Sapphire Radeon HD 2600 XT GDDR4

Sapphire Radeon HD 2600 XT GDDR4

por

Abrimos la semana con una nueva revisión. Esta vez se trata de la implementación de Sapphire para la gama media de ATI, una HD2600XT con el plus de utilizar memorias GDDR4. ¿Le dará esto algún rendimiento extra contra las GeForce 8600?

Estamos en un momento bastante extraño en relación al mercado de tarjetas gráficas, por un lado están recién apareciendo los primeros títulos DX10, sin embargo por el otro, hay una gran disparidad entre las versiones de gama alta y las de gama media de las dos empresas más grandes de este rubro, tanto así que tarjetas de generación anterior siguen siendo una alternativa incluso más llamativa que las actuales y como si fuera poco, ya se han anunciado nuevos modelos de gama media y alta para los próximos meses, entre los cuales destacan la Radeon HD 2950 Pro y la G92. De esta manera vemos los últimos momentos de una gama media que no ha sido precisamente convincente ni pinta para longeva.
Sin embargo, cabe destacar que frente a la inminencia de nuevos modelos, es probable que los actuales queden en un rango de precios mucho más atractivo, especialmente en el caso de ATI donde las bajas de precio han sido bastante marcadas y en donde encontramos las tope de gama media, a precios que están por debajo de lo que podríamos habernos imaginado. Es más, al parecer estos modelos seguirán experimentando una baja sostenida de aquí  hasta la aparición de nuevas versiones, los cual las convertiría quizás en las nuevas “mid-low end”.

Sapphire es una compañía que lleva años fabricando tarjetas de vídeo propias y para terceros, y en contra de lo que muchos piensan, es un enorme e importante ensamblador de tarjetas que siempre tiene bastante que decir en el mercado de las VGAs.

En esta ocasión Sapphire, como el partner más importante de ATI, viene a engrosar su sólida oferta de VGAs de la marca roja, con el modelo tope de la gama media de ATI: la Radeon HD 2600 XT GDDR4, la cual pretende ser la mejor opción precio/rendimiento del mercado.

Características

La Sapphire Radeon HD 2600 XT GDDR4, a diferencia de algunas otras marcas, trae consigo todas las especificaciones que ATI ha impuesto en su modelo de referencia basado en el RV630.

Aun cuando la ATI cuenta con mayor cantidad de stream processors respecto a las GeForce 8600, esta se cae en las características, cuando vemos a la frecuencia a la que funcionan éstos, así como también las grandes diferencias que hay en TMUs y ROPs frente a la serie 8 de Nvidia.

Esto es bastante importante, porque las TMUs son las responsables de procesar y alinear las texturas, aun cuando tienes mucho poder de calculo Pixel y Vertex Shader, es difícil cuando el juego en concreto requiere mover muchas texturas.

Así también pasa con los ROPs que vendrían a ser el último eslabón de la cadena antes de llevar lo procesado a la memoria, estos se encargan de aplicar filtros como el FSAA así como el color y la profundidad en el Z-buffer.

ATI al manejar menos unidades ROP y TMU, está optando por una arquitectura más optimizada, ya que antiguamente se conectaba 1 ROP y 1 TMU para cada Pixel/Vertex shader, esto significaba que muchas veces algunas unidades quedaban ociosas mientras otras estaban trabajando, por esta razón se separaron estas unidades y se mantuvo una buena relación costo/efectividad, ya que aún al aminorar la cantidad de unidades ROP y TMU, estas funcionaban dinámicamente para todas las unidades pixel shader, de esta forma no quedaban unidades ociosas y por tanto se ocupa mejor el espacio, baja el gasto de transistores y finalmente, mejora el precio.

Sin embargo esto no necesariamente le jugará a favor, ya que esta eficiencia no es siempre aplicable al 100%, NVIDIA tiene en el G84 más potencia bruta, hay más probabilidades de tener mejor rendimiento al tener Stream Processors que logran mejor frecuencia, mayor cantidad de TMUs y ROPs, aún cuando la cuenta de transistores sea más alta y por este motivo, más alto el consumo y el precio.

De todas maneras, muchas de esas capacidades quedan cortas al momento de llevarlas a la memoria, quizás uno de los mayores “problemas” de ambas series medias es que tienen una interfaz de sólo 128-bit de memoria, algo que si bien es lo acostumbrado para la gama media de generaciones anteriores, parece bastante mezquino en comparación a las series inmediatamente superiores que cuentan con 320 y 384-bit en el caso de NVIDIA con las 8800,  y 512-bit para la Radeon HD 2900 XT por parte de ATI.