Cómo reaccionó Yahoo ante la oferta Microsoft

por

Sentimientos encontrados, corazones divididos

En Yahoo hay varias corrientes de pensamiento y no es para menos: mal que mal, en pocos meses vieron renunciar a su CEO, volver a su fundador, hacer agua a su fundador, anunciar mediocres resultados, anunciar despidos y recibir una oferta de Microsoft para adquirir la empresa. Lo único que les falta para batir el record mundial de estrés es cambiarse de casa, divorciarse y perder la billetera con todos tus documentos dentro.

Ante la oferta de Microsoft, la directiva anunció que se tomarían todo el tiempo del mundo para sopesar el tema. Mal que mal, Yahoo tiene todavía bastante peso en la publicidad online y su buscador también tiene bastante participación de mercado. Aunque sean una empresa en las cuerdas, su importancia estratégica a la hora de inclinar la balanza MS/Google lo hace mucho más valioso que su simple valor libro o capitalización bursátil, o la suma de ambos incluso.

Por otra parte, los accionistas, ajenos al muñequeo del directorio, tienen una visión más práctica: en 4 años las acciones de Yahoo han caído un 40% y hoy tienen una posibilidad de salirse con un sobreprecio del 60%. Sumando y restando, a menos que alguien haya tenido la mala suerte de entrar justo en el punto más alto, la oferta de Microsoft permite que recuperen su inversión e incluso se vayan con ganancias.

Finalmente, los empleados tienen también una maraña de sentimientos. Algunos no quieren trabajar en Microsoft, una empresa con una imagen bastante más rígida que la jovial percepción de Yahoo. Otros, sienten que desde el momento en que Yahoo anunció que despediría a 1000 empleados, la disyuntiva es “trabajar para MS o no trabajar”. Finalmente, les simpatice o no Microsoft, todos reconocen que la empresa de Redmond podría traer un poco de seriedad y orden a lo que hasta ahora era una organización caótica.

Pase lo que pase entre Yahoo y Microsoft, una cosa es segura: en las oficinas de Y! no se habla de otra cosa.

Fuente: News.com