Adobe renueva sus productos Elements

Adobe renueva sus productos Elements

por

Premiere y Photoshop Elements

Se dice que alguien en Adobe dijo, mientras meditaba luego de trabajar: “Ya hicimos Photoshop CS3 y el nuevo Premiere… ¡Pero nos estamos olvidando de nuestras soluciones más básicas!” y rápidamente abrió su editor de código favorito y comenzó a escribir. Y los otros se dieron cuenta que era bueno, y escribieron también. Pronto, toda una división del Adobe Labs estaba haciendo código sin parar, y fruto de ese esfuerzo es que hoy pueden anunciar que habemus Photoshop Elements 6 y Premiere Elements 4.

Ambos programas toman nota de sus hermanos mayores; Photoshop Elements recibe de Lightroom (la suite fotográfica de Photoshop) su interfaz “oscura” con las vistas de miniaturas de fotos y “tabs” para las funciones, y de CS3 obtiene la herramienta de Selección Rápida y de convergencia de fotos (como para crear panoramas) así como funciones de carpetas inteligentes las cuales, mediante selección del usuario, pueden albergar imágenes tomadas en un mismo día, con la misma cámara, en una determinada hora, etc., a partir de los datos EXIF. También esta nueva versión gozará de mejoras en rendimiento, en importación y catalogación de tus “momentos Kodak”.

Por su parte, Premiere Elements obtendrá mejores herramientas para la autoría de DVDs, incluyendo soporte de alta definición para crear discos Bluray y HD-DVD. Por si fuera poco, también han añadido soporte para edición de audio multicanal y exportación directa a YouTube con su correspondiente catalogación por tags.

Otra novedad es el “Organizer”, el cual es un navegador de archivos para compartir medios entre ambas aplicaciones, y se señala que las dos estarían mejor diseñadas para permitir una amplia integración.

Photoshop Elements 6 está disponible para Mac OS y Windows, mientras que Premiere Elements sólo tiene, por ahora, una versión para Windows.

Fuente: C|Net News

La historia del trabajólico desarrollador es completamente ficticia y cualquier parecido con la realidad es sólo mera coincidencia y merecerá la muerte inmediata de quién se atreva a decir lo contrario la cual -dicho sea de paso- será lenta y cruel.