Guerras santas: Gnome vs KDE

Guerras santas: Gnome vs KDE

por

Como recordarán por nuestra nota “Linus contra Gnome“, hay una fuerte polémica iniciada por Linus Torvalds en relación a Gnome. Ésta no es una guerra santa ordinaria, ya que los participantes no lo son, y de esa forma se ha vuelto una discusión extraordinariamente interesante.

La polémica

En resumen el asunto es que Linus critica la imposibilidad existente en Gnome para realizar configuraciones más allá de lo pre-establecido, por su parte la gente de Gnome se defiende diciendo que la gente normal quiere un escritorio simple y funcional donde no es necesario configurar cada byte del mismo.

En este punto, interviene Kathy Sierra en su Blog, realizando una interesante explicación, entre la relación de control para el usuario y felicidad, donde explica gráficamente que existe la noción que a mayor control; mayor felicidad; pero sin embargo, hay un momento donde el exceso puede provocar el efecto contrario.

Este gráfico aunque infantil me hace mucho sentido, recuerdo las discusiones que tenemos sobre el diseño de CHW, en donde existe más o menos un consenso que sería bueno tener una interfaz más simple, ¿pero como lograr una interfaz simple manteniendo la funcionalidad?

El problema es que aunque una interfaz simple puede tener mucho sentido para usuarios nuevos, se vuelve complejo cuando quieres configurar algo más allá del estándar, esto es lo que le ocurrió a Linus donde aún siendo un usuario experto en Unix, no es un usuario experto en Gnome. Existen aplicaciones en Gnome que te permiten personalizar muchos aspectos del escritorio, sin embargo no es fácil ni evidente llegar a dichas aplicaciones o incluso manejarlas.

En KDE por otro lado, si quieres configurar algo más allá del estandar lo puedes hacer con suma facilidad, todas las opciones están ahí, TODAS y ese es el problema, si le das botón derecho a un archivo verás una enorme cantidad de opciones incluyendo submenús, lo cual complica a quienes quieren realizar tareas simples y estándar, si usas konqueror como administrador de archivos verás muchas opciones que tienen que ver con el navegador y no el administrador de archivos.

Configurabilidad o simpleza… ¿Hay un solo camino?

Como pudimos ver arriba, esa no es una respuesta simple para responder, es claro que un usuario de KDE pedirá que Gnome sea más configurable, pero esto no es el caso para muchas personas, un ejemplo de ello es que aun cuando la crítica a Gnome es que es demasiado simple, existen escritorios con gran aceptación como XFCE el cual se basa en las mismas librerías con que se construye Gnome, pero es aún más simple que Gnome, vale decir para un grupo de personas incluso Gnome les pareció demasiado complejo.

Esto a mi entender echa abajo el argumento de aquellos que les gustaría que KDE y Gnome unieran esfuerzos fusionándose en un solo escritorio, con lo cual de acuerdo a ellos se podría competir de mejor forma con Windows y MAC.

El problema en una unión, es que aunque los cientos de adagios que conocemos nos indican de una u otra forma que la unión hace la fuerza, no es menos cierto lo que dice otro adagio y es que en la variedad está el gusto.

Veamos por ejemplo el mercado de automóviles, supongan que General Motors decide unificar sus diseños y sacar EL auto, seguramente sería un gran auto, ¿pero lograría mejores resultados que una linea completa que abarca variadas necesidades? Personalmente creo que no, el problema de EL auto es que al momento de concretizarse tendrías que necesariamente dejar de lado diseños que pueden ser preferidos por otras personas. ¿Sería un 4×4 o sedan, sería un auto pequeño y rendidor o grande y cómodo? Otro ejemplo similar y creo que más simple es el mercado de chocolates, imaginen si su empresa de chocolates saca solo un tipo, ¿será el tipo de chocolate que a ustedes les gusta? A mi me gusta amargo, pero a muchos les gusta el chocolate blanco o con menta, el enfocarse por tanto en una sola línea hace que no puedas suplir las necesidades completas de tus usuarios.

De la misma forma, la existencia en Linux de KDE, Gnome y otros escritorios permite que satisfagan de mejor forma las necesidades personales de cada usuario.

¿Entonces ni chicha ni limonada?

Lo anterior nos deja con la sensación que el camino por lo tanto es simplemente no hacer nada, pero creo que eso tampoco es el camino. En este punto Christopher Blizzard, conocido desarrollador de Red Hat quien ahora trabaja en el proyecto OLPC, entrega una opinión bastante interesante, en particular por que no se limita a defender la posición de Gnome, no cae en el tipico “Es software libre, sino te gusta usa otra cosa”, sino que aporte realmente al debate.

Gnome ha alcanzado un excelente nivel desde el punto de vista de entregar un escritorio limpio y simple, en donde un usuario promedio pueda realizar sus tareas con relativa facilidad, sin embargo, tiene una tarea pendiente y es tener la posibilidad de crecer en conjunto con el aprendizaje de cada usuario sin que dicha tarea sea extremadamente compleja, sino que más bien fluya de forma natural, pero sin perder la limpieza y sensillez inicial. Ésta no es una tarea sencilla y como dice Christopher, la verdad aún nadie en Gnome tiene claro como lograrla, pero sin duda existe la convicción de que dicha evolución es necesaria, si se quiere ser más que una pequeña comunidad.

Por otro lado KDE, ha logrado una enorme funcionalidad, es a mi parecer simplemente el escritorio que entrega mayor funcionalidad, incluso tomando en cuenta otros sistema operativos. Sin embargo, este enorme abanico de posibilidades, es a su vez complejo y termina complicando la realización de tareas estándar. La mejora en el tema de la simplicidad es algo que podemos observar en cada nueva versión de KDE, es claro que existe también un consenso de que es necesario mejorar la simpleza en dicho escritorio, ¿pero cómo hacerlo sin perder la enorme funcionalidad actual? Tampoco es una pregunta fácil de responder, aunque me parece que en este aspecto KDE4 será sin duda una evolución importante. Ya hemos visto luces de esto en la separación de Konqueror y el administrador de archivos, así como en otros aspectos que se han ido revelando.

Como vemos la tarea por venir para ambos escritorios no se viene sencilla, sin embargo de alguna forma es tranquilizador ver que a ambos les falta mucho camino por recorrer, ya que nos dice que podremos ver mejoras sustanciales en el futuro.

¿Cuál escritorio debo usar? Qué puedo decir, es software libre, usa el que más te guste.

Comentar el Artículo