Lanzamiento Super Mario Galaxy

por

O quizás debería decir Super Mario Disappointment, por que esto fue lo que me dejo este evento realizado este lunes, una gran decepción y lo peor de todo, no tuvo que ver con el gran Mario, si no con un conjunto de malas decisiones que este humilde servidor le parecieron al menos poco atinadas.

Fuimos cordialmente invitados por Nintendo Chile a uno de los lanzamientos de juegos de videos que sólo se dan pocas veces, porque Mario ha estado en casi todos los géneros de video juegos (Solo le falta protagonizar un FPS) pero donde realmente es SUPER es en las plataformas, y este juego promete mucho, primero por la gran consola que lo cobija y segundo por el hecho de tener un sistema distinto a nivel de planos: ahora sí que estamos hablando de plataformas 3D donde literalmente podemos dar la vuelta al mundo.

Ahora bien el problema no fue Mario Galaxy, si no más bien el evento en sí. Como dije anteriormente llegamos ahí gracias a una invitación, en formato de tarjeta con una impresión a todo color de Mario, acompañada de unos ticket de algún tipo de concurso que se realizaría en el evento. Hasta ese momento todo bien, se notaba preocupación y una buena producción, pero ya la hora me molesto un poco, 21:30 un día lunes es un poco agotador, pero al llegar al lugar del evento (un restorán) como primera impresión fue un “¿me habré equivocado?”, no había nada que indicara en que comedor se desarrollaría el encuentro, así que tuve que recurrir al clásico “preguntando se llega a Roma”.

Después de la amable indicación de la gente del restorán, llego por fin al lugar a las 21:30 clavadas, me encuentro con un sobrio pendón de Nintendo al final de un túnel, la verdad me causo gran expectación, cuando ya ingrese al sitio me lleve otra sorpresa, me quitaron la bonita tarjetita de Mario y solo me quedé con el cupón ( hubiera preferido quedarme con la tarjeta) luego me sentí solo, no había NADIE, solo la gente de Nintendo que aún en la hora de inicio del evento seguían instalando pantallas y Wii’s para que la gente pudiera experimentar con los distintos juegos que tenían en exhibición. ¿Por qué no había público cuando llegué? Eso todavía me lo pregunto pero supongo que a la clásica impuntualidad chilena se suma que ya Mario no es la sensación de antes.

Un nuevo juego de Mario es tomado casi como una trivialidad, total algún día sacaran otro o lo pondrán en cuanto juego se les ocurra y es aquí dónde empezaré a hacer las odiosas comparaciones con respecto al lanzamiento del Halo 3 que fue solo hace un mes atrás. En el evento de Microsoft uno entraba y se respiraba Halo, todo en un tono verde, con la palabra Halo por varios lugares. En el evento de Mario había una publicidad de cartón de un metro de altura y en un esquina, aparte de eso nada indicaba que estabas en un lanzamiento de un juego de Mario, lo siguiente es que mientras en el evento de Halo habían varias pantallas que garantizaban que cuando se presentara el juego habría el suficiente espacio para que todos pudieran probarlo, acá conté solo 8 consolas y una pantalla gigante, me dije “mi entrada es la 26x supongamos que son max 300 invitados, creo que tendré que pegar algunos codazos para poder probarlo”

Otro punto fue la comodidad del lugar, mientras en Microsoft tenían unos sillones rodeando cada pantalla, acá no había ningún tipo de esa comodidad, si querías sentarte tendría que ser en el lugar de las mesas, que tampoco eran un gran consuelo.

No todo era malo, el servicio del restaurant fue simplemente sublime sus carnes estaban deliciosas para ellos un 7.

Volviendo a los stand de las consolas me molestó ver que los chicos de Nintendo no paraban de jugar mientras la gente llegaba, creo que si vas a mostrar tus productos, por lo menos deja que la gente los pruebe no tus trabajadores. Si bien en el transcurso de la jornada se fueron aflojando, eso debió haber sido del principio. Sólo a los chicos que andaban mostrando juegos en la Nintendo DS los vi comprometidos con su trabajo, siempre andaban buscando gente para que probara el juguetito.

Por cierto un juego me llamó mucho la atención, se trata de Boggie un juego que creo será el eje motor de muchos buenos momentos en la juntas de amigos o familiares, el sistema de juego es muy simple, solo tiene que seguir el ritmo de una canción y hacer movimientos con el wii remote y en algunos casos hasta cantar.

Otro punto que me llamó la atención es que no había publico objetivo, todos bordeaban los 25-30 años y algunos muchos más, no vi adolescentes y solo vi a un niño. Puedo inferir que la mayoría de los asistentes trabajan en o son parte de la red Nintendo (Amigos si quieren dar las gracias a sus trabajadores hay algo que se llama Fiesta de fin de año), claro que Mario es un juego que todo el mundo puede disfrutar, pero ese es el tema, TODO el mundo.

Con el pasar del tiempo me fui dando cuenta que no pasaba nada con el inicio de la presentación, paso UNA hora para que hicieran pasar a comer, no se ustedes pero a mi un profesor no me deja entrar a clases cuando llego 5 minutos atrasado. Puedo entender 20 minutos pero no una hora y el hecho de que teníamos que comer, ver un presentación y rogar para que pudiera probar el juego, me hizo analizar si valía la pena quedarme y luego andar rogando que pasara locomoción para mi querido hogar, llegue a la conclusión de que me quedaría por la comida, luego que me quedaría por el sorteo, pero no se me cruzo por la mente probar Mario y eso está mal, por lo que agarré mis cosas y me fui, no comí ni me quedé al sorteo, quizás hubiera ganado ( ¿Qué?, no se pero no creo que me lo hubiera podido llevar a las 2 de la mañana sin locomoción) y me quedé con las ganas de jugar a Mario Galaxy, que fue el motivo de este lanzamiento, no ir a comer o esperar ganar algo.

Por ejemplo mientras en una hora en el evento de halo había probado 7 juegos con enfrentamientos incluidos, comido sushi, escuchado la presentación, jugado Halo 3 solo y multiplayer sentado cómodamente en sillones, acá con mucho esfuerzo probé 2 juegos y me comí 2 brochetas

Impresentable.

Lo bueno:
El restaurante
Los DS boys

Lo Feo:
La impuntualidad
Donde esta Mario?

Lo malo:
Que me quede con la ganas de jugar Mario
Que esta navidad en vez de regalarme un wii con varios juegos como boggie tendré que comprarme una moto para poder cubrir eventos demasiado largos.