Greenpeace opina sobre el MacBook Air

por

¿Pensaban que no?

En el keynote de la MacWorld 2008 -evento que cubrimos en vivo- un Steve Jobs en jeans azules y sweater negro con cuello de tortuga anunciaba orgulloso que el MacBook Air era el producto más ecológico de Apple hasta la fecha.

No sólo posee una pantalla libre de mercurio y vidrio libre de arsénico, sino además cables sin PVC, empaque mucho más pequeño que los otros MacBooks, carcaza de aluminio reciclable, las últimas certificaciones Energy Star y un premio “EPEAT Silver” (Electronic Product Environmental Assessment Tool) por su gran cumplimiento de las normas IEEE 1680-2006.

Pues bien, para el común de los mortales esto es un gran paso de parte de cualquier compañía por hacerse más verde, pero… ¿lo es para Greenpeace? Aparentemente no.

En una entrevista para la revista Wired, el director legislativo de la “Campaña Tóxica” de Greenpeace señaló:

[INDENT]”Apple se está volviendo verde, pero no lo suficientemente verde, […] El MacBook Air tiene menos plástico PVC y menos BFR tóxicos, pero podría tener cero y eso haría de Apple un líder ecológico”.
[/INDENT]

Si bien esto parece un punto de vista muy aceptable, me quedan dando vueltas varias cosas. La primera de todas: ¿Por qué Greenpeace habla de que hay menos de todo, cuando Apple ya ha señalado que el producto está libre de esos materiales?.

Segundo: ¿Cuándo algo es lo suficientemente verde para Greenpeace? ¿Han publicado algún estudio científico y bien hecho señalando cómo se debe fabricar una de estas máquinas? Siguiendo a eso, ¿Tendrán un incentivo real otras compañías de tratar de satisfacer a GP, si para ellos todo no es lo suficientemente verde?.

La tercera gran pregunta es: ¿Por qué Apple? Hoy en día es una de las compañías más verdes, y sólo por conceptos de producción y transporte sería una de las que menos contaminan (ya que otras como Dell o HP manejan volúmenes de producción muy superiores). Entonces… ¿Por qué seguir hostigando a Apple?. Creo que tengo la respuesta a mi propia pregunta: Si hablas de Apple, consigues toda la atención que necesitas. Si hablas de otra compañía, te pescarán un rato y luego no.

¿Cuáles son sus conclusiones?

Fuente: Ars Technica

Clarificación: Si bien estoy de acuerdo con el objetivo final de Greenpeace, no concuerdo con sus tácticas. Comienzan a ser una máquina de propaganda terrible, y pareciera que sus prioridades de ideales pasan a segundo plano.