Myanmar segregado de la internet

Myanmar segregado de la internet

por

Que el mundo no se entere

En este minuto Myanmar es como el matrimonio. Los que están fuera se mueren por saber cómo es y qué pasa allá adentro, mientras que los que ya están ahí darían lo que fuera por salir. El punto es que este país maravilloso, alguna vez llamado Birmania, en el cual Pablo Neruda fue nuestro embajador , está hace muchos años bajo una recia dictadura que ante las protestas civiles (encabezadas por los monjes budistas) ha endurecido las de por sí draconianas restricciones a las libertades individuales.

Debido a la “revolución azafran”, como se ha dado en llamar a las protestas de los monjes, la junta de gobierno de Myanmar ha bajado el único ISP del país, por lo cual los birmanos ya no pueden acceder a internet, y la gente de afuera tampoco puede ver ningún sitio web birmano, por lo cual nos hemos quedado sin información de lo que está ocurriendo en ese país, o más bien dependiendo de los reporteros internacionales que, arriesgando su vida, siguen enviando despacho por medios más tradicionales.

Con esta noticia nos damos cuenta de que en el rincón más remoto del mundo, nadie es ciego a la maravilla de Internet, tal que a la hora de correr su cortina de bambú, saben que lo primero que hay que hacer es cortar el acceso a la red.

En una noticia relacionada, les contaremos que ya circula un correo con el siguiente contenido:[INDENT] Queridos Amigos y Colegas: adjunto estamos enviando un mensaje de Su Santidad el Dalai Lama, en apoyo a las demostraciones pro-democracia que están teniendo lugar en Birmania. Les enviamos esto para que se informen y lo redistribuyan a discreción.

Con los mejores deseos:

Tenzin Taklha, Secretario Oficial de Su Santidad el Dalai Lama [/INDENT]El archivo adjunto, llamado hhdlburma_001.doc, contiene en realidad un script que explotando una vulnerabilidad de word, instala en el PC el troyano llamado Agent-CGU.

Como sea, esto demuestra que para los malvados virulientos, no hay tragedia social o natural de la que no puedan sacar provecho… pero en cambio cuando no hay petróleo bajo el suelo, no importa la brutalidad de una dictadura, los Estados Unidos no mueven un dedo.

Fuentes: The Register