Ojo con los envios de placas madres

Ojo con los envios de placas madres

por

No todo lo que brilla es UV

La semana pasada estuvimos en Shanghai, China – actualmente estamos en San Francisco, CA – gracias a la cortesía de MSI, Microstar International. En este evento para prensa, aprendimos algunos detalles de sus próximos productos, su campaña PC2008, visitamos su fabrica, comimos tortuga y conocimos su operación asiática. En los días que vendrán esperamos informarles sobre este viaje, poco a poco, ya que bastante novedades sucedieron y el tiempo disponible no es demasiado. Con esto dicho, partimos con la primera nota.

Cada cierto tiempo nos encontramos con reportes de envíos de placas madres por parte de los principales fabricantes y ensambladores de estas mismas, sin embargo estos números debemos tomarlos con algo de cuidado. Como muchos sabrán en China se fabrica la gran mayoria de las placas del planeta, es así como el fabricante A puede tener su propia planta de ensamblaje, sin embargo cuando su demanda supera su capacidad de producción, este ordena a un fabricante B, el restante de sus placas madres. A la hora de entregar envíos de placas madres, el fabricante A suma todas las placas madres que fabrico, más aquellas que el fabricante B fabrico para el, ya que técnicamente luego de ser construidas por B estas fueron enviadas a las bodegas de A. Por su lado el fabricante B considera todas sus placas madres fabricadas como enviadas, ya que claramente salieron de su linea de producción y bodegas de almacenamiento. Esto hace que muchas placas madres sean contadas en dos ocasiones, incluso en algunos casos tres. Esto es algo que debemos de separar a la hora de considerar y separar a la hora de hablar sobre placas enviadas y placas fabricadas, un tema importante a la hora de hablar de los más grandes.