Ebay y Yahoo, ¿Dupla de oro?

Ebay y Yahoo, ¿Dupla de oro?

por

En los últimos días hemos visto una serie de eventos turbulentos en el campo de los grandes actores de la web. Ebay se muestra los dientes con Google, Yahoo pone fin a una época histórica. Es tiempo de cambios, está claro, pero otros cambios están por ocurrir.

Los huevos termodinámicos

Cuando yo escuchaba eso de que “no se puede hacer una tortilla sin romper huevos”  siempre me imaginé que la metáfora identificaba a los huevos rotos con aquellos que sufren cuando hay un cambio revolucionario, que el verdadero sentido era “no se puede lograr el bien mayor sin que algunos sufran”. Digo, esto también es cierto, y mucha gente lo usa en ese contexto, pero ahora veo que el refrán tiene un sentido más profundo, tan profundo que llega a ser termodinámico.

Como la mayor parte del público es Geek, no necesito explicar lo anterior, más que como un reflejo de algo que todos los jovenes (cof cof, y adultos) sabemos. Aunque en el papel uno puede romper con la novia, salir con la vecina, romper con la vecina y volver con la novia, todo en un fin de semana, en la realidad hay una alta probabilidad de que al tomar una decisión hagamos algo que ya no podemos revertir. Ahí está la metáfora de los huevos: a menos que tengas mucha paciencia y habilidad con el pegamento acrílico, es imposible que después de romper los huevos puedas volver a cerrarlos. Cuando haces una tortilla, la decisión es irreversible desde el momento en que rompes los huevos, pero si quisieras vivir siempre del lado de la seguridad, ahí donde siempre puedes arrepentirte, nunca llegarás a hacer una tortilla.

Sin embargo, hay otras ocasiones en que la decisión de quebrar los huevos no depende de uno. Supongamos que te consideras feo y quieres hacerte una cirugía plástica, pero no tienes cobertura de salud para este procedimiento. Supongamos ahora que te cae una caja fuerte en la cara y te la deja hecha puré… pues bien, ahora que tu cara se volvió “maleable” o más bien está hecha bolsa, te ganas un boleto gratis para ser el doble de Brad Pitt. A este fenómeno le podríamos llamar “Cuando el destino te rompe los huevos (en todo sentido)”.

Dicho de otra manera, hay instancias en que el destino toma la desición por ti, y aunque sería irresponsable pensar que en el caso de Yahoo fue el destino lo que  puso a Terry Semel de patitas en la calle , sí es verdad que el destino le ha roto los huevos a Yahoo: ahora que su estructura ha sido tan golpeada, sigue existiendo el aspecto rescatable de que es el mejor momento para hacer cambios. En este artículo comentaremos qué puede hacer Yahoo con sus huevos rotos: intentar que cicatricen, o atreverse a hacer una tortilla con ingredientes tan variopintos como Ebay o MySpace.

Somos amigos o no somos amigos

Un detalle que a menudo pasa desapercibido cuando se piensa en el trabajo en equipo es que la complementariedad siempre pesa más que la afinidad. Me explico: si tu sueño es hacer una fábrica de mayonesa y eres productor de huevos, lo más sensato sería buscar un productor de aceite. El talento de ambos puede combinarse para formar mayonesa.

El ejemplo, que para muchos es evidente, es más bien infrecuente a la hora de hacer una empresa. La gente cree que si juntas lo mejores 11 delanteros, tendrás el mejor equipo del planeta, y no es así. Muy por el contrario, con eso sólo lograrás meter en un mismo saco a personas que compiten entre sí, y que tienen su propio estilo de hacer las cosas, el cual por cierto no están dispuestos a cambiar.

Al final, muchos sueñan con qué pasaría si hay una mega fusión Nokia+Sony Ericsson, o Toyota – Nissan o bueno, ya me entienden. Pues bien, salvo en contadas ocasiones esas mezclas de dos fortachones no resultan. Muy distinto es el caso en que un grandote absorbe a uno menor, en cuyo caso puede imponerle su estilo y reciclar las unidades que ameriten reciclarse. Para el caso en que hay un peso relativo similar, el matrimonio suele ser muy, muy complicado.

Lo hemos visto con AMD y ATI, en donde pese a que no fue una fusión sino una compra hecha y derecha, los altos personeros de ATI han conservado gran parte de su poder y su manera de hacer las cosas, y AMD por cierto ha tenido más de un dolor de cabeza tratando de alinearlos.

Entonces, ante la explicación anterior, y el caso Ebay vs Google , cabe preguntarse si acaso tratándose de corporaciones web, que cubren varias unidades de negocios, es posible la amistad cuando ambos jugadores tienen al menos un aspecto en que compiten. En teoría se puede, pero en la realidad, todos sabemos que hay decisiones que pasan por las tripas, y muy en el fondo seguimos gruñéndole al cavernícola del clan vecino. Las corporaciones, querido lector, a menudo funcionan como un clan ¿O no lo sabía?

Tiempo de Cambios

Está claro que para Yahoo es tiempo de cambios. Primero, Semel salió en no muy alta estima de su cargo, en parte porque anduvo “parejito” y por esa actitud Yahoo no se arriesgó con algunas apuestas que, eventualmente, terminaron en manos de su competencia: Youtube, Facebook por nombras dos casos.

Ahora que Semel se fue, parte del ejercicio de exorcizar su tendencia al Status Quo es aventurarse con movimientos más osados e innovadores, lo cual equivale a poner en tu puerta un letrero diciendo: “Bienvenidos, vendedores puerta a puerta”.

El primer indicio de que los vendedores están llegando a golpear las puertas de Yahoo lo dió News Corp esta semana, cuando le ofreció la cesión de MySpace a cambio del 25% del gigante que resultaría de aquella mezcla.

Sin embargo, el tiempo de las ofertas para Yahoo está muy lejos de terminar, y el rumor de hoy es una posible compra de Ebay.

Primero que nada, hay que partir diciendo que uno no compra a alguien de su mismo tamaño… eso se llama una fusión. Pero en fin, pasado ese punto, hay varias razones que hacen de una fusión eBay-Yahoo una buena idea. Tomando la opinión de Ashkan Karbasfrooshan de WatchMojo, podemos nombrar:

1.- Ambas empresas no se estorban entre sí. eBay vende productos y su unidad estrella, Paypal, procesa pagos en línea. Yahoo, por su parte, lucra con publicidad online. Punto a favor.

2.- Yahoo tiene millones de usuarios que no pagan por el uso de sus servicios más que indirectamente, al ser el público que valoriza la publicidad online. eBay, por su parte, tiene muchos usuarios pero ni cercanamente tantos como Yahoo. Multiplicar los millones de usuarios de Yahoo por las transacciones potenciales en eBay es una grosería de plata.

3.- Yahoo ha despedido a la mitad de sus peces gordos, y la mitad que queda ha pasado por sucesivos enroques. Ya que en una fusión siempre salen volando la mitad de los ejecutivos de cada lado, podemos decir que Yahoo ya tiene su parte hecha.

Ahora bien, se dice que es tiempo de compras para Yahoo, pero si revisamos
aspectos como el valor bursátil de cada uno, su facturación, sus utilidades netas y su liquidez, tal vez nos llevemos una sorpresa.

Interesante, verdad? Claramente no es tiempo de compras para Yahoo, más bien es tiempo de expansión para eBay. Al menos, tal como lo veo yo, con un 54% de la empresa resultante más que Yahoo expandiéndose me parece que estuviera siendo absorbido por eBay, al menos desde el punto de vista de los accionistas.

Y entonces llegamos al punto en que ambas interpretaciones del proverbio calzan. No se puede hacer una tortilla sin romper huevos, y si acaso Yahoo y Ebay dan el paso de fusionarse, claramente es un camino sin regreso: no hay arrepentimiento posible. En segundo lugar, si vamos a identificar a los huevos rotos con alguien, la respuesta obvia son los accionistas de Yahoo, los cuales a todas luces pueden ser la piedra de tope de este posible negocio.

Por un lado, ellos mismos forzaron la salida de Terry Semel aburridos de su poca iniciativa,  de ver una sostenida caída en el mercado de las búsquedas internet y la publicidad en línea, y cada vez menos impresionados con cada siguiente adquisición sin importancia.

Ante las puertas de una fusión que parece beneficiosa para ambos lados, tendrán que elegir entre aferrarse al control de la compañía, o conformarse con una fracción minoritaria en el gigante que se formaría. Después de tanto tiempo criticándole a Terry Semel su incapacidad para romper huevos y hacer tortillas, los accionistas de Yahoo pueden verse en cualquier momento ante la disyuntiva de hacer una tortilla, cuando los huevos que hay que romper, esta vez, son los suyos propios.

Fuentes: Seeking Alpha , WatchMojo.