Personal SuperComputer, un monstruo en tu escritorio

Personal SuperComputer, un monstruo en tu escritorio

por

Con la CeBIT 2007 fresca me puse a revisar que hay de nuevo. VGAs al por mayor, muchas placas madres desktop interesantes, AMD e Intel mostrando sus joyas, etc, etc. Sin embargo, me puse a hincarle el diente al artículo que aborda Servidores y Dispositivos de Almacenamiento y quedé prendado de la potencia que ofrece el cubo mágico de Tyan: el PSC.

 Sueños de geek

Todo geek sufrido que se precie de tal ha hecho volar su imaginación cotizando por las tiendas y armando mentalmente el equipo de sus sueños. Yo fui uno de esos, y mientras me imaginaba armar un Pentium 3 sobre una Soyo, más una Xabre 400 y 512MB de ram PC133 (si se, estoy a medio camino de mi jubilación) tenía que conformarme con un K62 sobre una PcChips integrada y 128megas de RAM.
Ahora estoy un poco más grande, un poco más canoso, un poco más gordo y un poco más exquisito,  y en vez de desear un gran computador para el escritorio imagino en como sería un computador para el Chileserver: ¿dos Opteron Dual Core? ¿Un Quad Core Intel? ¿4 u 8 G de RAM? ¿Muchos discos SATA? Hasta que leí lo que se trae Tyan en la CeBIT. 

Tyan es una empresa que ofrece soluciones orientadas a servidores, y en su catálogo tiene desde placas madres para servers Socket A como clusters de servidores.

 El producto mostrado en la CeBIT, denominado Personal Super Computer o PSC, es, muy a grosso modo, un sistema de cluster embutido en un gabinete. Si bien este no es un concepto nuevo (Tyan hace tiempo que tiene PSC’s en su web), lo interesante de todo es la envergadura del producto que ha crecido acorde a los nuevos procesadores. Veamos:

 

 

 Este cubo negro tiene en su interior 5 placas madre, cada una con soporte para dos sockets. Entre nos, me parece extraño el número de placas (esperaba cuatro u ocho), pero quizás se deba a que el quinto nodo actúe como maestro pues incorpora soporte para PCI Express 16x (prometo mailear a Tyan para pedir más información respecto a esa quinta placa madre). Todo eso con tres fuentes de poder reduntantes (codegen puede ser?) que en algunos casos se suma una cuarta, para proveer al monstruo cúbico de energía suficiente para comer frames, cálculos y rendereos.

Si sacamos las cuentas y nos ponemos obscenos, podemos poner dos procesadores quad core y 16 GB de RAM en cada placa, con lo que tenemos un sistema de 40 cores y 80GB de RAM. A eso agréguenle una tarjeta de video DX10 en el PCI Express y tenemos la máquina ideal para jugar Starcraft. Además cuenta con fuentes de poder reduntantes, lo cual no es un lujo sino más bien una necesidad…. ¿o acaso creías que con una codegen de 400 ibas a poder mantener funcionando todo esto?

A pesar de su poder, estos PSC no compiten con un Itanium, un Ultra Sparc u otro sistema para procesamiento de datos o servidores de aplicaciones.  Estos PSC’s buscan ser una alternativa real y poderosa para científicos o profesionales del 3D, que antes tenían dos opciones: o se armaban el PC más poderoso que se pueda (lo cual ciertamente es limitado) o metían un server dentro de una sala habilitada a ello, con todo el costo que ello implica y perdiendo un poco el foco de su negocio (que ciertamente no es administrar un pequeño datacenter).

En la CeBIT lo probaron con Windows Compute Cluster Server 2003 (dicen que trataron de instalar Windows 95, pero en la instalación les falló el disket 28) y ejecutaron Wolfram’s Mathematica.

El PSC es una solución poderosa, silenciosa y que puedes poner debajo de tu escritorio. Gracias a la arquitectura de bajo consumo que tienen de los nuevos procesadores, el sistema PSC no consume tanto como podría haberlo hecho hace dos años y mete muchísimo menos ruido que un servidor estándar. El producto comienza en20 mil dólares, unos 11 millones de pesos chilenos, lo cual lo aleja bastante de compradores no empresariales. Sin embargo, no me cabe la menor duda de que es un producto atractivo e interesante para Universidades gringas o Europeas o compañías de animación digital en donde el presupuesto no es tan escaso como el de un geek sufrido. 

Fuente: Anandtech 

 

Comente este artículo