FWLabs: PlayStation 3 a primera vista

FWLabs: PlayStation 3 a primera vista

Mi primer encuentro personal con el PlayStation 3 sucedió a finales de Diciembre cuando un maldito querido amigo tuvo la suerte de conseguirse uno a precio de tienda en USA (sin ningún tipo de sobrecargo). Lamentablemente mi amigo tenia una televisor tradicional (de esas que parecen acuarios redondos), por lo que la imagen se veía igual que en un PlayStation 2. Durante el verano pude probar un poco más el equipo, los controles, los tiempos de carga, y la simplicidad de la interfaz. Pero después de largas horas de negociación y convencimiento, logre persuadirlo para que me lo prestara por 48 horas para poder enchufarlo a mi HDTV y hacer las pruebas pertinentes. ¿El precio? Devolvérselo con Linux instalado. Para que vean los sacrificios que tengo que sufrir, pero todo sea por ustedes, fieles lectores.

Esto no pretende ser una SuperHiperMegaReview™ completa (como la del Xbox). Eso ya viene, esto es simplemente un repaso rápido.

(En la foto a la derecha podemos ver el estado en el que uno queda después de jugar toda la noche — hora aproximada del suceso: 4:45 AM)

Me prestaron un PlayStation 3 de 60 GB, con el juego “Resistance: Fall of Man”, y la película Blu-ray “Talladega Nights: The Ballad of Ricky Bobby”. Lo conecté a mi red WiFi sin problemas, una vez que le quite la contraseña a mi red (es decir, no fue tan fácil hacerlo usando la clave WPA2). A mi televisor lo conecté con el cable HDMI, y el sonido lo paso por la salida óptica TOSlink. Un dato poco documentado es que la fuente de poder del PS3 es universal, aunque la carcasa indique un voltaje de 110. La PS3 está actualizada al última versión del firmware: 1.54.

Al conectar mi televisor (Sharp LC-45GX6U), me lleve la ingrata sorpresa de descubrir que aunque mi televisor es capaz de repoducir 1080p (1920×1080), no lo puede hacer por HDMI, por lo que voy a tener que conseguirme otro cable. Por lo tanto todas las pruebas las hice a 720p, la misma resolución del Xbox 360.

Imperdible: Su diseño. El equipo mismo es una belleza, y aunque es grande, al tener la fuente de poder incorporada, ocupa menos espacio que el Xbox 360. Reproduce Blu-ray, lo que lo convierte en el reproductor más barato de este formato. Se puede conectar fácilmente al iPod, e incluso copiar canciones desde el iPod hacia el PS3 (algo que la propia Apple no permite, pero que los usuarios si queremos hacer). Tiene lector de tarjetas de memoria, por lo que puedes usar una tarjeta CF o SD para pasar las fotos de tu cámara, o instalar programas. Sus 4 puertos USB aceptan todo lo tradicional, incluyendo un teclado, mouse, webcam, o pendrive.

Las películas Blu-ray se ven y se oyen increíble, como es de esperarse. Si este equipo yo lo usara solo para ver películas, consideraría mi plata bien gastada. Adicionalmente, por la PlayStation Store puedes descargar fácilmente trailers de películas a 1080p (y resoluciones menores), asi como demos de juegos, o comprar y descargar juegos para PS3 y PSP a precios muy razonables (como US$5 por WipeOut, o US$7 por flOw). La interfaz en general del PlayStation (conocida como XMB, Cross Media Bar), es una belleza. Mucho más atractiva, fácil, clara e intuitiva que la del Xbox. Especialmente brillante fue la idea de incluir un navegador web por defecto.

Instalar Linux es impresionantemente fácil (incluso para mi que entiendo poco y nada). Descargas tu distro de Linux (YDL 5.0 en mi caso), grabas un DVD, instalas dos archivos por pendrive, y eliges la opción claramente marcada de “Install Other OS”. De ahí en adelante, son un par de clicks, una hora de espera, y tienes una consola convertida en un computador personal completamente funcional. En mi caso, YDL viene con Firefox, Thunderbird, Gaim, y OpenOffice. Un teclado, un mouse, y estás listo para computear.

Los juegos se ven casi iguales que en el Xbox 360, pero debo reconocer que aún no veo nada tan increíble como el Gears of War del Xbox 360. MotorStorm (baje el Demo por la PlayStation Store), se ve increíble, pero como es un demo no hay mucho que probar.

Impresentable: Su controlador SIXAXIS. Es cierto que es más liviano, que se puede cargar con un simple cable mini-USB (y por mientras puedes jugar de esa manera), pero se siente incomodo. Mis manos son grandes y lo siento muy pequeño, y los botones (especialmente el gatillo), parecen mal ubicados o incómodos de presionar. El Xbox 360 le gana por lejos en este sentido. Si tu cable, o tu televisor no son HDCP compatibles, nunca podrás ver películas Blu-ray a su gloriosa resolución de 1080p, por mucho que tu televisor si soporte esa calidad (maldito DRM). Pero lejos lo que más me molesta, es que sólo puede descargar una cosa a la vez por la PlayStation Store. Es decir, si estas bajando un trailer de una película, tu PS3 queda bloqueado en esa única operación. Lo que es peor, es que no puedes hacer una fila de descargas (“download queue”). En el Xbox podía seleccionar 5 demos y 3 trailers, y dejarlo toda la noche descargando. Aquí debes ir uno por uno. ¿Para qué tiene 8 procesadores, si no es capaz de hacer una simple descarga de fondo, mientras haces otra cosa?

Eso es lo que puedo reportar por ahora. Lo que me gusta y lo que no me gusta hasta el momento. Como pueden ver, estoy realmente fascinado. Tan fascinado que ya encargué mi propio PS3 de 60 GB. ¿Una consola de séptima generación, de alta definición, con reproductor Blu-ray, y que la puedo usar como un completo PC con Linux? A mi parecer, no hay donde perderse.

Pronto, les prometo un SuperHiperMegaReview™ con pantallazos de todo. Adicionalmente, estoy preparando un tutorial para instalar Linux en la PS3 (aunque es tan fácil, que quizás muchos ni lo necesiten).

Ahora si me permiten, debo ir a juga.. quiero decir, trabajar un poco más.