¿Porqué nadie quiere bajar películas?

por

10 razones por las que nadie compra películas para descarga

La venta online de películas por descarga ha tenido una acogida que podríamos calificar como “tibia” por no decir derechamente mediocre. Aunque el panorama ha ido creciendo en variedad de vendedores y títulos, parece evidente que en donde la música online es un exitazo, las películas online fueron un mal intento de replicar el modelo.

En Engadget hicieron un listado con las 10 razones por las que comprar películas por descarga sencillamente apesta. Y como nos encantan las listas, recomendamos su lectura.

Entre las razones más certeras podríamos destacar:

Precio: los estrenos valen 15 dólares en iTunes y casi 20 en Wal-Mart. Por esa plata cualquier persona prefiere tener un DVD “de carne y hueso” con su cajita, librito y carátula.
Velocidad de Descarga: la mayoría de los potenciales clientes tienen conexiones con las cuales se demorarían por lo menos un par de días en bajar un DVD.
Restricciones de Tráfico: Esto se da también en Chile, en donde planes con alto ancho de banda tienen restricciones sobre el tráfico mensual. En otras palabras, los que pueden bajar rápido no pueden bajar más que unos cuantos GB.
Restricciones DRM: aunque nadie sabe a ciencia cierta las limitaciones reales de una descarga, todos sabemos aunque sea intuitivamente que existen restricciones y en algún momento nos darán un dolor de cabeza.

Vean la lista completa en Engadget.