Review: Las tarjetas más caras del mercado

Review: Las tarjetas más caras del mercado

por

En nuestro circo hoy enfrentamos a las dos tarjetas más caras y poderosas de AMD y NVIDIA. En la esquina derecha con 1GB de memoria RAM GDDR4 y 320 SP, la Diamond Radeon HD 2900 XT. En la esquina izquierda, con 128 SP y altísimas frecuencias la MSI GeForce NX8800 Ultra. Solo una ganadora en nuestra guerra de tarjetas tope de linea.

El mundo de las tarjetas gráficas se mueve tan rápido, que llega a dar vértigo. Aquella tarjeta que fue tope de linea el año pasado hoy no es más que un producto obsoleto con un precio que solo suma una fracción que aquel que costo al ser un producto tope de linea.

Sin embargo esto en ningún caso frena a los más fanáticos de comprar o al menos aspirar a tener la tarjeta gráfica más rápida que el dinero pueda comprar. Bueno y es por esta misma razón, que los principales desarrolladores de procesadores gráficos – ATi y NVIDIA – luchan por sacar un producto que no solo rinda de forma superior, sino también que de pasada humille al contrincante.

Porque en este segmento no solo hablamos de tarjetas gráficas, sino hablamos de orgullo. Orgullo que luego apalanca la imagen de la compañía y las ventas de sus productos de menor valor. Es esta sin lugar a dudas la primera división de las tarjetas gráficas, por las cuales los ejecutivos de las compañías se desvelan y vuelan de lugar en lugar evangelizando la palabra de sus productos.

En pocas palabras y para no aburrirlos mas – porque sabemos que lo que ustedes quieren ver son cuadros por segundo y tarjetas del largo de un buque factoría – da lo mismo que estos productos no se vendan en demasía, son los que traen un excelente margen, un alto precio, un insuperable rendimiento, un gran ego para sus dueños, un aumento en el valor de marca y el orgullo de quienes la usan y quienes las venden. Estamos una vez mas ante un guerra donde todo vale, sistemas de disipación gigantes, presentaciones de treinta paginas y precios equivalentes al de un computador completo de entrada.