Ahora todo es Vista Ready

por

Aunque muchos alegan que Windows Vista no introduce grandes cambios, lo cierto es que en la disyuntiva todos preferimos un producto con un sticker que diga “Windows Vista Ready” a uno cuya compatibilidad sea dudosa.

Ahora… ¿Hasta dónde es aplicable el mentado sticker? Navegando y cotizando, me encontré con la sorpresa de monitores Windows Vista Ready. ¿No será mucho?

 

El día de los stickers

El día que se lanzó Windows Vista, fue el momento oficial en que cada uno de los fabricantes de todo tipo de hardware pudo también oficialmente anunciar sus productos certificados por Microsoft como Windows Vista Ready, lo cual quiere decir que cumple con todas las expectativas de operación necesarias para que Windows Vista corra fluídamente. Para muchos es evidente que el 90% del hardware existente era de por sí compatible con el nuevo sistema operativo, por lo que con o sin sticker de “Vista Certified” o “Vista Ready” el producto era el mismo, pero para el usuario final, esa pegatina obraba una suerte de transformación alquímica que trasmutaba un producto cualquiera en un boleto a la modernidad.

Hubo casos en que lo anterior no aplicaba y los fabricantes cantaron victoria demasiado pronto con la certificación Vista. Digamos… una cosa es que el hardware sea compatible y otra es que los drivers estén maduros para ello. Es la diferencia entre la teoría y la práctica, y un ejemplo muy claro lo está mostrando NVIDIA, quienes fueron los primeros en lanzar tarjetas de video Windows Vista Ready, pero que sin embargo, al momento de escribir este artículo todavía no tenían drivers 100% funcionales para este sistema operativo.

Pero hoy no les hablaremos sobre NVIDIA y su problemática con los drivers, sino que hablaremos de monitores. Sí, esa misma caja cuadrada brillante donde en este momento estás apuntando la Vista MR.


Eh… monitores?

Ustedes pensarán: “¿Qué tienen de especial los monitores?” Pues adivinen: ahora ya no podrán ejecutar Windows Vista satisfactoriamente en su antiguo y pasado de moda monitor CRT, ni tampoco en el monitor LCD que se compraron hace apenas un mes, porque su estimada inversión de más de $100.000 no consta con la certificación de Windows Vista.

Cuando supe esto, la verdad, mi primera reacción fue pensar que mi flamante mouse Logitech MX518 que me costó la módica suma de $30.000 era inservible porque no era Windows Vista Certified, ni tampoco lo era mi joya de 21′ CRT, plano, y que me da una tasa de refresco de 85Hz a 1600 x 1200, y dicho sea de paso, pesa 38kg (Si se preguntan si voy alguna vez a un tarreo; la respuesta es no). Por supuesto nos tenemos que acordar del teclado y ah… se me olvidó el gabinete. Tampoco es Windows Vista Certified. Damn.

Ya un poco más calmado, la pregunta que se me vino a la cabeza fue: “¿Están haciendo esto porque realmente Microsoft lo pidió o simplemente lo están haciendo para poder sacar un poco más de plata de nuestros bolsillos?”. Digo… el sticker Vista Certified cuesta un par de centavos y eso en alguna parte tienen que cobrarlo, claro que con un pequeño margen de varios dólares.

Buscando y buscando, me encontré con el siguiente documento de la mismísima Microsoft que detalla (aunque no mucho) los requerimientos de hardware necesarios para ejecutar Windows Vista. Por último, revisé esta lista (compatible sólo con Internet Explorer 6+) para ver si mi monitor estaba entre el hardware certificado por Windows Vista. Adivinen: no estaba. Pero más tarde hubo un premio de consuelo: afortunadamente cuento con hardware compatible con Vista Premium. Peor es nada.

Pero volvamos al tema principal del artículo: El primer monitor Windows Vista Ready que salió fue de la mano de Acer: el mismísimo día del lanzamiento de Windows Vista anunció que varias de sus líneas de monitores estaban certificados por Microsoft, los que incluyen:

  • La serie ALxx1x para la gama baja.
  • La serie ALxx2x para la oficina.
  • La serie ALxx5x para la gama alta, aunque no elite.

Pero veámosle el lado bueno: ¿Qué novedades incluyen estos monitores tan espectaculares?
Tanto Acer como AOC anunciaron que sus monitores serían de 19′ a la nada despreciable 26′ de tamaño, todos en formato Widescreen, o sea, en formato 16:10 (un poquito más grande que el formato 16.9 de los cines), o sea, ya será bastante más común ver resoluciones de tipo 1920 x 1200, en vez de los “tradicionales” 1600 x 1200.
Esto tiene dos explicaciones: Una que no se la cree ni el papa en confesionario y la otra donde creo los fabricantes podrían tener mucha razón.

La versión que no se la cree ni el papa es que las pantallas en formato 16:10 son mejores para Vista, ya que se aprovecha mucho mejor las barras laterales, está más optimizado para Office 2007, y por último, se aprovecha mejor el nuevo sistema de tabs de Internet Explorer 7.

La otra razón donde sí les encuentro razón, es que las películas de alta definición se ven mejores en este formato. Personalmente, prefiero mil veces ver una película en una pantalla 16:9 que una pantalla 4:3.
Aunque en un principio suena muy bonito, tenemos que hacernos una pregunta: Si bien Windows Vista “recomienda” pantallas 16:10; ¿será absolutamente necesario? Aparte de los diseñadores, los informáticos (ejem…) y los fanáticos de cuanta película existe… ¿quién más necesita una pantalla de al menos 19′ y que eventualmente podría llegar a una pantalla LCD de 26′?

La otra novedad que hay respecto de los monitores LCD certificados por la Microsoft, es que se subió el ratio de contraste a al menos 1000:1 (versus los 800:1 que vemos normalmente en los monitores LCD de marca prestigiosa) y supuestamente bajará el tiempo de respuesta a al menos 6ms, aunque esta última opción todavía no está del todo correctamente implementado en todos los monitores Windows Vista Certified que hay disponibles hasta el momento, aunque algunos fabricantes ya anuncian monitores que tienen tiempos de respuestas tan bajos como los 5ms, todo lo cual en su conjunto hace que la imagen se parezca mucho a las de un CRT, pero sin el efecto colateral de las radiaciones que emite uno de estos últimos.

En principio eso es muy bueno, pero aquí surgen las últimas preguntas:
¿Significa esto que hasta gabinetes vamos a tener con certificación Vista?
¿Quién nos asegura compatibilidad con otros sistemas operativos?

Desde ya, los invito a discutir todas estas preguntas; incluida la de fondo, que es básicamente si tendremos que desembolsar una cantidad extra de dinero por algún hardware certificado o es sólo un truco publicitario; en nuestros foros de discusión.

Comente este Artículo

Artículo escrito por Camilo Sperberg