Consola o PC, esa es la cuestión (-Shekspear)

Consola o PC, esa es la cuestión (-Shekspear)

Sólo gamers con gran poder adquisitivo podrían decir “los dos pues!”. Lamentablemente la realidad es otra, donde elegir tu plataforma es basarte en tus necesidades, dinero, y por supuesto, tiempo.

En este artículo excesivamente extenso, verán qué significa ser un gamer de consola o de PC, y de paso les recomendaremos lo que sería la mejor opción para ustedes. La guerra santa de los juegos comienza ahora.

Todos tenemos que preguntarnos qué camino decidir para ocupar nuestro tiempo, si tenemos el suficiente, claro. Básicamente, cada una tiene sus pro y sus contra, y la decisión se hace mucho más difícil a medida que los factores aparecen: tiempo, dinero, comodidad, conocimiento, tamaño de tu TV y tus parlantes, trabajo, estudio, etc. Sin embargo, para muchos es una necesidad innegable “despegarse” del mundo real para disfrutar ser el protagonista de tu propio juego.

Es muy difícil hablar de “es mejor una consola” o “es mejor un PC” sin los factores que significa cada uno de ellos, especialmente por separado, pero hice el esfuerzo.

Nadie dijo que un PC para jugar es barato. Muchas veces, para equiparar los “años de vigencia” de una consola común, será necesario invertir en una tarjeta de video, memoria RAM y procesador de alto desempeño. No por nada en TecnoSquad/Juegos tenemos PC’s de ese segmento por lo mismo. Además, ten en cuenta que se desvalorizará con el tiempo, así que prácticamente tendrás que pensar en su jubilación antes de comprarlo. El costo de mantener un PC es alto.

Pero en la consola, lo compras y ya. Espérate a la XBOX 720, la PlayStation 4 y la Nintendo ASDF, porque los juegos seguirán siendo compatibles con tu consola hasta el fin de los tiempos, amén. Podrás gastar entre los $300 US y $600 US, pero será un gasto que sólo harás una vez hasta que pasen buenos años.

Un PC siempre ha sido un sinónimo de “configurar y ajustar”. Incluso es posible que dudes varias veces antes de comprar un PC para jugar. Teniendo en cuenta que será una plataforma de juegos, pasarás gran parte de tu tiempo ajustando tu hardware y software para obtener el máximo de comodidad y experiencia de juego en un principio. Manejar un PC no es fácil, requiere tiempo, y adquirir algunos conocimientos básicos, a costa de evitar mandarlo a Servicio Técnico cada vez que no puedas jugar porque le falta “el acceso directo”. No sólo eso, pensar en ocupar Linux u otro Sistema Operativo que no sea Windows es casi un pecado.

Por contra parte, la consola, es prender y jugar (Plug & Play). Tan simple como eso. Todo es intuitivo, ordenado y fácil de “configurar”. Conecta los cables a tu TV y ya.

Siempre el PC ha sido un referente inequívoco de una máxima experiencia de juego. Básicamente, el ratón y el teclado están a años luz de un joystick o gamepad. Si no te gusta ese tipo de controles, también tienes la opción de comprar un joystick a tu medida, configurable hasta el último botón que se te ocurra.

Sin embargo, pensar en jugar 4 personas en un mismo equipo, es mucho más engorroso que en consolas. La solución más usual es usar joysticks. Dado esto, es mucho mejor vía Internet.

En la consola, siempre tendrás un joystick, sea como sea. No será posible cambiarlo por otro que te guste, y la configuración de los botones dependerá de cada juego. No olvidemos que si bien algunas consolas cuentan con el sensor de movimiento (Wii, Ps3), siguen siendo restrictivos en su uso.

Pero por otra parte, jugar con dos o tres amigos más es tán fácil como colocar los joysticks y listo. Incluso, puedes jugar por Internet en un abrir y cerrar de ojos, o un modo cooperativo en algún juego que te guste.

Hoy por hoy, el PC aún tiene el trono del poder multimedia. Podrás reproducir videos en alta calidad cual sea el formato, además de escuchar tu música y todo lo que haría un PC en potencia. Incluso, soportar Adobe Photoshop, grabar tus fotos, navegar Fotolog o MySpace, chatear vía Windows Live Messenger u otro, ver tu correo, etc.

En la consola podrás activar el “Media Center” en potencia, en este caso, de la XBOX 360 y la PlayStation 3. Pero no hay mucho más en ello. Olvida las posibilidades más específicas del PC, especialmente con la facilidad por excelencia de la plataforma geek. Imagínate escribir un texto amplio en una consola. Escribir algo extenso en la Nintendo Wii es un martirio ¡Uf!

Siempre hemos tenido la capacidad de nuestros parlantes y monitor en segundo plano. En el PC, siempre ha sido mucho más conveniente mejorar la tarjeta gráfica o el procesador que la misma pantalla, o los mismos parlantes. Pero, los monitores actuales de 17″ pulgadas pueden soportar la resolución de hasta 1024×768 sin problemas, e incluso 1280×720 en algunos casos, equivalente a 720p de los aparatos HDTV. Y para qué decir de los parlantes, ya es usual tener un 2.1 por su precio accesible.

Pero en las consolas, la historia es otra. Al menos que tengas una Wii, nunca lograrás aprovechar la capacidad gráfica de las demás consolas Next-Gen. XBOX 360 y PlayStation 3 son capaces de llegar a la resolución de 1080i. Al menos que tengas una HDTV y no una televisión de casa, con buen equipo de música, nunca lograrás sacarle el “jugo” a tu consola. Es casi un deber aprovechar la capacidad multimedia inherente en el precio de la consola.

En pocas palabras, los costos de los “accesorios” por su calidad son más caros en la consola que en el PC. Pero últimamente, es posible montar un HDTV como monitor en tu PC, o poner parlantes 2.1 cerca de tu televisor, así que éste es casi un “dato aparte” más que un punto a considerar crucial, pero no menos importante.

Siempre en el PC tendrás más títulos para jugar. Desde los oldies como Starcraft hasta Medal of Honor Airborne disponible desde hoy. Tan simple como eso.

Pero en la consola el cuento es otro. Cada consola tiene sus dramas con ciertos títulos. Por ejemplo, el catálogo limitado de juegos retrocompatibles de la XBOX 360 y la PlayStation 3. La Wii no sufre “mucho” con los juegos de Nintendo Gamecube.

Otro punto a acotar es que hay juegos que salen sólo para consola, y otros que salen sólo para PC. Éste es un punto debatible, en el que sólo deberías fijarte si los títulos que te interesan son exclusivos para cada plataforma o no. Sin embargo, como ya dije, el abanico de juegos es lejos mucho más amplio en el PC que en las consolas.

No siempre el jugar ha sido sinónimo de comodidad en el caso del PC. Básicamente, hay detalles que tener en cuenta a la hora de jugar, porque estar sentado mirando hacia arriba por 3 horas seguidas mientras te da tortícolis y lumbago no es buena idea. El coso de la comodidad en el PC es mucho más alto. Un teclado y ratón inalámbrico, un monitor y parlantes situados estratégicamente y una silla ergonómica, cuesta mucho tanto para comprar como para situarlos en tu centro de entretenimiento.

Pero en la consola podrás olvidarte de eso. Están hechos para colocarlo en tu living, y hoy en día todo es inalámbrico. La televisión, el equipo de música, y el sillón ya están situados en el mejor lugar de tu casa, y la consola puede ocupar cualquier espacio. No es tán fácil hacerlo con el PC, y sumando todos los cables que hay que conectar, el mismo Spider-man te envidiaría.

Lejos el PC siempre ha sido símbolo de conectividad. Toda la Internet en la palma de tu mano. Bajar y subir cosas es bastante fácil. Bajar tus programas favoritos, episodios de algún programa, ver videos, etc. Sin embargo, te arriesgas también a tener virus y spyware. Así que básicamente, además de invertir en hardware, deberás invertir obligatoriamente en software y las licencias respectivas.

Pero en la consola estarás muy limitado. Si bien mantener actualizados tus juegos y bajar contenido especial es muy fácil, muchas veces te encontrarás que navegar en Internet no es tan fácil como en el PC, y mucho menos lo es escribir. Pero lejos, la conectividad en la consola (orientada para juegos, claro) es mucho más útil que en el PC, y como su software es unificado, no tendrás problemas – en el caso del PC – en elegir STEAM, GamespyArena, Xfire, etc.

Nadie dijo nada sobre cuál deberías elegir por sobre otra en todos los aspectos. La eterna guerra aún sigue en pie. Cada plataforma tiene sus ventajas y desventajas, que según los gustos de la persona  les serán más o menos importantes. Algunos no tendrán problema para comprar un HDTV, una consola de última generación (o dos) y un PC todo terreno, mientras que otros se resignarán a una PlayStation 2 o una Nintendo Wii con todos sus ahorros.

La mejor decisión es la que consideres más adecuada para tí, como jugador casual o jugador serio.

Fuente: TecnoSquad.com :sconf