AMD publica resultados del Q4

por

Ni tan malos…

No se por qué pero siempre que relatamos los resultados de AMD hay que incluir un service pack contable para entender que los números se ven peor de lo que son. Vamos primero con la información cruda: AMD perdió 1.800 millones de dólares durante el cuatro trimestre.

Ahora el service pack. De esos 1.800 millones, sólo 97 millones son pérdida real. El resto, es porque se ejecutó por única vez una corrección contable que asume la pérdida del asiento Good will.

¿Good Will Hunting? No. Sucede que habiendo pagado 5.400 millones por ATI, la valorización de la empresa canadiense con el correr del tiempo arrojó que AMD pagó más de 1.600 millones de sobra. Esta cantidad es lo que se llama “good will” y tiene por objeto representar activos intangibles como la buena onda, la felicidad de los empleados y la capacidad de hacer milagros. No, esperen, eso es el Black & White.

Es similar al sobreprecio que Oracle, por ejemplo, pagó por BEA, y ese sobreprecio de todos modos es una pérdida contable: pagar 1000 por algo que contablemente vale 700, y aunque la buena onda es inavaluable, al hacer el balance tienes que descontar esos 300 en algún momento, por única vez. AMD lo hizo y terminó el año con una pérdida mínima, más la corrección contable que abulta la cifra roja.

Según informaron, ya entrando en detalles, la división de procesadores cerró con números azules y no, no es gracias al Phenom, sino al Opteron Barcelona que está rompiéndola en el mercado de servidores y se anotó un crecimiento del 11% con respecto al Q3.

No sé uds pero creo que AMD está bien lejos de morir, y aunque ha tenido llamativos problemas con lo que son sus Quad Cores para el mercado de escritorio, la verdad está bastante saludable en sus otros negocios: VGAs, chipsets, CPUs de servidores. Tal vez ya hayamos dejado atrás el punto más bajo y ahora viene el repunte.

Fuente: CNET