan, una entrada coaxial para el sintonizador y una salida coaxial para el televisor, dos salidas RCA de video y audio estéreo (una para TV la otra para VCR), y conexión de audio digital S/PDIF coaxial (con confundir con el audio digital óptico, Toslink).

Nota: Aunque el decodificador tiene un logo de “DVB” (la norma europea de televisión digital), simplemente indica que Telefónica usa la norma DVB-S (satelital) para la transmisión de su señal. No va a servir para sintonizar la señal de televisión digital terreste, DVB-T, si es que el gobierno de Chile la termina eligiendo como la normal de transmisión de televisión digital terrestre.


Telefónica – Desinstalación

Como nunca llegaron a instalar, tampoco tuvieron que desinstalar. Pero si la instalación es un indicador, dudo que sea mucho más fácil.


Telefónica – Imperdibles e Impresentables

Impresentable: Aunque tenían un cliente dispuesto a pagar CLP $68.000 (US$136) por el servicio, me estuvieron tramitando más de 20 días. Finalmente decidí evitar el dolor de cabeza. Nunca llegaron a instalar nada. El peor servicio de contratación e instalación que he experimentado en mi vida. Más caro que alternativas similares de la competencia. Decodificador tiene un sólo sintonizador, por lo que no puedes ver un canal mientras grabas otro. El control remoto es de mala calidad. La guía de programación es poco atractiva, difícil de usar y sólo tiene información para las próximas dos horas. No puedo entender como alguien puede contratar este servicio, existiendo alternativas mejores y más baratas.

Imperdible: La señorita de televentas que atendió mi primer llamado.


Link

Link: Telefónica TV Digital


FWLabs: Televisión Pagada en Chile: