La Teoría del Complot

La Teoría del Complot

por

Apple no es un buen ejemplo del comportamiento de una empresa tech masiva porque siempre ha tenido un dejo a exclusividad. Sin embargo, el estudio de su pasado y presente, en conjunto con sus proyecciones a futuro, son probablemente un testimonio único de la evolución del mercado de la computación en el último cuarto de siglo.

Un artículo/ensayo escrito por Tbon y NachX
INDICE

  • Introducción
  • Historia de Apple
  • El acercamiento al usuario común
  • El nacimiento del Mac
  • La alianza con IBM y Motorola
  • Los Clones
  • El presente
  • Los Hechos
  • Intel les ofrece un mejor trato en precio que IBM
  • IBM no tiene la suficiente capacidad para suplir a Apple
  • Intel ofrecería productos con mejor relación consumo/rendimiento
  • Teoría de la Conspiración


    Introducción

    Desde hace bastantes años hasta ahora, Apple ha sido una marca que se precia de vanguardista. Su accionar, que generalmente es ir en contra de la corriente, les ha dado bastantes satisfacciones y es que se dieron cuenta que la gente del mundo tech busca, además de un producto que cumpla con sus expectativas, algo que les de un valor agregado, una idea diferente (más status quizás, como si fuera comprarse un automóvil de lujo). Sin embargo, esto tiene de dulce y de agraz ya que tanto se han afianzado con su clientela regalona cómo se han distanciado del público masivo y, viéndolo desde el frío punto de vista Baconiano, eso para una empresa es simplemente dejar de ganar dinero.

    Creo que lo principal es ver un pequeño recuento de la historia (si pequeño) de apple ya que necesitamos entender su pasado para tomar el real peso de lo que probablemente se venga en los próximos años: Quizás una revolución total no sólo para apple sino que también (y en especial) para el mercado masivo de computadores personales.


    Historia de Apple.

    Toda historia necesita un inicio, y en este caso el inicio se remonta a la oscura baticueva de Steve Jobs en Cuppertino (no del todo una Baticueva, considerando que no tenía ni el batimovil, ni estaba bajo una mansión, ni… bueno… era el sótano de la casa, se acabó), en donde junto con Steve Wozniak -el cuál conoció al emplearse en Hewlett-Packard- pronto comenzó a crearse el incipiente proyecto de Apple Computer.

    En un principio Apple sólo sería una empresa destinada a vender PCBs (placas integradas) para computadores, pero pronto los planes se proyectaron y se creó una plataforma completa, la que se llamó, originalmente, Apple I, con un precio de venta de US$666.66 (precio sugerido por Wozniak, a quién le encantaba repetir números -o escuchaba mucho a Iron Maiden). El primer retoño de la empresa de la manzana fue presentado por primera vez en el Homebrew Computer Club de California (lugar donde ambos Steves eran asiduos) y fue construido en su mayor parte entre Wozniak y Ronald Wayne, mientras que Jobs se dedicó más que nada a obtener el capital. Con mucha alegría se dieron cuenta que el computador tuvo bastante aceptación, la suficiente como para construir unas doscientas unidades las cuales, si bien eran bastante básicas, representaban un avance en aquel tiempo.

    Siguiendo a este éxito se configuró el Apple II, un computador muchísimo más elaborado para el usuario final (el Apple original era poco más que un interpretador de textos), siendo un éxito de ventas que catapultó a la entonces desconocida empresa californiana en una marca que estaba dando que hablar. La trilogía de computadores Apple no se hizo esperar, sin embargo esa tercera versión tuvo muchísimo menos éxito que sus anteriores iteraciones, principalmente porque el público ya había visto las novedades del Apple II y empezaba a quedar desencantado, y por su principal problema de hardware, el sobrecalentamiento, de modo que en Cuppertino empezaron a crear nuevas fórmulas.


    El acercamiento al usuario común

    En aquellos años, la mayor parte de la industria estaba dedicada a crear máquinas grandes, complejas, difíciles de operar y de precios prohibitivos. Salvo contadas excepciones, tener un computador en la casa era una proeza. Para lograr abarcar ese nicho de consumidores hogareños, se necesitaban dos cosas: una empresa con liderazgo y que ofreciera productos revolucionarios que rompiesen con esas barreras. De la primera se encargó Steve Jobs, quién propuso a John Sculley como CEO (convenciéndolo de dejar su puesto en PepsiCo con un “¿Quieres vender agua con azúcar por el resto de tu vida o cambiar el mundo?”) y, como segunda parte, creando el Lisa, un computador personal que integró bastante tecnología avanzada, y generó la chispa en la mecha para el que luego sería el primer Macintosh, ya que fué el primer computador personal hogareño que dispuso de una interfaz gráfica (GUI, basada en parte en el trabajo del Palo Alto Research Center -PARC- de Xerox) en una época en donde todo era no más que líneas de texto y comandos.

    Aun cuando Lisa significó una revolución en muchos aspectos en la incipiente industria de la computación personal, varios factores dificultaron su éxito en aquel mercado, principalmente su elevado precio y el hecho de que por aquel tiempo nadie hacía software para aprovechar la interfaz gráfica, por lo que fué calificado como un fracaso en una parte, y como un avance en otra.


    El nacimiento del Mac

    Apple necesitaba otro éxito y rápido. Ya acumulaba dos fracasos en su corta historia, debían pensar rápidamente en la “próxima gran cosa”. Esa próxima gran cosa se encarnaría en el primer Macintosh, el primer computador personal de Apple que realmente acercó la elitista computación de los años 80′ al público común. Ã?ste primer Mac se anunció durante el XVIII Super Bowl (si, ese evento en donde los gringos se reúnen a ver la final de la liga de fútbol americano) y con la ayuda de la Apple LaserWriter (la primera impresora láser a precio menor a un riñón) y PageMaker (un editor avanzado de textos) se convirtió pronto en una plataforma completa para la industria de la publicación digital, apoyado en una sólida base de marketing como el famoso comercial de 1984 (en donde una señorita “x” rompe una pantalla gigante que representa al mundo de los PCs compatibles) y el evento de presentación del Macintosh, en donde Jobs hizo que la máquina se presentara a sí misma usando su tecnología de texto a habla (el computador “lee” lo que hay en pantalla).La respuesta del consorcio IBM + Microsoft no se hizo esperar, y en respuesta al recién estrenado Mac OS crearon el Windows, un sistema operativo que “tomó prestada” gran parte de la interfaz gráfica del sistema de Apple y se estableció como una alternativa de peso. El resto de
    esta guerra es historia, así que déjenme llevarlos a tiempos más actuales.


    La alianza con IBM y Motorola

    Haremos un vuelo de pájaro rapidísimo por los años 1989 a 1991 de esta historia y nos situaremos directamente en el paso a la arquitectura PowerPC. En este tiempo, Apple hizo varios productos nuevos, algunos éxitos como el PowerBook (el primer laptop como tal de Apple), y otros que comercialmente no lo fueron tanto, como la Quicktake (una de las primeras cámaras digitales del mundo) y el Newton (el primer handheld en acuñar el término PDA), pero que a pesar de no reportar tanto dinero para la manzana, marcaron un antes y un después en la industria. Ah, antes que se me olvide, el tío Jobs había desaparecido de la empresa por aquel tiempo, nada más ni nada menos que despedido. El precio de hacer crecer a tu compañía a punta de acciones e inversionistas.

    Concluido este vuelo sin escalas, vamos a lo que nos llama: Los procesadores. En esos días los Mac utilizaban procesadores 68k (los más veteranos en PDAs recordarán que las Palms de antaño usaban esa misma arquitectura), pero pronto necesitaron más poder de procesamiento, y el 68k de Motorola era una limitación. La solución era unir fuerzas con IBM y crear un procesador basado en POWER que en el â??94 vió la luz: Había nacido el PowerPC.

    El PowerPC era un procesador muchísimo más poderoso que su antecesor, sin embargo al ser una arquitectura diferente se necesitaba una reescritura masiva de código para hacer correr el Mac OS en él, lo que resultó en sistemas paupérrimos y una gran necesidad de crear un sistema de cero. Este “sistema de cero” se gestaba en el proyecto Rhapsody, el cual incluyó la compra de NeXT, su tecnología y la contratación de su CEO, que, oh, ¡sorpresa! era Steve Jobs, quien de esa manera volvió a Apple.

    Apple en aquel entonces estuvo en el peor momento de su historia, tanto que estuvo a punto de desaparecer en este cruel mundo de los negocios, pero afortunadamente la adquisición de estas nuevas tecnologías (y su CEO, que llegó como casi un Mesías) concluyó en el sistema que hoy conocemos como Mac OSX, y que se reveló al público el 2001, revelando una serie de nuevas tecnologías y una completa evolución sobre sus predecesores.

    Ese mismo año, Apple presentó el iPod (que muchos presagiaron como un fiasco…), y tiempo atrás había comprado el trabajo de varias empresas del rubro multimedia (como Macromedia) para crear sus suites iLife y Final Cut, de modo que con todos estos vientos frescos comenzó a afirmarse para luego comenzar una curva ascendente que mantiene hasta el día de hoy.


    Los clones

    No se acostumbra alterar mucho el orden de las historias en un relato, pero en este caso vamos a jugar un poco con nuestra línea del tiempo y volveremos desde el 2001 hasta 1977. Cuando Apple presentaba su Apple II en la West Coast Computer Fair, las entonces novedosas unidades computacionales ya eran vistas con ojos nada puros, pues presentaban avances en la industria de los cuales muchos querían colgarse y para eso nada mejor que crear los llamados “clones”, que eran computadores que podían correr el mismo software de las plataformas originales tanto por métodos legales como ilegales (aplicar ingeniería inversa sobre las ROM o robándolo parte del código licenciado para poder crear sus máquinas). Apple no fué la única afectada por aquellos tiempos, ya que por el â??86 IBM (por entonces el enemigo número uno de Apple) sufría de los mismos martirios, y aún peores, tanto más que no resistieron la batalla y finalmente perdieron la guerra, de hecho, muchas de las más famosas marcas computacionales empezaron sus andanzas como clones (Acer, Epson, Dell, Gateway, HP, Compaq). Finalmente, IBM perdió control sobre su plataforma, y, en el otro lado del campo de batalla, Apple ganó un respiro, aunque sólo duró hasta 1995.

    En tiempos en donde Apple tenía un 7% del mercado mundial, se inició una campaña (mientras la compañía no estaba bajo el alero de Steve Jobs) destinada a aumentar ese porcentaje de un dígito y así aumentar la participación de mercado, y el método para hacerlo era cobrar un royalty sobre cada computador vendido; a cambio, la empresa licenciataria obtenía derechos de uso sobre Mac OS7 y cierto hardware. Aunque la idea parecía perfecta, no tardaron en darse cuenta de esta arma de doble filo, que permitió que muchas de estas marcas clones se aprovechasen de las circunstancias y vendieran hardware más potente que los mismos Macs a menor precio.

    Sin embargo. con la vuelta de Jobs vinieron cambios. En un principio Steve trató de “aburrir” a los clonadores cobrando royalties muchísimo más altos sobre los clones, de tal manera que no pudiesen competir directamente contra las máquinas de la misma Apple. La estrategia dio resultado, los licenciatarios no aceptaron estas nuevas imposiciones, de modo que Apple se negó a renovarles las licencias y no les entregó la nueva versión de su sistema, OS8, como una forma de frenar cualquier intento de seguir con el programa de los clones. Fué una estrategia correcta, por aquellos tiempos este fué uno de los “negocios” que casi llevan a Apple a la quiebra.


    El presente

    Hace no más que un año la situación de los procesadores dió un vuelco inesperado, y es que la empresa frutal cambió radicalmente su plataforma de procesadores basados en POWER, como el PowerPC, a procesadores x86, justamente a los que le hicieron la guerra durante más de una década, aún cuando los PowerPC parecían ser una plataforma bastante sólida.

    Hoy nos encontramos con Macs que utilizan procesadores Intel, tal como cualquier otro computador “de la competencia” y las diferencias en las plataformas cada vez se van difuminando más. Técnicamente, los computadores de Apple que hoy en día ocupamos son casi iguales internamente a un PC, y este cambio radical se debe a que, en palabras del propio Jobs, Intel “les ofrecia procesadores con una mejor relación de rendimiento por watt”, además de mayor poder de procesamiento y un par de cosas más.

    Este increíble cambio de plataforma permite que hoy en día las maquinas blancas puedan correr OSX y Windows indistintamente, así como varios otros sistemas operativos basados en x86, dándoles una gran ventaja en cuanto a la versatilidad. Dicho todo esto, y después de las disculpas pertinentes por la extensión del texto, cabe preguntarnos: ¿Fué todo tan así? ¿Esas son las razones reales del cambio? ¿No hay gato encerrado en todo esto? Tenemos nuestras dudas y las compartiremos contigo, no sin antes un análisis profundo para cada una de ellas. En el mundo de los negocios no hay nada al azar, y cada movimiento se hace con una precisión milimétrica, y queremos ser la lupa para ver esos pequeños matices que van generando estos movimientos.


    Los hechos

    Es fácil ver y elucubrar la verdad cuando vemos que sucede, sin embargo en el caso de Apple más de alguno nunca habría soñado ni en sus horas más locas que en sólo 6 meses esta empresa cambiaría toda su maquinaria desde los “exclusivos y aclamados” IBM PowerPC hacia el “detestado y poco chic”, mercado x86. Y no es poca cosa, si tomamos en cuenta esto, podremos darnos cuenta que en real
    idad el costo que implica un cambio así no es fácil, ni mucho menos barato, entonces, ¿cuales son las verdaderas razones detrás del cambio?, ¿es un movimiento netamente de mercado o hay algo mas?, todo esto suena algo conspiracional, es verdad, pero explicaremos porque puede que nuestras dudas sean mas que pensamientos infundados y poco cuerdos.

    Tenemos muy claro que Apple tiene toda una historia que lo precede, como una compañía que innova, que se contrapone a las tendencias de mercado, y a pesar que algunas veces le ha costado caro, también gracias a esto se ha ganado el respeto de su selecto grupo de clientes. Por esta razón, la empresa californiana se mantuvo fiel a su arquitectura durante muchos años, ya que su Sistema Operativo en conjunción con una arquitectura basada en los PowerPC los hacían unos de los bichos mas exclusivos, amigables, estables y, para muchos, los mas rápidos para diferentes tareas (en especial profesionales) que el mercado pudiera ofrecer; por todo esto, también eran más cotizados, de modo que tenían un valor superior a lo que pudiera ofrecer otro fabricante.

    Sin embargo, a fines del año pasado y a principios de este año, Apple anuncia que cambia de su, entonces actual arquitectura PowerPC, hacia una completamente x86, lo que de coletazo deja entrever un sistema casi completamente pc-compatible.

    Como era de esperarse, a más de alguno no le gusto la idea, y fue casi generalizado la sensación de que Apple estaba cometiendo un errorâ?¦. ¿Porque cambiarse a x86?

    Entre lo poco que se dijo, se argumentó principalmente tres razones:

    1.- Intel les estaba ofreciendo un mejor trato que IBM.
    2.- IBM no tenía la suficiente capacidad para solventar los pedidos de Apple.
    3.- Intel ofrecía productos con mejor relación consumo/rendimiento.

    Si ahondamos en estas razones, podemos dar de alguna manera con algunos cuestionamientos.


    1. Intel les ofrece un mejor trato en precio que IBM.

    Es muy factible, pues Intel siempre ha tenido políticas para sus clientes regalones, sin embargo en su momento Intel, con el lanzamiento de sus nuevos productos y en una reestructuración corporativa, anunció que los precios de sus productos se estandarizarían para todos los segmentos (incluido los regalones) justamente para hacer más transparente el tema de las ventas y poder llevar ese ahorro a los clientes de retail, lo cual hizo que en pocos meses su OEM regalón n°1 (Dell) mirara para el lado. Entonces, ¿Intel esta tan seguro de Apple que puede darse el lujo de cortarle el agua a Dell siendo que estos últimos son la empresa que mas computadores vende en el mundo?.

    Por otro lado, debemos tomar en consideración que Apple gastaría mucho dinero y tiempo en el traspaso de código de su OSX para que corriera de forma fluida en x86, lo que no deja de ser un gasto menor, por lo que un posible “acuerdo” con Intel no seria tan beneficioso como podríamos pensarlo a priori; Además, de seguro que en Cuppertino no requieren tantos procesadores por parte de Intel como para que ésta les de un trato tan jugoso como podría dárselo a Dell.


    2. IBM no tiene la suficiente capacidad para suplir a Apple.

    Durante mucho tiempo, Apple requirió de IBM, y a pesar de que sus ventas de computadores han ido en aumento, no ha habido un boom lo suficientemente grande como para que IBM de un día para otro no tuviera capacidad productiva. Algunos podrían decir que IBM está hasta las masas con las 3 consolas a las cuales tiene que suplir, sin embargo es difícil creer que IBM quisiera dejar de tener presencia en el mercado Desktop, mas aún si ya estaban trabajando en un procesador para Apple, que justamente pretendía cumplir con las exigencias de poco consumo, disipación y buen rendimiento, que finalmente nunca se llegará a estrenar en la manzana.??Es difícil de pensar que Apple halla tenido razones tan poco “claras” para su traslado a x86, sin ir mas lejos, los costos son altos, no solo monetarios, sino sobre la comunidad que les tiene fe, ya que era bastante palpable que con este cambio, la Manzana daba un paso a algo menos exclusivo lo que, como podemos suponer, no fué del gusto de sus defensores acérrimos. Sin embargo, aún conservan su SO, lo que a final de cuentas es lo que termina por hacer a un Mac lo que es.

    Luego de esto era fácil dilucidar lo que vendría, Apple corriendo para cumplir los plazos de migración de código a x86, se cuela misteriosamente un SDK y en solo algunos días, ya esta una versión preliminar del exclusivo y amado OSX hackeado para correr en los “feos PCâ??s beige”. En ese preciso momento más de alguno pensó que Apple terminaba de frenton de ser chic y dejaba al descubierto los problemas y poco “profesionalismo” de los mandamases de Apple al entregar en bandeja de plata una de las armas que má´s termina de hacer de un Mac lo que és, su sistema operativo. No obstante esto generó que mucha mas gente tuviera acceso a él, generó expectación y finalmente fue mas bueno que malo, ya que en muchas comunidades nunca habían tenido la oportunidad de tener un contacto directo con esta plataforma pudieron experimentar con ella, lo que generó muchos potenciales clientes, (y no sólo potenciales, hubieron muchos usuarios de Windows que se cambiaron a Mac luego de probar el sistema en sus propios computadores) aunque claro, aún no estaba todo dicho. Pocos meses después la misma Apple lanza una utilidad para poder correr Windows XP en sus maquinas, lo que deja atónitos a muchos de sus fans.


    3. Intel ofrecería productos con mejor relación consumo/rendimiento

    Famoso es el keynote en donde un alegre Steve Jobs sale al escenario para anunciar el radical cambio de arquitecturas, en donde dejarían de lado el conocido camino PowerPC (que habían iniciado desde el â??94) para centrarse en aguas algo más inciertas con la arquitectura x86 de Intel.

    Cuando Jobs tuvo que anunciar la razón del cambio, la expresó más o menos en estas palabras: “Nuestro objetivo es proveer a nuestros clientes con los mejores computadores personales en el mundo, y mirando hacia delante, Intel tiene el roadmap más fuerte, por lejos”.

    Técnicamente la razón del cambio fué atribuida a la mejor relación desempeño/watt de los procesadores Intel, lo que les permitiría, entre otras cosas, entregar finalmente la promesa de un CPU poderoso en un laptop sin tener que usar un sistema de watercooling para ello (exageración, pero los PowerPC G5 tienen una mala fama con las temperaturas). ¿Será esto tan cierto?, al menos no mucho tiempo despues aparecieron PPC970 Low Power que podrian haber estado dirigidos al mercado de notebooks, sin embargo y a pesar de los rumores de un posible G6 con capacidades mobiles, el cambio pareció algo “natural”.

    Entonces, a estas alturas las coincidencias, tropiezos y raras anécdotas comienzan a tener algo de sentido ¿Y es que no será que hay algo detrás que tienen pensado?. No es difícil pensar que Steve Jobs no da puntada sin hilo, y que mas allá de ser un Mac-Lover, es un hombre de negocios muy, muy agresivo, de modo tal que: ¿Serán coincidencias, serán tropiezos o todo esta fríamente calculado cuán Chapulín Colorado?.

    Todo parece aún mas confuso, después de los continuos rumores de una posible integración de AMD a sistemas Apple; de suceder esto terminaríamos por constatar que no hay un deal exclusivo con Intel, ya que la integración de procesadores AMD en la línea iría en desmedro de elevar los pedidos de procesadores Intel, además el optimizar su SO para AMD siendo que estos últimos, al me
    nos por el momento, no tienen un protagonismo claro, da bastante que pensar. Si llegase a suceder, seria algo muy extraño.


    Teoria de la Conspiracion

    Objetivamente podemos decir que Apple es una empresa, como ta su deber es crecer para poder expandirse y por lo tanto generar más y más utilidades al igual que todas las empresas, no solo del rubro, sino que la mayoría que se precie como una empresa pujante y exitosa. Por lo tanto Apple, con su mercado central, el Mac, esta bastante limitado, ya que a pesar de que es bastante cotizado, su mercado objetivo es mas bien pequeño, por tal razón su mercado es, de cierta forma, un circulo vicioso, ya que gracias a que el mismo es pequeño, es también exclusivo, por lo que sus productos son comparativamente mas caros y tienen una clientela fiel gracias a esto.

    Entonces, entrando derechamente a la especulación y teniendo en cuenta que Jobs es un empresario de tomo y lomo que sabe muy bien como hacer negocios, es mas que seguro que tiene pensado expandirse, ¿pero como expandirse, si sus productos son acotados?,

    Aquí es cuando entra OSX. OSX es finalmente el gran producto de Apple, más allá de la maquinaria, mas allá de los accesorios, mas allá de la imagen, el producto completa y absolutamente propietario y que define a Apple es su sistema operativo, que hoy por hoy va por su versión 10 (X).

    Apple sabe que su sistema operativo es muy cotizado, sin embargo este esta circunscrito a sus computadores propietarios, de modo que la única forma de poder ganar más a través de Apple, al menos de la manera que este articulo quiere indagar, es comercializar su OSX de forma transversal hacia todos los mercados x86, explicando de esta manera la migración hacia Intel y también en parte los rumores sobre AMD e implicaría literalmente competir con Vista, y aunque entrar a la pelea en el mercado más grande de computadores puede sonar una locura (o quizás no tanto), claramente la empresa de Jobs se ha estado acercando a esto, y no es difícil de pensar si tomamos todo el mercado “potencial” que podría tener en todos aquellos que quisieran tener su sistema operativo sobre sus PCâ??s de escritorio. Mas allá de eso, también cabe destacar la cantidad de “fugas” de software de terceros (como Adobe y otros), que simplemente se ha dedicado al mercado PC por una cuestión de volumen, ya que es mas barato producir software para PC, que programar para Mac donde el mercado es mas pequeño y la inversión en programación podría no verse amortizada por su venta.

    Ahora, todos los presentes creo que tenemos la misma sensación frente a esto: Apple perdería exclusividad, por lo que podría perder a su público fiel, es decir, ganar todo un mercado potencial en “PC”, pero perder a un segmento de personas (comunmente denominados “Macqueros”) que los ha acompañado desde siempre. No obstante, la maquinaria de marketing de Apple no es exactamente pobre o incapaz, sino todo lo contrario, y más de alguno tendrá en cuenta que es una de las mas poderosas del mercado tecnológico, por lo que es bastante factible que no les fuera tan difícil generar economía de escala con su producto estrella, es decir, vender una versión exclusiva de OSX para correr en sus Macâ??s y promocionarlos como “the real thing” y ofrecer versiones recortadas para los PCâ??s OSX ready, donde con solo ganar el auspicio de Dell ya tendrían una entrada de dinero considerable.

    Por otro lado, es muy factible que Apple (dentro de todo esto de entrar al mercado PC compatible) tenga como objetivo final no solo el mercado de casa o profesional, sino que llegar hasta el nicho que provee mayores dividendos, el mercado empresarial de servidores, donde Linux ha estado ganando terreno de forma muy segura por todas las ventajas que posee frente a productos de Microsoft que aparecen en franca retirada. Apple debe ver aquí un potencial mercado muy suculento, y no solo en base a Intel, así, de esta manera quizás se explicaría la necesidad de soporte total para AMD (Opteron) y NUMA por parte de OSX, en donde pueden entrar muy fuerte si se lo proponen, estando basados en un sistema común con Linux como es Unix, teniendo ciertas aplicaciones que perfectamente son Cross-plataform y con un soporte a toda prueba podrían ir ganando la cuota de mercado que difícilmente logra sustentar Microsoft, que aún siendo algo que se esta volviendo más pequeño, es muy tentador para una empresa del tamaño de Apple.

    Entonces, si hipotéticamente Apple lanzará OSX para x86, es muy probable que Windows Vista viera un contendor potencialmente muy fuerte, con muchas cosas que ganar y no tanto que perder, de tal forma que seguramente tendrían muchísimo más apoyo de 3ros programadores del que tiene actualmente, así tendrían un abanico de software mucho más amplio y variado (tanto propietarios, como Open Source) y circunstancialmente podrían dejar de generar su propio software para concentrarse mas en 2 o 3 y su SO; entrarían también desarrolladores de juegos ya que seria mas viable el programar para una plataforma potencialmente mucho mas masiva, donde seguramente entrarían a ocupar fuertemente OpenGL, movida que seria bastante natural para las empresas desarrolladoras que crean juegos para casi todas las consolas en base a este API y que tiene como gracia ser libre (aun cuando en Windows perfectamente se puede ocupar OpenGL, Microsoft presiona para que se haga bajo DirectX lo que significa un costo aparte).

    Sin embargo todo esto parece no suceder, aun cuando pudiera liberarse, no parece que factible un cambio en el corto plazo, aun cuando todo apunta hacia allá, pensamos que quizás hay razones de por medio, pero tomando en cuenta los beneficios que podrían generar para Apple, las razones tienen que valer su peso en oro literalmente, ¿Platas de por medio? Quizás, al menos lo suficiente como para frenar a Apple de entrar a un negocio que les podría dar muchos dividendos, y si lo pensamos mejor, ¿Quien podría ser el afectado? Creo que sin duda mas de alguno tendrá en mente que si OSX entra a la pelea, quien tiene que perder es Microsoft.

    Pues bien, ¿será que Apple tiene miedo de que ocurriera lo mismo que pasó con los clones en el â??95? No lo creemos. Primero que nada, aquellos tiempos eran distintos, acceder a una plataforma cerrada en los â??90 era algo cercano a una odisea cuando hoy es algo mucho más común y casi un mal inevitable. En aquellos tiempos, que otras empresas tuvieran acceso al trabajo de Apple cuando pretendían una plataforma estrictamente cerrada significó un perjuicio enorme a la compañía, más aún cuando el mundo de la computación era aún incipiente y el compartir (y que lucrasen) tus ideas era fácilmente tu desaparición del mapa: Cuando no habían cosas, el primero que las hacía era el ganador. Si decidías compartir esas cosas, había una alta posibilidad de que esa otra empresa terminase por hundirte para obtener todo tu trabajo. Aún esto persiste, pero ya siendo empresas más grandes y poderosas, pueden soportar bombardeos de ese estilo.

    Por otra parte, ¿Cómo puedes tener miedo de que te pase algo, cuando ya te está pasando?. Mira bien que es tu computador no-Mac corriendo OSX. ¿Adivinaste? Exacto, un clon. No el clon de antaño que necesitaba tener algunos componentes físicos para efectuar sus funciones, sino que el mismo concepto de clon que ahora suple casi todas las necesidades de hardware con un poco de software e ingeniería inversa. ¿Miedo a los clones? Los clones YA están aquí, y han hecho más bien que mal a la compañía, es más, desde la salida de los primeros “Hackintosh” las ventas de los Mac reales han aumentado, y a diferencia de lo que muchos hubiesen pensado, la mayor parte de l
    a gente no quiere tener problemas tratando de crear su clon Mac y simplemente prefieren la experiencia completa, es decir, hardware y software en perfecta armonía y listo para su uso: un Mac.

    ¿Será acaso que Microsoft le tiene miedo a Apple?, Todo parecería, según nosotros, apuntar hacia allá, no es tan descabellado pensar que Microsoft pusiera morlacos sobre la mesa para mantener su monopolio, un incentivo para Apple a no robarles su “gallina de los huevos de oro”, ya que como sabemos, Microsoft subsiste principalmente como plataforma, como desarrollador de software, y si un jugador con potencial compite de igual a igual con ellos con una plataforma de software que se pueda usar en cualquier computador IBM-compatible, eso no sería nada de bueno para ellos, y van a hacer lo necesario por impedirlo, aún cuando los métodos para hacerlo sea pagar a la competencia una buena cantidad por hacerse los locos y no seguir apretando el acelerador.

    Pero vamos, esto es solo una barata suposición conspiracional ¿O no?, ¿Qué creen ustedes?. Son bienvenidos a discutirlo en nuestro foro.