Neo1973: Más detalles del anti-iPhone

Neo1973: Más detalles del anti-iPhone

por

Hace un tiempo empezamos a cubrir el Neo1973 de la empresa OpenMoko principalmente por su interfaz, muy similar a la del iPhone de Apple, hoy tenemos algunos detalles más de esta apuesta open source.

Es curioso como dos dispositivos que comparten una “cara” tan similar pueden ser tan diferentes entre sí, pero esto es justamente lo que vemos en la extraña relación entre el iPhone de Apple y el Neo1973: mientras el primero se basa en una plataforma extremadamente cerrada (tanto como para que Apple no permitiera el desarrollo de aplicaciones independientes para ella) el segundo se basa totalmente en código libre, la idea es que desarrolladores independientes colaboren con el diseño de aplicaciones básicas, algunas de las cuales serán escogidas para estar instaladas inicialmente en el Neo1973 y por su aporte recibirían alguna fracción de las ventas.

El sistema operativo básico es (obviamente) Linux con el kernel 2.6.17 con los drivers y todo el software bajo la GPL, pero la mayoría del hardware es propietario.

Desde este momento hasta septiembre el smartphone será vendido a desarrolladores interesados en el proyecto y para finales de año se espera tener una plataforma lo suficientemente estable como para ser lanzada al público general con un precio de US$350 (188.500 CLP | 266,1 €).

Algunas de las especificaciones técnicas del Neo1973 ya fueron discutidas, pero ahora manejamos algunos nuevos datos:

  • Dimensiones: 120.7 x 62 x 18.5 mm.
  • Pantalla touchscreen de 2,8″ VGA (640 x 480 de resolución)
  • Procesador Samsung de 266 MHz
  • Chip AGPS de posicionamiento global
  • Conectividad 2,5 G (sin EDGE)
  • Puerto USB 1.1 sin alimentación de poder
  • Slot microSD
  • Salida de audio de 2,5 mm
  • Batería de 1200 mAh
  • 128 MB de SDRAM
  • 64 MB de memoria flash
  • Bluetooth 2.0

Algunas de las ideas relacionadas con el Neo1973 son utilizar su sistema de posicionamiento para saber cuando tiene que estar en modo “silencio” (en la oficina, colegio, etc) y generar una transición para los celulares para pasar de ser “equipos desechables a corto plazo” a una plataforma computacional que gane valor agregado con su personalización.

Fuente: Gizmodo