Empezó remate de la banda de 700Mhz

por

Tibio comienzo

Tal como les comentábamos en esta noticia, el llamado espectro de 700Mhz que hoy ocupan las señales análogas de TV quedará libre cuando a partir de febrero 2009 todas las emisoras deban cambiarse, por ley, al estándar de TV Digital. Por los atributos de esta frecuencia, el que la ocupe dispondrá de un espacio ideal para establecer redes WiFi, así que la FCC decidió rematar el espectro, y ese remate empezó antes de ayer.

Como sabrán, hay muchos segmentos que se ofrecen para usos locales, pero hay dos en particular, el C y el D, que servirán para establecer una red Wifi que cubra la totalidad de Estados Unidos. De esos dos, el más apetecido es el C, puesto que quien se adjudique el D deberá compartir tu espacio e infraestructura con la National Public Safety Communications Network. Quienquiera que se adjudique estos segmentos, debe adherir a ciertas reglas que incluyen acceso abierto a la red, en el sentido de no bloquear otros operadores que estén dispuestos a pagar el acceso. Nada de exclusividad para suscriptores de una sola empresa.

Les contábamos esa vez que el precio de reserva para el tramo C es de 4.638 millones de dólares, mientras que para el D, no se cerrará el remate por menos de 1.330 millones. Veamos como van las ofertas.

Durante el jueves, se había recibido sólo una oferta por el tramo D, de 473 millones, mientras que el tramo C sí tuvo varias ofertas y la mayor quedó en
1.240 millones. Ya pasados al viernes, el tramo D no registró nuevas ofertas, pero el tramo C subió a 1.493 millones.

Nadie sabe exactamente quien está ofertando. Es decir, se sabe que AT&T, Verizon y Google están presentes, pero se desconoce qué oferta va haciendo cada uno. Es un dato que la FCC guarda bajo estricto secreto.

Según algunos entendidos, Google no tiene el menor interés en adjudicarse el tramo C, pero sí desea ir subiendo las posturas hasta alcanzar el mínimo, y luego dejarse ganar, cosa de empujar a los proveedores actuales a quedarse con el segmento y hacerlo adherir a la regla de acceso abierto.

Fuente: Ars Technica