AMD estaría considerando externalizar producción de CPUs

por

El que nada hace nada tiene

Ok, me permití deformar el refrán para señalar que AMD busca una aproximación zen al frio mercado de la informática: deshaciéndose de sus posesiones terrenas podrá elevarse al nirvana de la liquidez contable.

Pasa, queridos amigos, que a medida que una firma crece hay saltos cuánticos en sus necesidades de infraestructura, y llega un punto en que la inversión necesaria para expandirse se torna prohibitiva y las empresas tocan techo. Pero el problema va más allá, porque las expansiones anteriores, cuando han sido financiadas mediante instrumentos de deuda de cualquier clase, van tomando un guadañazo de la caja mes tras mes, manteniendo a la empresa siempre un poco debilitada.

Me encantaría poder decir que las razones que acabo de citar son las oficiales, pero en realidad es mi interpretación del concepto “Asset Smart” que Héctor Ruiz se negó a desarrollar dedicando una sonrisa enigmática a la prensa.

Para lo que importa, AMD ha dicho que considera desligarse de sus instalaciones materiales para convertirse en una suerte de NVIDIA, una matriz de diseño que subcontrata la producción de sus chips a otras factorías. Actualmente, hay muchas maquiladoras capaces de tomar esa responsabilidad en sus manos, pero la prensa parece inclinarse alternativamente por TSMC (que fabrica los GPU de ATI) y por IBM, con el cual AMD ya tiene un acuerdo de colaboración para la parte R&D.

Pues bien, así como van en un mismo carro con IBM para investigación y desarrollo, de a poco se van tentando en hacer lo mismo pero para la parte fabricación. Es peligroso, es estratégicamente muy arriesgado, pero si funciona, la empresa aseguraría su existencia sin necesitar un patrimonio ridículo respaldándola.

Fuente: VR Zone